¿Las lunas de octubre son más hermosas o es solo producto de la imaginación?

Octubre es el mes del otoño (en el hemisferio norte, como nos ha inculcado Hollywood), de ver las hojas de los árboles secarse y caer, de atardeceres cálidos y noches frescas con aires de invierno… pero también de las lunas mágicas, redondas, enormes y tan brillantes que hipnotizan y nos hacen lanzar suspiros.

Dejando un lado la visión romántica que nos inspira la belleza de la luna, pasemos al terreno de la ciencia, tal vez menos poético, pero interesante y terrenal para saber si en verdad las lunas de octubre son más hermosas que las del resto del año y por qué.

Foto. Ganapathy Kumar

Siendo mexicanos y hablando de astronomía, la primera persona a la que pensamos en consultar es a la doctora Julieta Fierro, investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM. Ella tiene un blog donde responde las dudas de los usuarios, obviamente, ya le habían hecho esta pregunta y su respuesta fue:

“Probablemente porque es cuando deja de llover sobre el territorio mexicano, con el cielo finalmente despejado la Luna se ve espléndida”.

Ok, su respuesta es clara y concreta, pero nos deja con ganas de saber un poco más.

Ya, en serio ¿sí son más bellas las lunas de octubre?

Según Brenda Carolina Arias, coordinadora de Comunicación de la Ciencia del Instituto de Astronomía de la UNAM, entrevistada por el diario El Universal, explica que el hecho de que las lunas de octubre se vean —o se quieran ver— más hermosas es solo un montón de casualidades juntas.

“No es que cada octubre de cada año suceda algo especial con nuestro satélite natural, más bien lo veo como un conjunto de coincidencias que permiten esta percepción de verla un poquito más grande, más brillante”.

Algunos de estos factores de los que habla la científica y que mágicamente se combinan son tres:

Queremos una tercera opinión, ¿qué dice la NASA?

No es que despreciemos la opinión de las expertas de la UNAM, pero queremos ver qué tiene que decir al respecto de las lunas de octubre la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con ellos esta luna del 5 de octubre fue una Harvest Moon, como han nombrado desde los años 1700 a la Luna más cercana al equinoccio de otoño. Se le llama así porque es la noche en que los trabajadores del campo pueden trabajar por más tiempo gracias a la luz que irradia el brillo que les proporciona la Luna.

“Cada día la Luna aparece unos 50 minutos más tarde, pero cerca del equinoccio de otoño este tiempo se reduce a los 30 minutos, esto debe a que el inicio de la estación coincide con una trayectoria orbital del satélite en la que forma un ángulo estrecho con el horizonte nocturno”, explica la NASA en su sitio web.

En el hemisferio norte, la Harvest Moon suele ocurrir alrededor del 22 de septiembre (cuando es el equinoccio). Eso significa que debería haber ocurrido en septiembre. Este 2017, la Luna llena de septiembre se separó del equinoccio, por eso, la del 5 de octubre llega 13 días después del equinoccio de otoño, un fenómeno que la hizo ver más cercana.

Una Harvest Moon puede ocurrir en cualquier fecha entre el 7 de septiembre y el 8 de octubre. Eso significa que la probabilidad de verla en octubre es aproximadamente uno de cada cuatro, calcula Ernie Wright, especialista de la NASA.

Conclusión

Las lunas de octubre sí son más hermosas, pero porque así hemos decidido verlas, no porque ese mes el satélite decida hacer algo especial para mantenernos más embobadxs. Son más bien las cosas que ocurren alrededor de, entre ellas, nuestra apreciación.

Desde Malvestida te recomendamos verla hoy mismo escuchando ‘Harvest Moon’ de Neil Young, la versión de Poolside también es maravillosa.

Tal vez te gustaría leer…

Breve historia de la píldora anticonceptiva… con todo y su lado oscuro