Probé un brasier minimizador y ahora no necesito ningún otro

Si quieres aparentar un busto menor al que tienes o buscas que la ropa te arme diferente, un brasier minimizador es una opción práctica y súper cómoda.

brasier minimizador
Foto. Julian Dutton

Tener tetas grandes es todo un tema, amigues. A veces las amas, a veces las odias, pero todo mejora considerablemente cuando encuentras brasieres que te hacen la carga –literalmente– menos pesada.

Como una mujer que fluctúa entre las copas D y DD (y que a veces quisiera ser copa A), uno de mis secretos favoritos es tener un brasier minimizador.

¡¿KHÁ, eso existe?!

Sí, y es hermoso.

Como su nombre lo dice, un brasier minimizador ayuda a que la apariencia de tu pecho/bubis/senos –o como quieras llamarle– sea menos contundente y que ciertas prendas se ajusten mejor a tu silueta (adiós a eso de ponerte un alfiler con las blusas de botones).

A diferencia de un brasier convencional que tiene copas rígidas para impulsar tus senos hacia arriba y al frente, uno minimizador está hecho con tela suave y varillas más amplias que permiten que tus bubis se expandan a sus anchas en vez de estar todas apretujadas como sandías en el mercado. ¡Libertaaaaaaad!

Los beneficios de un brasier minimizador

No todas las mujeres con senos grandes quieren disimularlos, pero para las que sí buscamos esta opción –por la razón que sea– es reconfortante saber que existe este tipo de ropa interior.

De acuerdo con la tienda especializada Linda’s, un brasier minimizador puede ayudarte a reducir visualmente hasta 5 centímetros de busto, que puede no parecer mucho, pero sí hace la diferencia.

Personalmente, prefiero ponerme un brasier minimizador cuando uso blusas con botones al frente o con cuello de tortuga, porque me ayuda a verme menos protuberante y sentirme más cómoda, especialmente en esos días en los que no quiero recibir miradas o sentirme como un costal de papas.

Cómo elegir tu bra minimizador

Hay muchos tipos de bra minimizador, con diseños que van de lo simple hasta lo más barroco (encaje, florecitas, animal print y toda la cosa). Se trata de encontrar el que vaya mejor con tu estilo en la talla que usas normalmente, ya que no es necesario irse un número arriba o abajo como en otros modelos.

El que yo tengo es el modelo Lilyette de la marca Bali (que se promociona como la marca número 1 de bras minimizadores de Estados Unidos) y me encanta porque la tela es súper suavecita, aunque al no tener copa a veces se pueden marcar los pezones. Si esto te incomoda puedes optar por uno con una tela más gruesa.

Ahora que ya tienes toda la info de primera mano anímate a probar un brasier minimizador y ver cómo te hace sentir. Para mí marcó un antes y un después, y mis bubis lo agradecen.