Entrevista con Girl Ultra: “Ser moderno es volver al origen incorporando elementos nuevos”

Girl Ultra entrevista

Fotos. Pepe Molina para Malvestida

Cuando supe que iba a entrevistar a Girl Ultra, la chica sensación del R&B made in México, me di a la tarea de inyectarme una sobredosis de su música la noche anterior. “Dame de tu fuego, tú eres lo que quiero” susurra con sensual autotune en una de sus letras. Una cosa llevó a la otra y tras tratar de encontrar infructuosamente mensajes subliminales en las canciones de su EP “Boys” (disponible en Soundcloud) y encarar la madrugada con Color Me Badd y Hall and Oates como música de fondo para seguir en la onda, ya me sentía entrenado para platicar con la babygirl de 21 años de edad que, con su voz e imagen, está conquistando los sueños cálidos de los amantes del R&B melancólico, sexy y amoroso.

La cita es en una esquina de la colonia Roma, justo al lado de Abarrotes Delirio, ese lugar que presiento sería la delicia de Moby o Morrissey (en el menú se asoman unos platos veganos bastante interesantes, y todo es orgánico) si vivieran en la colonia Roma de la CDMX y no en NY o L.A.

Una chica con gran personalidad y lentes Ray-Ban, parecía buscar a alguien. “Hola”, la saludo. Maldita sea, olvidé su nombre. Creo que sus amigos le dicen Nan. “Hola Ultra Girl. Perdón, Girl Ultra quise decir”. La chica asiente con elegancia y sus dorados aretes de aro noventero brillan ante el resplandor solar que nos cubre. El lugar no parece muy apto para la plática, sobre la calle circulan escandalosos autos con personas enojadas tocando sus cláxones y en el local, tipos de lentes gruesos haciendo ademanes y vociferando. Quizás Wes Anderson acaba de anunciar una nueva película con Bill Murray o algo así y por eso están emocionados (y gritan).

Ante el escándalo, Girl Ultra me propone que vayamos a su estudio a media cuadra de distancia. Me parece buena idea y tras cruzar la calle y subir al menos cuatro pisos, llegamos a la terraza donde se encuentra el estudio de Finesse, su sello discográfico. “Perdón por tantas escaleras” me dice y ya instalados alrededor de una mesa, comenzamos a platicar.

Girl Ultra

Foto. Pepe Molina

“En México ya se había intentado hacer R&B pero nunca de este modo, todo era muy pop y la gente pensaba que así era la onda” me dice de inicio. Mientras habla, noto que en su antebrazo derecho tiene tatuado un Bart Simpson, y nada puede ser más noventero que eso. Bueno sí, que le gustara Seinfeld sería aún más clavado en esa década. “Soy súper fan de Seinfeld y también de Los Simpsons, los amo. Cuando la gente los ataca siempre los defiendo. De hecho, para alguna fiesta de disfraces quiero llevar el vestido rosa de Chanel que usa Marge en uno de esos episodios clásicos” me confiesa.

Minutos antes, mientras subíamos la escalera, había notado que Nan –aka Mariana de Miguel, aka Girl Ultra– portaba unos Nike blancos que le quedaban muy bien. La chica recientemente fue nombrada imagen de un gran lanzamiento de la marca: los legendarios Nike Cortez, colección creada por Bill Bowerman y Phil Knight hace 45 años, que en sus versiones clásicas y girl siguen siendo elemento clave en el streetstyle y la cultura pop de hoy: “Fue increíble que Nike me invitara, que les gustara mi imagen para unos tenis tan legendarios como éstos. Estoy muy emocionada con la campaña, en traer de vuelta ese modelo icónico, en su versión dirigida a las mujeres jóvenes” me comenta, y asegura que lo que le gusta de la marca es que “en vez de buscarse que las chicas se adapten a la personalidad de Nike, la marca se adapta a ellas y al presente”.

No hay que ser un genio para saber que la chica es fan de las décadas pasadas. Su estilo si bien totalmente en el mood R&B, se fusiona con elementos que le dan un gran toque glam, ese touch que podría alborotar lo mismo a las niñas que surten su guardarropa en Forever 21, como a las y los rebeldes de la moda que usan ropa de los diseñadores más novedosos de la orbe y claro, a todo aquel ente que tenga más de dos canciones de Sade en sus playlist (si sólo tienes “Smooth Operator”, no cuenta).

“Me gustan muchos diseñadores mexicanos y no mexicanos que figuran en nuestra escena, como Barragán, Omar Ruiz, Alessandro Michele en Gucci, y lo que está haciendo Dior. Aunque la verdad, lo mío es el sportwear, una wave más clean” , asegura.

Girl Ultra

Foto. Pepe Molina

Girl Ultra se ha presentado con éxito en festivales como NRMAL y fiestas como Boiler MX (entre muchos otros eventos y shows), con un disco bajo el brazo: el mencionado “Boys”, EP de seis canciones compuestas y producidas en colaboración con el productor y DJ regiomontano Teen Flirt. El material es una belleza musical con mucho sentimiento latino y letras cargadas de deseo, nostalgia, amor y desamor. Incluye su rendición en castellano a “Get You”, el hit de Daniel Caesar (Ft. Kali Uchi).

“Desde siempre me ha gustado el género, de niña escuchaba a Destiny´s Child, Beyoncé y Christina Aguilera y cantaba R&B en un karaoke. Comencé a cantar en este estilo de forma muy natural, nada premeditado” me comenta. “En la música las cosas se deben hacer sin pensarlo mucho, hay que aventarse y hacerlo, hay que atreverse. No quise irme lo obvio, no quise hacer pop electrónico como María Daniela, sino cantar en un estilo poco explorado en nuestro país”.

En “No”, otro de los tracks del disco, Girl Ultra canta a dueto con el guatemalteco Jesse Báez; el tema es toda una declaración de principios estilísticos y musicales y, sin duda, una de las canciones clave para entregarse y dejarse apabullar por esta ola de R&B latino e hispanoparlante de la que Girl Ultra forma parte junto con el mismo Báez, la venezolana Santa Bandida, Bad Bunny, Cruz Canufé, Indigo Jams, Broke Niños Make Pesos (con quien Girl Ultra ha realizado algunas colaboraciones, entre las que destaca la canción “Labios”) y tantos proyectos que fusionan el género con sonidos del future bass y el hip-hop y le agregan letras románticas e hipersensuales.

“Escribo simplemente sobre las cosas que podrían llegarle a cualquier mujer de 21 años” me asegura la chica del falsete sin mácula, que en “Mala” canta sensualmente las líneas: “Ya no soy tan inocente como era tiempo atrás”.

Girl Ultra

Foto. Pepe Molina

Otra de mis influencias en la parte visual y no tanto musical, fue Bowie, con él fue mi primer acercamiento a la moda, su viaje de colores tan glitter fue algo que asimilé también”, asegura.

Mientras la imagino viendo videos de Ziggy Stardust y tomando notas, le pregunto: “¿Es que hemos llegado a un punto en que todo es retro y el conseguir ropa vintage y escuchar a Selena o a la música inspirada en el ayer o ver remakes de películas famosas es lo que hay?”. Girl Ultra se toma unos segundos para responder: “Si me preguntas qué es la modernidad para mí, te diría justamente que es eso, una mezcla de estilos de las décadas pasadas. Eso es ser moderno hoy, es volver al origen incorporando elementos nuevos. El punto más alto de la moda es voltear atrás y ver cómo hemos avanzado, para regresar al inicio” afirma mientras me confiesa que ella es una mezcla de muchas cosas, que su concierto favorito fue uno de New Order en la CDMX y que hasta hace muy poco, tenía colgados en su cuarto varios posters, uno de David Bowie y otro de Jim Morrison, ambos regalos de su padre.

“Ya los quité, ya era hora, pero sí los tuve pegados mucho tiempo en la pared. Ahora los posters, se llevan el corazón“. Gran frase, pienso. Y sobre Selena, otra de sus influencias (que fue asesinada el mismo año que Girl Ultra nació), la artista comenta: “La figura icónica de Selena implica el punto mas alto de la mujer latina en esa época, siento que representa la cultura pop latina y me identifico con ese empoderamiento femenino que ella tuvo y que ni siquiera buscó”.

Y sobre esa ola de mujeres empoderadas en la música y en todos los ámbitos de la sociedad, Nan aclara: “Pero para mí el feminismo no es hacer cosas con puras mujeres, se trata de ser incluyente, de trabajar con hombres para demostrarle a las chicas que podemos estar en igualdad, que es cosa de que se avienten a hacer las cosas, ése es mi concepto de feminismo. Ahora en Finesse, mi equipo son puros chicos talentosos y capaces, hay que ser inclusivos, aprender y ser perceptivos sin importar el género”.

Nan también admira el trabajo de la artista visual Petra Collins: “Me encantan sus fotos de mujeres en contextos reales, maquillándose por ejemplo, esta artista refleja una parte muy sincera de la mujer y es una de esas wonder women que le dan poder a las mujeres”.

Girl Ultra

Foto. Pepe Molina

Un proyecto tan sui géneris como el de Girl Ultra, a veces puede ser malinterpretado, sobre todo en México, donde la tradición de R&B suele ser percibida por el gran publico tanto como música pop comercial americanizada, como en el otro extremo, un género de nicho. Si a eso le sumamos que algunos ritmos urbanos han sido tachados de misóginos, pues es normal que más de uno no capte bien el mensaje. Nan opina: “Piensan que me convierto en un objeto si salgo en traje de baño, pero creo que el empoderamiento femenino igual tiene que ver con hacer de tu cuerpo lo que quieras. y no porque te lo pidan. ¿Sabes? Yo por lo general soy muy tímida e introvertida, pero en el escenario soy otra, sacó toda esa parte emocional que hay en mí…”.

La plática termina entre más recomendaciones sobre cultura pop: “También soy muy fan de ‘Arrested Development’, a veces la gente no entiende mi humor y es por eso, porque no ven esas series” me dice mientras nos despedimos.

Su más reciente sencillo titulado “Fuego” ya cuenta con un epicúreo y húmedo video en el que aparece Nan cantando elegantemente vestida y sumergida en el agua; luce como una diva. Bajo las escaleras, pienso que definitivamente quiero verla cantando en vivo muy pronto. Mientras tanto, me pongo los audífonos para escuchar (una y otra vez) el disco de Girl Ultra.