Tras los pasos de Covergirl, ahora Maybelline New York anuncia su primer embajador masculino

Manny GutierrezDespués de que en octubre de 2016 Covergirl abriera el camino para los hombres en el mundo del maquillaje nombrando a James Charles su primer Coverboy, ahora es Maybelline New York la firma que apuesta por primera vez por un embajador masculino.

La marca dio a conocer que el YouTuber originario de San Diego, California, Manny Gutiérrez protagonizará una serie de videos para la campaña del rímel Colossal Big Shot Mascara junto a la experta en maquillaje Shayla Mitchell. “Me siento emocionado de poder trabajar con una marca global como Maybelline New York que reconoce la influencia y talento de los hombres y se atreve a ponerlos en el punto de mira”, explicó Manny en un comunicado.

Para quienes no conozcan a Manny, su fascinación por el maquillaje comenzó desde niño, pero fue hasta su adolescencia –y después de abandonar la carrera de medicina– que se animó a probar suerte trabajando para tiendas como Sephora y MAC: “De pequeño observaba a mi mamá arreglarse para el trabajo y yo sólo me sentaba ahí durante horas viendo cómo se transformaba. Sin embargo, no fue hasta mucho después que realmente comencé a experimentar yo mismo con el maquillaje”, explicó en una entrevista para Teen Vogue.

Start the new year off like a boss. Secret project revealed! Watch @mannymua733 + @makeupshayla star in the new #bigshotmascara campaign. No one in this campaign is wearing ANY fake lashes or inserts, just #bigshotmascara! Available now in the US. When should we drop part II? ✨

Un vídeo publicado por Maybelline New York (@maybelline) el

En su cuenta de Instagram Manny tiene más de 3k seguidores y sus videos en YouTube fácilmente superan las millones de reproducciones, por lo que no es extraño que Maybelline lo haya elegido para conectar con su audiencia, la cual en gran parte incluye a otros chicos que, como él, son apasionados del maquillaje.

Seguramente esta tendencia se repetirá a lo largo de 2017 con más marcas sumándose al bando de los chicos, quienes han demostrado que también merecen un lugar en una industria que durante años ha sido tradicionalmente femenina.