Sin pánico: lo que significa la emergencia internacional por el coronavirus

Te contamos lo que necesitas saber sobre la decisión de la OMS de declarar emergencia internacional por el coronavirus.

coronavirus
Foto. Rawpixel

A estas alturas, seguro ya sabes que el coronavirus no está relacionado con ninguna marca de cerveza, sino que es una enfermedad viral.

Existen varios tipos de coronavirus y no todos son peligrosos. Este en especial tiene su origen en animales y se generó en un mercado de Wuhan, una ciudad del país asiático. Por eso su nombre es “nuevo coronavirus” o nCoV.

Desde el 30 de diciembre de 2019 hasta el 28 de febrero de 2020 se han registrado más de 83.000 casos. Por un tiempo estuvo restringido a China, pero ya llegó a otros 55 países de Asia, Europa y América (Estados Unidos, Canadá, Brasil y ahora México).

Sí, este 28 de febrero ya se confirmó el primer caso de Coronavirus en el país. Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, anunció el contagio de un hombre de 35 años en Ciudad de México. También se está monitoreando un segundo caso sospechoso en Sinaloa.

Dado que la enfermedad se extendió tan rápido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró este 30 de enero una emergencia internacional.

¿Qué es una emergencia internacional para la OMS?

De acuerdo con El País, la primera vez que se declaró la emergencia fue para la gripe A en 2009.

Es importante saber que esta declaración no significa que el mundo se va a acabar o que ya estamos en una peli de ciencia ficción. Lo que sí, es que se trata de una respuesta coordinada de forma global para prevenir y tratar la enfermedad.

Esto para que los países a los que todavía no ha llegado el virus, estén listos para actuar de forma rápida y efectiva en caso de que se presente, además de que se activan mecanismos de soporte para naciones con sistemas de salud deficientes.

Finalmente, un protocolo así permite tener pasos a seguir claros, creados por una autoridad reputada, lo que a su vez ayuda a evitar reacciones exageradas como el cierre de fronteras.

Si quieres tener la información más actualizada, te recomendamos seguir este mapa que creó la universidad Johns Hopkins, en el que se puede ver en tiempo real cómo ha avanzado el virus.

El coronavirus y el racismo

En medio de la crisis, se han creado muchas noticias falsas, como que el virus puede llegar en paquetes de tiendas chinas como Shein. También ha generado una actitud racista antes personas chinas o de otros países de Asia.

En Francia, algunos periódicos reaccionaron a los cuatro casos confirmados con titulares discriminatorios como “alerta amarilla”, por lo que se creó el hashtag #JeNeSuisPasUnVirus o “Yo no soy un virus”, que le recuerda a la sociedad que estos prejuicios están causando un clima de desinformación y racismo.

Los principales síntomas que debes identificar

Ya que sabemos que hay un caso de Coronavirus en el país, más allá de crear una histeria colectiva, debes estar alerta tanto a las medidas de prevención e higiene que debes de tener, así como a los síntomas.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los síntomas más comunes de la COVID-19 son fiebre, cansancio y tos seca.

Algunos personas pueden presentar dolores, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta o diarrea. Estos síntomas suelen ser leves y aparecen de forma gradual.  Si esto se agrava, puede generar fiebre alta, neumonía e insuficiencia respiratoria aguda.

Estos síntomas podrían aparecer de 1 a 12 días después de la exposición del virus. Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas como hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave.

Las personas que tengan fiebre, tos y dificultad para respirar deben buscar atención médica. Y lo más importante: no automedicarse.

La realidad de los riesgos de contagio

Aún con la alerta internacional, las personas que están en riesgo de contagio son quienes hayan viajado a la región de Wuhan o hayan tenido contacto cercano con alguien infectado.

Para evitar un contagio, tanto de este virus como de otros, es importante lavarse las manos con frecuencia, estornudar usando el ángulo interno del brazo y desinfectar las superficies de trabajo.

Así que hay que mantener la calma y sobre todo informarnos en medios serios para tener datos verificados. Para saber lo último de la OMS, puedes hacer clic aquí.

Entre los mitos que la OMS nos pide no creer están: que el virus se transmite por paquetes enviados desde China, que nuestras mascotas domésticas nos lo pueden contagiar y que solo las personas mayores lo contraen (todas las personas lo pueden contraer, pero quienes son mayores o tienen enfermedades previas sí se enferman con mayor gravedad).

Sobre las supuestas curas del coronavirus, la organización advierte que no es cierto que comer ajo, untarnos aceite, hacer gárgaras o usar soluciones salinas evite un contagio. Tampoco es efectiva la vacuna contra la neumonía.

Esta nota fue actualizada el 28 de febrero de 2020.