El chisme de los Takis azules y por qué amamos enchilarnos

Compartir

Amistades es momento de hablar sobre algo muy importante en nuestras vidas: la botana. Si creciste en un entorno mexicano sabrás que la hora de la botanita es sagrada. El sentir el crunch de una buena papita o el picor de una fruta con chile es un manjar. Por eso cuando nos enteramos del revuelo que causó la llegada de los Takis azules a México decidimos investigar.

¿Qué pasó con los Takis azules?

Cuenta la leyenda que los Takis azules, que en realidad se llaman Takis Blue Heat, se vendían en México hace algún tiempo, pero de pronto desaparecieron y sólo podías conseguirlos en Estados Unidos, entonces la banda mexa se los traía de contrabando cuando viajaba (sí nos representa).

Peeeero, la cosa se pone mejor porque en días recientes apareció un contenedor azul de Takis en medio de la nada en algún lugar de México. Obviamente la gente empezó a hacer sus teorías en redes sociales.

Lo que sabemos hasta ahora es que los Takis Blue Heat, como su nombre lo dice, son azules, con la tradicional forma de taquito y picosos (nos urge tener los deditos y la lengua azul) y que la gran revelación del contenedor será el próximo domingo 5 de marzo a las 8:00pm a través de la página oficial de Facebook de Takis.

Honestamente esperamos que este unboxing intenso esté lleno de sorpresas: ¿Aliens? ¿Un concierto? ¿La paz mundial? O bueno, al menos Takis azules para enchilarnos sabroso con nuestras amix de confianza.

Ok y a todo esto, ¿por qué nos encanta enchilarnos?

Ahhhh, por supuesta que hay una explicación 100tifikáh para eso. Además de que enchilarnos nos ayuda a sentir que estamos con vida, la capsaicina –que es el componente que produce el picor– estimula ciertas áreas de nuestro cerebro asociadas al dolor y entonces el cuerpo se pone a producir adrenalina y liberar endorfinas para compensar nuestro delicioso sufrimiento. El clásico “pica rico”.

Además también existen razones culturales por las que nos gusta enchilarnos. En el caso de México, el picante forma parte de nuestra dieta cotidiana y puede estar asociado a recuerdos, emociones, recetas heredadas y la gastronomía que tanto nos gusta.

Ahora que ya sabes todo el chisme ponte un recordatorio el próximo 5 de marzo para ver la revelación del contenedor de Takis azules y que luego podamos comentarlo en grupos de 3.

¡Feliz enchilamiento, bb!

Compartir

Recomendado

Recomendado

Así se vivió la marcha del Orgullo 2024 en CDMX

Como cada año, la Ciudad de México se llenó...

El genocidio se disfraza de arcoiris: así es como las fuerzas armadas instrumentalizan el lenguaje de derechos

Por: María Fernanda Ramos Araujo, IntersectaEn colaboración con Intersecta En...