PUBLICIDAD

¿Te propusiste ahorrar en 2022? 5 consejos para finanzas personales sanas

Recomendado

10 puntos para entender por qué demonios nunca alcanza el sueldo

“No gano lo suficiente”, “tengo muchos gastos”, “surgieron imprevistos”,...

Guía para salir de deudas sin un rasguño… es por tu bien

Cualquiera puede meterse en problemas económicos, pero no cualquiera...

Compartir

PUBLICIDAD

Tener finanzas personales sanas no es sencillo, amix, menos en este sistema capitalista y desigual. Aunque hay cosas que salen de nuestro control, podemos dar algunos pasitos para mejorar nuestra relación con el dinero, acá van unos consejos.

En la escuela rara vez nos enseñan cómo administrar nuestro dinero, qué hacer con nuestro primer sueldo, cómo ahorrar, invertir y usar responsablemente una tarjeta de crédito: conocimientos esenciales para tener finanzas personales sanas en este mundo capitalista.

Y la pandemia nos enseñó a la mala sobre la importancia de tener ahorritos para imprevistos. Y es que, aunque quisiéramos vivir en un mundo más igualitario, en el que el acceso a la salud y el bienestar estuviera garantizado para todas, todos y todes, la realidad es que no es así.

Sin embargo, hay cosas que podemos aprender para mejorar nuestra relación con el dinero. Tranqui, no necesitas ser graduadx de finanzas ni ganar muchísimo para comenzar a cuidar de tus ingresos, basta con comenzar a ponerles orden.

Guía para salir de deudas sin un rasguño… es por tu bien

PUBLICIDAD

Por eso, junto con Adri, asesora financiera y creadora de @ahorrobonito, y Liliana Olivares, fundadora de Adulting, preparamos esta guía para que 2022 sea el año en el que, con calmita, a tu ritmo y posibilidades, comiences a tener finanzas personales sanas.

La importancia hablar de finanzas personales sanas: el objetivo no es el dinero en sí

Hablar de finanzas personales sanas no se trata solo de dinero, sino de tranquilidad y bienestar.

«Tener finanzas sanas y en orden mejora nuestra calidad de vida, nos permite lograr nuestras metas. Puede ser que al tener un relajito financiero se nos nuble la cabeza y tengamos estrés», dice en entrevista Adri.

Piensa en el dinero no como un fin en sí mismo sino como la vía para lograr algunas de tus metas personales. Desde aprender a bailar hasta hacer el viaje de tus sueños o estudiar una maestría… lo que sea que te haga feliz.

«Mantener orden en las finanzas, dícese tu presupuesto, es el esqueleto de todo tu dinero, y el dinero es la herramienta una de las herramientas más poderosas que tenemos para lograr nuestras metas». agrega Liliana Olivares integrante de Adulting (@adultingmx).

1. Cómo comenzar: diseña tu rutina financiera

Tener una rutina financiera es igual de importante que tener una de skincare, de chequeos de salud o de ejercicio para activar el cuerpo, ya que ésta te permite tener una visión clara de tus números, metas y mucho más, dice Ari.

PUBLICIDAD

Y con rutina financiera nos referimos a destinar un tiempo a la semana, quincena o al mes para revisar a detalle tus finanzas. Revisar nuestros estados de cuenta, nómina, pagos pendientes, entre otros.

Hacer un presupuesto, más abajo hablamos más a detalle de esto, es la parte más importante de tu rutina financiera, pues te permite conocer con claridad tus ingresos y en qué estás destinando tu dinero, así como tus hábitos de vida y gastos.

Hacerla divertida es una buena opción para no olvidarla. Ponle color, usa música que te guste al hacerlo y, de preferencia, hazla en un momento de paz, el caso no es estresarte. Por último, marca un día y una hora en específico para hacerlo, así evitas olvidarlo.

2. Realiza un presupuesto

Tener un presupuesto de gastos e ingresos es la clave para iniciar el camino hacia el orden. Es importante, dice Liliana, que este presupuesto esté por escrito, no solo en la mente. Y lo ideal es hacerlo trimestralmente.

Los datos que debes tener en cuenta a la hora de hacer tu presupuesto son estos:

  • Ingresos, los que llegan a tu cuenta de manera mensual y sin impuestos.
  • Gastos fijos, esos que tienes que hacer obligatoriamente mensualmente (renta, despensa, luz, agua, internet, entre otros)
  • Gastos variables, aquí entrarán tus gustitos que se dan de vez en cuando (cine, comidas, plantitas, ropa).
  • Gastos hormiga, gastos que son muy pequeños y pueden pasar desapercibidos. (el cafecito).
PUBLICIDAD

Un presupuesto saludable, de acuerdo con Ari, debería ser algo así: la regla 50-30-20, la cual nos dice que lo ideal es destinar el 50% de los ingresos a cubrir gastos fijos, el 30% a cubrir los gastos variables y 20% para ahorro.

Ejemplo de presupuesto.

Ahora, teniendo estos gastos claros debes ordenarlos y desglosarlos por áreas de nuestra vida, por ejemplo: cuidado personal, hogar, mascotas, comida, transporte, gimnasio, entre otros. Entre más detallado esté tu presupuesto, mejor.

Teniendo claro cuales son tus gastos, hasta el más mínimo, súmale y réstalos a tus ingresos. Si el resultado es positivo es que vas por buen camino, dice Adri, pero si es negativo, es momento de ajustar algunas cuentas porque significa que estás gastando más de lo que ganas.

Al tener el presupuesto, es importante contar con herramientas que te ayuden a llevarlo a cabo. Hay quienes separan el dinero destinado para cada cosa en sobres o incluso alguna aplicaciones de bancos permiten separar el dinero.

3. Apégate a tu presupuesto

Ya que tienes bien clarito tu presupuesto, es necesario que te apegues a él. Y tratar de no gastar más de lo que tienes considerado para cada rubro. Quizá al principio sea difícil pero es cuestión de disciplina.

¿Cómo hacer que rinda más el sueldo? El consejo que tu adulto responsable pidió

Haz tus compras conscientes y, sobre todo, presupuestadas y planeadas. Hacerte la pregunta «¿lo quiero o lo necesito?» antes de cualquier compra te puede evitar hacer compras que quizá son más por impulso y que te alejan de tu presupuesto.

Otra cosa muy importante es revisar tu presupuesto dos veces al mes o cada vez que recibas tus ingresos. Hacerlo te ayudará a continuar tal y cómo lo creaste, Ahora, nada es fijo, tu presupuesto puede cambiar, lo importante es que tengas claridad absoluta de cuánto ganas, cuánto gastas y en qué.

Parece obvio pero, salvo que sea un gasto imprevisto, si quieres gastar también necesitas que tus ingresos se incrementen.

4. ¿Debo invertir?

Comúnmente creemos que invertir es algo que solo se puede hacer si se tiene montonal de dinero, pero no es así. De hecho, lo ideal es que comiences a invertir (y ahorrar) desde que tengas tu primer sueldo.

Invertir no debería ser opcional. ¿Sabías que tener tu dinero inmóvil y sin invertir puede generar una pérdida de hasta el 7%?, de acuerdo con Liliana. Así que pensar en inversiones es igual de importante que tener tu presupuesto claro.

Antes de invertir en cualquier cosa, Adri nos dice que es importante saber lo siguiente:

  • No inviertas en algo que no conoces, la información es tu mejor amiga.
  • No inviertas el dinero que necesitas para vivir. Las inversiones traen un riesgo, arriesga una cantidad que, si pierdes, no te afecte tanto.
  • Conoce tu perfil de inversión.
  • No creas en los rendimientos de la noche a la mañana, puedes caer en una estafa.
  • No lo hagas sola, de preferencia apóyate de una asesora o asesor financiero.
  • Infórmate. En la página de la Condusef, por ejemplo, puedes encontrar información sobre inversiones, qué instituciones están reguladas, comisiones, rendimientos e incluso simuladores de ahorro.

Por otro parte, Liliana recomienda tomar cursos o alguna asesoría personalizada acerca de cómo comenzar a invertir, para conocer más de tu perfil y no fallar.

5. Dónde debo invertir

Invertir es algo muy personal, por lo tanto, decir o recomendar en dónde debes invertir no sería del todo adecuado porque depende mucho de tu información personal, ingresos, dónde vives, qué te gusta, entre otros.

La mejor forma de saber dónde invertir es informarte, ya sea por medio de asesorxs financieros o tomando workshops en donde te enseñen a conocer tu perfil para saber qué es lo mejor para ti.

Pero hay algo que es importante decir: las inversiones son para todos y que hay instrumentos de todo tipo para hacerlo; y aunque la mayoría de las inversiones solicitan un mínimo de $100, Adri nos recomienda que proyectemos por qué queremos invertir, y a cuánto queremos llegar para así saber cuánto queremos invertir.

Mantener en orden tus finanzas puede ser algo pesado si es la primera vez que lo haces, pero no te asustes, que hay muchas maneras de que solicites ayuda o aprendas a hacerlo. Por ejemplo, Adulting organiza, el próximo 22 y 23 de enero su Workshop 2022: Pon tus finanzas al 100.

Y Adri en conjunto de Mujeres Incendiarias estará realizando el próximo 29 y 5 de enero su taller Ahorro bonito: Creando mi bienestar financiero.

Compartir