¿Por qué las bitcoins han dado mayor poder a las mujeres?

bitcoins mujeres

Foto. David McBee

Para quien piense que el negocio de las bitcoins y las mujeres es una combinación extraña, debe saber que este modelo de negocio tiene aire femenino. La famosa criptomoneda que existe en el ciberespacio, pero que da frutos millonarios en la realidad ha dado ganancias jugosas a mujeres.

Conforme pasan los días, más mujeres se integran exitosamente a dicho mercado, el cual no tiene preconceptos de roles de género o prejuicios. Una de las principales razones es porque el trato no es directo, sino mediante una aplicación.

De acuerdo con el sitio especializado The Cointelegraph, cuatro de las 30 ofertas de monedas iniciales más grandes de este año —hasta octubre— han tenido cofundadoras mujeres.

Ese mercado plural

Para quien no esté familiarizadx con el término, la bitcoin es una moneda digital. No está respaldada por ningún gobierno ni depende de la confianza en un emisor central. Es como el euro o el dólar y sirve para intercambiar bienes y servicios. Se diferencia por ser una divisa electrónica que presenta características novedosas y destaca por su eficiencia, seguridad y facilidad de intercambio.

Fueron creadas en 2009 pero hace un año comenzó a tomar fuerza y ahora se ha convertido en una moneda que puede cambiarse por la divisa de quien la usa y pasar al plano de la realidad. Estas monedas se obtienen al usar ciertos algoritmos. Para conseguirlas, así como para gestionar las transacciones, necesita poner una computadora a trabajar para crear nuevos bloques y aprobar transacciones, ese proceso se llama “minar Bitcoins”.

Refugio de igualdad

El punto es que en una empresa ordinaria, las mujeres suelen ocupar pocos puestos directivos, reciben salarios menos copiosos que los hombres de su mismo rango. Esto no está sucediendo en el de las bitcoins.

No solo las ICO, Initial Coin Offering (trabajo de ofrecer a inversores iniciales las nuevas monedas a cambio de dinero), exitosas están dirigidas por mujeres. En las conferencias de este tema, ellas son las principales oradoras. De hecho, Coinbase (la empresa más importante de criptomonedas) dijo que el 46% de sus nuevas contrataciones este 2017 fueron mujeres y son étnica y culturalmente diversas. ¡Un sueño hecho realidad!

Este mercado digital está avanzando más rápido en cuestión de igualdad de género si se compara a la banca y las finanzas, donde aún permean los prejuicios hacia el trabajo y la capacidad de las mujeres, explica Coinbase.

Ejemplos de carne y hueso

Entre esos nombres que resuenan en el mercado de las bitcoins está Blythe Masters, exbanquera de JPMorgan Chase & Co. Ella renunció a su trabajo para administrar Digital Asset Holdings. Otras son Perianne Boring, fundadora y presidenta de la Cámara de Comercio Digital; y Elizabeth Stark, que enseñó en las universidades de Yale y Stanford antes de cofundar Lightning Labs, que está probando una tecnología para acelerar las transacciones de criptomonedas.

Una historia especial es la de la afgana Roya Mahboob, CEO y cofundadora de Digital Citizen Fund, una ONG creada en 2012, responsable por la alfabetización digital de más de 9 mil mujeres. Desde sus inicios, la empresa ha trabajado intensamente para ayudar a alcanzar el “empoderamiento financiero” y la independencia económica de mujeres, no solo en Afganistán, sino en otros países en desarrollo. Esto lo hace por medio de escuelas denominadas centros IT, los cuales están equipados con tecnologías de primera, como acceso a Internet de banda ancha, teléfonos inteligentes y tablets.

Entre los logros de Mahboob está que usó las bitcoins para pagar a las mujeres de una empresa, esto porque ellas no tenían cuentas bancarias. Es decir, que el hecho de que no les permitieran tener una cuenta de banco o una tarjeta ya no era impedimento para obtener ingresos.

Una historia de éxito que contó Mahboob es la de una mujer golpeada por su marido, quien le quitaba todo su dinero. “Después de unirse a Women’s Annex —iniciativa de Mahboob— y pasar a formar parte del ecosistema, la mujer fue capaz de ahorrar suficiente criptomoneda para pagar a un abogado mediante el cual conseguir su divorcio”.

En una entrevista con International Business Times, Mahboob afirma que el Digital Citizen Fund ha ayudado a más de 100 mujeres a iniciar sus propios negocios. Y esto apenas empieza.