Anécdotas (del terror) que ocurrieron en el Día Internacional de la Mujer

anecdotas Día Internacional de la Mujer

Foto. Cortney White

El 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer, una fecha que busca alzar la voz ante las injusticias, la desigualdad, la violencia, la opresión, los micro y macromachismos del día a día.

Esta efeméride internacional fue establecida por la ONU en 1975 y recuerda la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad en la sociedad. Su origen tiene varias vertientes. Una fue el 28 de febrero de 1909 en Nueva York, cuando un grupo de mujeres socialistas protestaron por los derechos de las trabajadoras de una fábrica textil. A este evento se le conoció como “la gran revuelta”.

Luego, en 1910, se celebró la Conferencia de la Internacional Socialista en Copenhague, donde se decidió establecer un día al año para apoyar las reclamaciones de igualdad de derechos de las mujeres en todo el mundo. Así, en 1911 fue el primer año en celebrarse: se hizo el 19 de marzo y tuvo especial repercusión en Dinamarca, Alemania, Austria-Hungría y Suiza. El día se fijó al 8 de marzo luego de que en Rusia, activistas mujeres —que protestaron por la caída del zarismo— exigieran su derecho al voto.

Ahora que ya sabes el origen de esta fecha y que ya te presentamos la guía en la que te puedes basar para no regalarla en este día (tanto si eres mujer como si no), hoy te traemos algunas anécdotas de terror sobre lo que varias mujeres han vivido en este día y han decidido compartirlo con Malvestida.

Día Internacional del Hombre

Cuando estaba en la prepa, un compañero de salón se molestó porque no existía el Día Internacional del Hombre (y que sí existe, es el 19 de noviembre) y dijo que era una celebración estúpida que festejaba a las trabajadoras. Al parecer acababa de leer por qué se conmemoraba y se sentía muy inteligente expresándolo.

¿Día de la mujer?

En un diario de circulación nacional en el que trabajé, cada 7 de marzo tenían la tradición de poner a las editoras y reporteras en los puestos más importantes del periódico (obviamente, la mayoría estaban ocupados por hombres). ¡Ser ascendidas por un día, wow! Así, la edición del 8 de marzo sería hecha solo por mujeres. Hasta ahí todo más o menos bien.

El punto era que el hecho de que las periodistas asumieran los cargos de los directivos no las liberaba de su trabajo real sino que se sumaba a este y, a la par, les daba el día libre a ellos. Gran premio, ¿no?

Porque respeta al amor de su vida

En la secundaria tuve un novio que este día me mandó un mensaje de texto. Decía que celebraba el día conmigo porque respetaba al amor de su vida (sí, en secundaria) y que era lo más importante para él… Y le mandó el mismo mensaje a por lo menos dos chicas más.

Malos tratos

Me ha pasado con varios amigos que el 8 de marzo se portan groseros (por no decir estúpidos). Dicen que “si tanto queremos igualdad, debemos aguantar sus malos tratos”.

Demasiado provocador

El 8 de marzo del año pasado, mi mamá me felicitó muy emocionada. Me dijo que estaba orgullosa de la mujer en la que me estaba convirtiendo. Muy lindo eso. Sin embargo, unas horas después me gritó y reprendió porque llevaba un vestido “demasiado provocador” para irme a trabajar.

Frígida y solterona

Hace un par de años, mi novio me felicitó este día diciendo: “Feliz día de la puta frígida y solterona”. Le pareció gracioso o algo. Ese mismo día terminamos.

La licuadora

Tengo un vecino que un 8 de marzo le regaló a su esposa una licuadora… solo por ser mujer. ¿Gracias?

Flores

Cuando estaba en la prepa recuerdo que siempre nos llevaban flores al salón en ese día. Nunca nos explicaron que no era un día para regalar flores. Y obvio tampoco nos dijeron el verdadero significado de esta fecha.

En el trabajo también pasa

Mis compañeras de trabajo todos los años en este día se regalan un chocolate y super emocionadas se felicitan la una a la otra “por haber nacido mujeres”. Los dulces y chocolates son ricos, pero tal vez un poco de ayuda mutua en el trabajo diario se apreciaría un poco más.

Si pretender llegar al femihate o ser tan radicales como aplastar una flor o chocolate que nos regalen cada 8 de marzo, aceptemos con amor esos detalles, pero más que nada, difundamos el verdadero significado del Día Internacional de la Mujer. Demos y pidamos respeto y cariño a las mujeres no solo cada 8 de marzo, sino todos los días de la vida.

¿Tienes alguna historia de terror ocurrida en un Día Internacional de la Mujer que quieras denunciar? ¡La publicamos pero ya!