Cómo te afectan las nuevas políticas de WhatsApp

Te contamos cuáles son las nuevas políticas de WhatsApp, por qué han recibido críticas y qué otras apps para chatear existen, en caso de que quieras cambiar.

políticas de Whatsapp
Foto. McKinsey en Rawpixel

Desde juntas de trabajo hasta grupos para intercambiar memes, pasando con chats con negocios o hasta nudes… la verdad es que usamos WhatsApp para tooodo. 

Esta app es súper práctica porque más de 2 billones de personas en el mundo la usamos (o sea que es muy probable que la persona con la que queremos hablar la use) y también porque, en México, los megas para utilizarla suelen estar incluidos en las modalidades de prepago.

Sin embargo, también recibe varias críticas. Por ejemplo, por las nuevas políticas que lanzó esta semana. Como WhatsApp es parte de la familia Facebook desde hace unos años, estos cambios tienen como objetivo integrar sus servicios con los de otras apps de la empresa.

GIF by Originals - Find & Share on GIPHY

¿Cuáles son las nuevas políticas de WhatsApp?

Si deseas continuar usando la aplicación, tienes que aceptar estas nuevas políticas antes del 8 de febrero de 2021 o de lo contrario eliminar tu cuenta (no basta con eliminar la app).

Como son muchísimas palabras escritas en un lenguaje complicado, es probable que la mayoría de los usuarios las acepten sin ver, pero aquí te contamos qué es lo que ha generado críticas.

Comparte tu info con otras apps de Facebook 

Básicamente, los datos que WhatsApp recopila no cambian, según explica The Next Web, sino qué hace con ellos. Ahora tu número de teléfono, nombre y foto de perfil, mensaje de estatus, patrones de uso, modelo de celular, etc. serán compartidos con otras marcas de la empresa, como Facebook e Instagram:

“Como parte de la familia Facebook, WhatsApp recibe y comparte información con otras empresas de la familia. Podemos usar los datos que recibimos de ellas y ellas pueden usar los datos que nosotros compartimos, para ayudar a operar, proveer, mejorar, entender, personalizar, apoyar y comercializar nuestros servicios y sus ofertas”, dice la política nueva

Esto significa que los datos que recabe la compañía pueden servir para que las otras aplicaciones te ofrezcan recomendaciones, anuncios, etc. 

Y también con terceras partes…

Además, para que WhatsApp Business continúe creciendo, ahora es compatible con otros servicios (por ejemplo, apps de servicio a cliente), por lo que estas terceras partes podrán incluso leer tus conversaciones.

Text Relationship GIF by Jacqueline Jing Lin - Find & Share on GIPHY

¿Qué tiene de malo?

Los medios especializados en tecnología y seguridad digital que han cubierto la nota, como Ars Technica, critican la falta de transparencia y la longitud de la nueva política de Whatsapp, lo que hace difícil que las personas que usan la app realmente entiendan a qué están accediendo.

The Next Web también recalca que WhatsApp recaba más datos que otras aplicaciones y que, aunque el uso diario no cambiará mucho, es posible que veamos más cambios a largo plazo. 

Por su parte, la organización Social Tic explica que, aunque la política dice que no veremos publicidad dentro de nuestras conversaciones de WhatsApp, no explica cómo SÍ se usarán estos datos para anuncios. 

Alternativas a Whatsapp

Si quieres mudarte a otra app para chatear, ya sea para eliminar WhatsApp o solo para diversificar por dónde envías tus mensajes más confidenciales.

Telegram

Esta app cada vez tiene más usuarios y tiene muchísimos más usos que WhatsApp. Puedes enviar archivos súper pesados (de hasta 1.5 G) y permite crear grupos de hasta 100 mil personas (imagínate todas esas notificaciones).

Ah, y tiene la opción de hacer «chats secretos», en los que los mensajes no se pueden reenviar y se eliminan después de un tiempo, entre otras cosas.

Signal

Signal es la app de chateo favorita de las personas obsesionadas con la privacidad digital. Entre otras cosas, te avisa cuando alguien hace capturas de pantalla, no guarda tus mensajes en sus servidores y usa encriptado de ambos lados (o sea, nadie más que tú y la persona con la que hablas puede leer el mensaje).

Así que ya sabes, es importante leer las letras chiquitas y saber qué aceptamos cuando le decimos que sí a nuevas políticas.