1 día en 6 fotos con Bere Hernández en Leksand, Suecia

Bere Hernández

Bere Hernández

¡Hoy inauguramos #1díaen6fotos! Una nueva sección en la que conocemos el mundo a través de la mirada de fotógrafas que han dejado su país de origen, para vivir nuevas experiencias y capturar nuevos enfoques. A través de sus imágenes conocemos cómo es su día a día, qué les inspira, cómo pasan las tardes y qué es lo que más extrañan de su país natal.

Nuestra primera invitada es Bere Hernández, fotógrafa, redactora, runner y maravilloso ser creativo, que hace año y medio se mudó de la Ciudad de México a Leksand, Suecia, para aprender cerámica, una disciplina que se ha convertido en su estilo de vida.

“Hace unos años empecé a tomar clases de cerámica por las noches para desconectarme de mi trabajo y desde la primera vez que toqué la arcilla, cursimente, me enamoré de ella. Mientras aprendía a tornear fantaseaba con volverme ceramista, tener mi taller y vivir de esto”, nos explica Bere, quien lleva 7 años trabajando como fotógrafa.

Pero ¿por qué Suecia? “Mi novio me mandó el link de la escuela en la que estudio actualmente, comencé a ver las fotos de las instalaciones y el plan de estudios, me emocioné y decidí aplicar. Uno de los requisitos era hablar sueco y yo hablaba muy poco, así que con un ‘chicle y pega’ mandé mi aplicación. Sorprendentemente me aceptaron y todo paso tan rápido que un día desperté en Suecia con todo y mis dos gatos siendo otra vez estudiante”.

¿Lo que más extraña de México? “¡Las tortillas! y claro, mis amigos y familia, no hay nada como bromear, llorar, y quejarte en tu idioma”.

Así es un día en 6 fotos con Bere Hernández en Leksand, Suecia:

6:00 am

De lunes a viernes empiezo mi día a las 6:00 am. Mi primera actividad es hacer 20 minutos de yoga para despertar y mantener mi mente en calma, luego, después de bañarme, preparo mi desayuno. A veces desayuno un batido de moras azules, espinaca, manzana, pepino, jengibre, chía, y proteína de chícharo. Otras, avena con moras licuadas con leche de avena, almendras, chía, pepitas de calabaza y un té matcha. Durante el desayuno siempre hojeo un libro o un revista para inspirarme.

8:30 am

Empieza mi día en el taller de cerámica. La primera mitad del día la dedico a la construcción de piezas, ya sea en el torno o manualmente. En las mañanas es cuando tengo más energía, así que aprovecho para experimentar y para aprender nuevas técnicas.

Bere Hernández

12:30 pm

A esta hora ya terminé de comer, aquí comemos a las 11:30 am, ¡súper temprano!. Ahora que estamos en invierno los días son muy cortos, en el peor momento del invierno amanece a las 9:00 am y anochece a las 3:00 pm. Son días muy difíciles, así que es necesario dar un paseo corto para aprovechar la luz y disfrutar del paisaje, el cual es espectacular. El taller está rodeado de bosque y un lago precioso.

Bere Hernández

2:30 pm

Es la hora de tomar un descanso y beber té o café, los suecos le llaman fika (no les digan pero están obsesionados con esto), nada puede interrumpir este momento. Aquí aprovecho para tomar té, hojear un libro, hacer bocetos, probar mis teteras o conversar con mis compañeros.

Bere Hernández
3:00 pm

Por lo regular las tardes las dedico a darle acabados a mis piezas. A veces lijo, retorneo, esmalto o si estoy inspirada me dedico a bocetar.

Bere Hernández
5:00 pm

Regreso a casa a preparar la cena y a terminar trabajos pendientes en la computadora. A veces tomo fotos en el estudio, edito o escribo. Cuando no tengo ningún trabajo me relajo y me pongo a ver series o videos sobre cerámica y si no hace mucho frío voy al gimnasio a correr.
Bere Hernández

Sigue a Bere Hernández en su cuenta de Instagram >> @bere_jh