Platicamos con dos mamás para por fin entender qué onda con los gender reveals

Seguro has notado la tendencia de los gender reveals o revelaciones de sexo de bebés. Te contamos los pros, los contras, las críticas y toooodo para entender mejor esta tradición súper reciente.

gender reveal

Las fiestas para revelar el género de los bebés o gender reveals, han llenado nuestras redes de fotos y videos en los que de muuuchas maneras diferentes, los futuros padres comparten si su hije será niño o niña. 

Con esto también han surgido muchas discusiones, memes y pláticas en cuanto a qué tan cool está el poner tanto énfasis a los genitales de las futuras bendiciones. Porque sí, ni siquiera deberían de llamarse gender reveals: lo que realmente se está revelando es su sexo y desde ahí ya tenemos mucho de que hablar.

En el equipo de Malvestida decidimos platicar con dos mujeres que son mamás para entenderle un poco más a este tema.. Una sí hizo un gender reveal y otra decidió no hacerlo.

Creemos que es importante escuchar las dos partes, además de que teníamos muchas dudas genuinas en torno a toda esta tendencia. 

¿Por qué hacer un gender reveal?

No hace mucho que las personas decidieron empezar a compartir de forma creativa si su bebé será niño o niña. Antes, los papás se enteraban incluso hasta el parto.

Jenna Karvunidis, una blogger estadounidense, dice ser quien inventó esta tendencia. En 2008, compartió la foto de un pastel con relleno rosa para anunciar que tendría una bebé; escribió sobre eso, se volvió viral y el resto es historia. 

Ana, psicóloga y mamá de dos niñas, nos contó que ella hizo un gender reveal porque le pareció una tendencia divertida: “se me hizo muy padre compartir este momento con familia y gente muy cercana”.

Por otra parte, Regina Carrillo, psicoterapeuta, feminista y también mamá de dos niñas, nos compartió que aunque concuerda en que como sociedad nos encanta hacer ritos para compartir sucesos importantes como lo es la llegada de un bebé, y eso le parece muy lindo, no le late tanto que esto sea alrededor de los genitales que aparecieron en la ecografía:

“En especial desde la reproducción de patrones tan rígidos y que incluso, ya se sentían hasta cierto punto superados (como por ejemplo, asignar el color azul si tiene pene o rosa si tiene vulva).”

¿Qué realmente se celebra en un gender reveal?

Como dice Regina, los gender reveal en realidad solo son la punta del iceberg: no son EL problema, sino una de las consecuencias de enmarcar la realidad a partir del género y concepciones tan rígidas.

La mayoría de las personas somos socializadas para identificarnos con uno u otro según nuestros genitales (obvio nos limitan a dos opciones), y nos enseñan a actuar según esta idea de género. Nuestros gestos, ropa, gustos, si debemos tener vello corporal, si debemos maquillarnos etc. 

“El gender reveal es solo la inauguración de una serie de expectativas y retroalimentaciones que el ser humano va a enfrentar a lo largo de su vida. De forma aislada me parece que es algo inofensivo y hasta divertido, pero no podemos ignorar que es parte de un sistema que impone reglas rígidas y violentas sobre las personas, sobre todo con aquellas que no cumplen sus estándares. Obviamente este sistema no es amable con las expresiones e identidades disidentes.” nos explicó Regina. 

De cualquier manera, si alguien decide hacer uno es porque algo significa para esa persona más allá de lo que acabamos de mencionar, pero ¿qué que realmente celebra alguien que ya hizo uno?

Lo que nos contó Ana es que ella celebró “La emoción literal de saber si es niña o niño y lo que viene para mí. De cualquier forma es una bendición, entonces siento que es una noticia muy muy importante porque estás hablando de alguien que se va a volver parte de tu familia.”

Foto de Moose Photos en Pexels

Cuándo quieres niña y sale niño

Ok, de algo de lo que no se habla es sobre qué pasa si de verdaaaad querías un niño y te enteras, enfrente de muchas personas, que es niña ( o al revés). Aunque a Ana no le pasó, le preguntamos si tenía eso contemplado.

“Sí he pensado que igual si sale lo que no esperabas puede ser un momento de emociones mezcladas. Por ejemplo, la segunda vez siento que mi esposo sí esperaba un poco más tener un niño, entonces puede ser algo complicado. Yo la verdad estaba súper feliz de tener otra niña. En mi experiencia era wooow tener cualquiera de los dos.”

Y sí, esto puede ser complicado. Incluso la “creadora” de la tendencia ha expresado que los gender reveals se han vuelto problemáticos porque terminaron mandando un mensaje equivocado. “¿A quién le importa el género del bebé?”, publicó en su Facebook junto con una foto de su su hija vestida con un traje y agregando que “ Plot twist: la bebé de la primera fiesta de gender reveal es niña y le gusta usar trajes”

Por otro lado, Regina nos contó que aunque es crítica con el sistema de género, no la hace inmune a él y que reconoce que de muchas maneras está/estamos inmersos dentro del mismo. “Tengo dos hijas, una de cuatro años y una de cuatro meses. De ambas supimos que tenían vulva en una ecografía en alguna de las citas de rutina con el ginecólogo. Nuestra mayor preocupación a partir de esta información, era y es criarlas en la libertad, la información, la seguridad para cuestionar y hacer preguntas, así como conocer y conocerse sin la culpa de por medio. Procurar y construir un entorno que les cuide y no les limite ni violente.”

Los gender reveals y el medio ambiente

Otro tema que hay que hablar cuanto hablamos de esta nueva tradición es su impacto ambiental. Hemos visto que en los últimos años, mientras más show hagas en esta celebración mejor. Globos, carteles, confeti e incluso fuegos artificiales. 

Creo que estamos de acuerdo en que te gusten o no las revelaciones de género, estas pueden empezar a hacer más ecológicas. ¿Por qué no hacer un pastel y no algo que provoque un incendio masivo? 

Sí, leíste bien. Una de las mayores consecuencias que ha habido por este tipo de eventos es un incendio que ocurrió en California en 2020. Los papás decidieron revelar el sexo de su bebé utilizando pirotecnia. Esto no salió muy bien que digamos y provocó el incendio de miles de hectáreas en Los Ángeles

Así que sí amigues, si están pensando hacer un gender reveal, lo mejor es que piensen en la forma menos contaminante y peligrosa para hacerlo.

Celebremos sin encasillar

Lo cierto es que como nos dimos cuenta con estas pláticas, cada cabeza es un mundo y mientras para una personas un gender reveal es genuinamente una celebración de lo emocionante que es tener un bebé, para otras puede ser una tendencia que replica y refuerza los estereotipos de género.

No podemos negar que la llegada de un bebé es algo súper emocionante, y cómo nos comentó Regina, hay formas de celebrarlo que no impliquen el género. “Creo que es un evento que se hace para compartir la alegría y la emoción de la llegada de una nueva persona a la familia con gente que amamos, para mí ese nacimiento ya es pretexto suficiente para celebrar, yo invitaría a preguntarnos si es necesario centrarlo en los genitales de bebé.”

 Cada vez más personas están conscientes de que la sexualidad y el género no son algo fijo, que son fluidos y que puede que aunque en el gender reveal digan que su bebé «es niño», en unos años se den cuenta que en realidad es una niña.