Breve historia sobre el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Eliminación de la Violencia

Foto. Henri Meilhac

El 25 de noviembre es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. En esta fecha en todas partes del mundo se realizan movilizaciones bajo diferentes consignas, colores y distintivos, pero todas comparten una misma raíz: poner un alto a todo tipo de violencia que fomenta y perpetúa la falta de reconocimiento a la mujer.

La violencia contra las mujeres y niñas

Lo que no se nombra no existe, por eso es importante reconocer que la violencia contra las mujeres y niñas es una inminente violación contra los derechos humanos.

Parecería bastante obvio que toda violencia es un agravio a los derechos humanos, pero el problema es que la violencia contra mujeres y niñas se encuentra tan generalizada y normalizada, que pasa desapercibida. 

«La violencia contra la mujer constituye una manifestación de relaciones de poder históricamente desiguales entre el hombre y la mujer, que han conducido a la dominación de la mujer y a la discriminación en su contra por parte del hombre e impedido el adelanto pleno de la mujer, y que la violencia contra la mujer es uno de los mecanismos sociales fundamentales por los que se fuerza a la mujer a una situación de subordinación respecto del hombre».
– Acta de la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer, Asamblea General de la ONU.

Un día para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Ante tal situación, en 1999 la Organización de las Naciones Unidas declaró la urgente necesidad de luchar por el reconocimiento universal de los derechos y principios relativos a la igualdad, seguridad, libertad, integridad y dignidad de las mujeres. Porque nada justifica la violencia; ni la cultura, ni la historia o las costumbres.

giphy-9

¿Por qué el 25 de noviembre?

El 25 de noviembre fue la fecha seleccionada en conmemoración del asesinato de tres hermanas de República Dominicana: Minerva, Patria y Maria Teresa Mirabal, conocidas como «Las Mariposas».

Militantes de la lucha contra el régimen del presidente Rafael Leónidas Trujillo (1930-1961), fueron incansables y valientes hasta el final de sus días, a pesar de haber perdido toda su fortuna a manos del gobierno, ser encarceladas, torturadas y violadas en varias ocasiones y tener que esconder a sus hijos y familiares.

El 25 de noviembre de 1960 se realizó el feminicido. La policía secreta dominicana interceptó el automóvil en el que se viajaban las hermanas. Las asesinaron a golpes para luego ser  lanzadas dentro del vehículo por un precipicio. En la radio se escuchaba la triste noticia de que las hermanas Mirabal habían sufrido un fatal accidente automovilístico.

(Recomendación para el fin de semana: Existe una muy bella película sobre las hermanas Mirabal titulada «En el tiempo de las mariposas», basado en el libro de la autora Julia Álvarez).

«Si me matan, sacaré los brazos de la tumba y seré más fuerte»

La frase de Minerva Mirabal sigue vigente. La lucha en contra de la violencia contras las mujeres ha tomado mucha más fuerza en los últimos años, pero aún queda tanto por hacer.

La violencia de género se encuentra bajo la calificación de pandemia en América Latina, donde según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), cada día mueren al menos 12 latinoamericanas y caribeñas por razones de género.

Estudios internacionales de la ONU afirman que 1 de cada 3 mujeres del mundo sufre violencia durante su vida, y al menos 70% de las mujeres en cada país han padecido algún tipo de violencia física o sexual.

¡Hagamos ruido!

La lucha está en todas partes, en el aquí y ahora. No permitamos más violencia, acoso o discriminación en nuestro entorno, en las calles, nuestro trabajo, en nuestras salidas con amigas y amigos, con nuestra familia.

Reflexionemos, tomemos conciencia de nuestro propio comportamiento, saquemos el tema a la mesa, nombremos lo que no se ha nombrado.