¿Regular o irregular? ¡Haz las paces con tu ciclo menstrual!

Conocer las fases del ciclo menstrual y saber si somos regulares es súper importante para ayudar a nuestra salud ginecológica.

fases del ciclo menstrual

¡Adiós tabúes!
Esta nota forma parte de nuestra alianza con Saba® para romper
con los tabúes sobre la menstruación.

Es muy común que los ciclos menstruales sean catalogados como “regulares” o “irregulares”, ¿qué significa exactamente ser irregular?

Empecemos por entender que la menstruación solo es una parte de nuestro ciclo, la etapa en la que el útero se deshace del endometrio y sangramos entre 3 y 7 días, pero antes y después de eso nuestra maquinita biológica ya está trabajando.

El ciclo se cuenta desde el primer día de la menstruación y termina hasta el primer día de la siguiente. En promedio dura 28 días, pero puede durar entre 21 y 35.

Las fases del ciclo menstrual

Parte de amar nuestros cuerpos es entender cómo funcionan. Por ejemplo, después de la menstruación sucede la preovulación, en la que los ovarios se preparan para liberar otro óvulo y secretan los estrógenos para ir recubriendo al útero.

La siguiente etapa es la ovulación, en la que se libera el óvulo, que viaja por las trompas uterinas hasta el útero. Este es el momento en el que somos más fértiles (entre los días 12 y 16 del ciclo, por lo general). También es el momento en el que muchas mujeres se sienten como unas diosas-guerreras-bellas-poderosas, quizá como herencia de un proceso evolutivo pensado en atraer a una pareja para procrear.

¡Pero ahí no acaba el ciclo! En la postovulación el endometrio se hace más espeso y, si no hubo fecundación, empieza a desintegrarse. Y así empezamos ooooooootra vez con la menstruación.

Para Saba® es súper importante darnos información sobre el ciclo menstrual, así que te recomendamos mucho checar su página para encontrar más datos y conocer más del mágico mundo de la menstruación.

Ciclos irregulares

Ahora bien, después de la primera vez que menstruamos, el cuerpo tarda unos dos años en agarrarle la onda a este proceso y regularizarse. Pero una vez que encontramos nuestro ritmo, lo normal es que menstruemos alrededor del día 28 del ciclo, aunque puede haber una diferencia de dos o tres días.

Si nuestra menstruación tarda más de 10 días de lo esperado o es impredecible, entonces ya se puede considerar que somos irregulares.

Las razones para ser irregular pueden ser diversas: desde una mala alimentación hasta mucho estrés, pero por lo general se trata de desórdenes hormonales. O sea, en algún momento del ciclo, nuestro cuerpo no produce las hormonas suficientes para que las etapas sucedan una después de otra.

¡Acude con tu ginecóloga/o!

Como nos explicó la doctora Alejandra Contreras, ginecóloga experta oficial de Saba®, si sentimos que nuestro ciclo ha cambiado muy drásticamente, que nos atrasamos más de 10 días o hay dolor que antes no teníamos, es muy importante acudir a consulta médica para conocer por qué está sucediendo.

Puede pasar que por estar muy ocupadas en nuestra vida tardemos en darnos cuenta si hay cambios o irregularidades. Por eso te recomendamos usar una app para monitorear el ciclo o simplemente una libreta para llevar la cuenta de qué días comienza tu menstruación cada mes.

Así es mucho más fácil responder a la pregunta “¿cuándo inició tu menstruación más reciente?”, que es la que hacen las y los ginecólogos al inicio de cada cita.

Conocer cuál es nuestro ciclo nos da muchísimo poder y conocimiento sobre nuestro cuerpo, lo que a su vez nos ayuda a romper tabúes y a estar más cómodas con todos nuestros procesos. Ya sabes, se trata de estar #CómodaContigo.

Descubre #AdiósTabúes, nuestro libro para colorear sobre la menstruación, en colaboración con Saba®