Y así es como una sola imagen puede cambiar tus estereotipos de belleza

Foto. Tookapic

Los estereotipos de belleza han cambiado a través de las décadas y las culturas; los medios de comunicación y ahora las redes sociales se han unido a este plan de poner etiquetas que no suelen hacer un bien a la humanidad.

Un estudio reciente de investigadores británicos y suizos (Cold Spring Harbor Laboratory) demostró cómo en muy poco tiempo, una sola imagen puede cambiar y definir los estereotipos de belleza que ya teníamos.

A modo de advertencia, debemos decir que todavía no ha sido publicado como algo totalitario, por lo que debemos guardar ciertas reservas con los resultados. Aún así, lo arrojado por la investigación resultó muy, pero muy interesante.

El cerebro es sugestionable

Nuestro cerebro es constantemente moldeado por lo que vemos y por todas esas experiencias que suceden a nuestro alrededor.

No es ninguna sorpresa que todo lo que percibimos se quede en nuestra cabecita por algún tiempo, pero esto que aprendimos y crecimos con ello puede cambiar.

Por ejemplo, cuando vemos en la televisión o en redes esas imágenes de chicas delgadas y fitness que promueven el ideal de cuerpo, nuestro cerebro recolecta esta información haciendo que se cambie la forma en la que percibimos los estándares de belleza y creando un impacto enorme al asociar estas imágenes.

Es decir, lo que tú creías que era bello, puede cambiar según dicten las normas visuales a las que te expongas.

Una mayor diversidad

Foto. Jesienna kampania

Sin embargo, en la actualidad hemos visto más aceptación a los diferentes tipos de cuerpo, color y formas, creando una imagen más amplia de aquello que ahora llamamos “body positive”.

Con el auge en las redes sociales, las nuevas generaciones han dado pauta a conocer imágenes más diversas, promoviendo la aceptación de todos los tipos de cuerpo, y en donde el canon de belleza es variable.

La influencia de los medios

Podemos darnos cuenta de la importancia e influencia que tienen los medios sobre nosotros, ayudándonos junto con nuestro cerebro a definir y aceptar imágenes que se catalogan como agradables y desagradables.

Pero, ¿qué sucede cuando una persona no ha experimentado esta influencia de los medios para definir su ideal de belleza? ¿Cambiaría su forma de percepción si es expuesta a estos?

El estudio titulado “The effect of the thin body ideal in a media-naive population” se basó en esas preguntas para averiguar cómo cambia la percepción de las personas respecto a los estándares de belleza.

Una imagen puede moldear los ideales de belleza

Con la anterior duda, los científicos del estudio quisieron descubrir cómo es que las personas que nunca han estado expuestas a conceptos de estándares de belleza, pueden cambiarlos con solo ver las imágenes de modelos delgadas (que comúnmente aparecen en los medios de comunicación).

Un poblado en la costa en Nicaragua, donde no hay electricidad y en donde no existe ninguna exposición a medios de comunicación, fue el lugar donde 80 voluntarios de ambos sexos, entre 16 y 70 años, fueron reclutados para describir su estereotipo de cuerpo ideal.

El grupo de personas se dividió. A una mitad se le mostró fotografías de mujeres delgadas modelando ropa; la otra parte vio a mujeres de talla más grande y se les pidió que seleccionaran a las más atractivas.

Después de 15 minutos, se les volvió a pedir que describieran su estereotipo de belleza. Aquellos que vieron las imágenes de mujeres delgadas crearon estereotipos más delgados de los que había hecho anteriormente.

Del otro lado, los que estuvieron expuestos a las imágenes de mujeres de talla grande, tuvieron el efecto contrario y describieron su ideal de belleza aumentado su tamaño corporal. Es decir, las personas se adaptaron al estereotipo al que anteriormente habían estado expuestas.

Y aunque el estudio está siendo revisado por otros científicos para su comprobación, las conclusiones que se han obtenido son de gran relevancia para otros investigadores del tema y para mostrar la importancia de la influencia de los contenidos mediáticos en la sociedad.

El impacto de los estereotipos de belleza

Hemos conocido sobre los impactos de los estereotipos de belleza desde hace tiempo, en donde se ha comprobado que una exposición breve sobre algún ideal es suficiente para demostrar un cambio en la percepción de las personas.

Ejemplo, en 1985 ¿Kim Kardashian y Kylie Jenner habrían sido consideradas un estándar de belleza como lo son ahora? De no ser así, miles de chicas en el mundo no estarían buscando parecerse a ellas con ayuda del maquillaje y hasta las cirugías.

La influencia de los medios, sumada a la de las redes sociales forman un papel muy importante en cómo una persona se puede sentir satisfecha o no con su propio cuerpo, creando problemas de idealización que en muchas ocasiones son exageradas.

El estudio concluyó que la exposición de los medios está efectivamente relacionado en cómo percibimos la idealización del cuerpo, como la delgadez, que llega a originar problemas sicológicos como baja autoestima o desórdenes alimenticios. Esto sucede en sociedades industrializadas y en las que no lo son, y afecta tanto a hombres como a mujeres.

Y pese a que los científicos del estudio aún no saben cuánto dura el efecto, es preocupante darnos cuenta de cómo continuamente estamos expuestos a estos ideales de belleza y que realmente no importa cuánto dure mientras sigamos siendo influenciados.

Otra conclusión explica que hace falta inculcar una mayor diversidad en la representación de los tipos de cuerpos, lo cual puede resultar muy útil para nuestra sociedad saturada de medios, para así seguir ampliando imágenes más positivas que probablemente se quedarán atascadas en nuestros cerebros por más tiempo.

También te puede interesar: