Shirkers, el maravilloso documental que toda amante del cine debe de ver

shirkers

Cuando tenía 15 años, lo que más quería ser de adulta era directora de cine. No tenía ideas claras sobre qué tipo de historias quería presentar, pero sabía que quería hacer películas. Durante la preparatoria incluso realicé un corto con mis amigos.

Al momento de elegir carrera dejé atrás el sueño de ser cineasta, sin embargo, años después lo retomé cuando me puse a escribir sobre cine.

Algo así le pasó a la novelista y cineasta Sandy Tan, tal cual lo reflexiona en su documental ‘Shirkers’: primero hizo una película, luego fue crítica de cine y después fue a la escuela de cine.

shirkers
Foto. Shirkers/Netflix

Shirkers

Su primera película, la que hubiera sido la primera road movie experimental de Singapur, la hizo cuando aún era adolescente, con ayuda de sus amigas y la mentoría de un misterioso hombre americano llamado Georges Cardona.

El filme en sí desapareció misteriosamente junto con Cardona, quien tomó el material para editarlo, pero nunca lo devolvió. Los negativos fueron recuperados hasta 25 años después.

shirkers
Foto. Shirkers/Netflix

El reflejo de una sociedad

Con una voz narrativa ágil y utilizando ese material recuperado, Shirkers  es un documental como ningún otro.

Además de presentar la historia detrás de la producción de la película perdida, recrea cómo era Singapur a inicios de la década de los 90. Cómo era ser una mujer joven en ese contexto, y lo difícil que era tener acceso al cine (tanto internacional como nacional).

Por otro lado, resuelve poco a poco el misterio detrás de la identidad y desaparición de Georges Cardona, así como el proceso que Sandy Tan tuvo que llevar a cabo para dejarlo atrás y recuperarse de su singular traición.

Sin duda, lo mejor de Shirkers es la sinceridad y autocrítica que tiene Tan consigo misma, tanto con su versión pasada como la presente. Por otro lado, ella tuvo la extraordinaria oportunidad de reconstruir el final de su adolescencia utilizando sus memorias y las de sus amigas Sophia Siddique y Jasmine Ng, con quienes trabajó durante la primera producción de ‘Shirkers’ y a quienes entrevista para este documental haciendo un extraordinario retrato de sus rebeldías, viejos sueños y aspiraciones.

shirkers
Foto. Shirkers/Netflix

Inspiración cineasta

La energía infecciosa de Tan se transmite a través del documental, de tal forma que cuando lo acabé me dieron unas ganas terribles de agarrar cualquier cámara y grabar algo.

En sus reflexiones, Tan comparte que estuvo sin rumbo porque no tenía un mapa qué seguir, algo que he notado que muchas pasamos por desconocer las trayectorias de otras creadoras sean cineastas, escritoras, artistas plásticas o músicas.

Contar nuestras memorias, nuestras experiencias personales, nos anima a trazar los mapas de nuestros posibles futuros.

Shirkers está disponible en Netflix.