Una nueva ley podría cambiar la forma en la que se muestra el cuerpo femenino en los medios

retoque de fotos

Foto. Samantha Sophia

Tal vez el nombre Getty Images no te suene, pero está presente en tu vida mucho más de lo que imaginas, pues la compañía de imágenes fundada en 1995 es una de las más populares y utilizadas por los medios de comunicación a nivel mundial, así que es muuuuuuy probable que te hayas topado con cientos de sus fotos en las revistas, periódicos y medios de comunicación que consultas todos los días.

Premiaciones de cine, eventos deportivos, pasarelas internacionales, sucesos políticos y sociales, arte, cultura, etc. Todos esos rubros convergen en la oferta gráfica del popular banco de imágenes, y es por eso que resulta tan importante que la compañía haya anunciado recientemente que ya no aceptará fotografías en las que los cuerpos de las modelos hayan sido alterados.

“Hemos modificado nuestros requisitos de Envío de imágenes creativas para requerir que no nos envíen ningún contenido creativo que muestre a modelos cuyos cuerpos hayan sido retocados para que parezcan más delgados o más grandes”, explica la empresa a través de un comunicado para sus colaboradores.

En el texto, Getty Images explica que su decisión va de la mano con una nueva ley aprobada en Francia que obliga a quienes utilizan imágenes comerciales a notificar si la forma o talla del cuerpo de una modelo ha sido modificado utilizando la leyenda explícita de “fotografía retocada”. Además, quienes incumplan la ley podrían pagar una multa de hasta 44 mil dólares, según detalló el Huffington Post.

Algo que hay que señalar es que la norma aplica únicamente a la forma del cuerpo. “Otros cambios realizados en las modelos como el cambio del color del cabello, la forma de la nariz, el retoque de la piel o manchas, etc, están fuera del alcance de esta nueva ley y, por lo tanto, siguen siendo aceptables”, explica Getty en el mismo comunicado. Pero al menos es un avance.

En búsqueda de medios más honestos

En años recientes, múltiples modelos y celebridades como Lena Dunham, Jennifer Lawrence, Kerry Washington y Zendaya, entre otras, han denunciado abiertamente cómo sus cuerpos fueron modificados en los medios para proyectar una apariencia que no coincide con la realidad. Pieles a las que se les elimina la celulitis o cicatrices, muslos minimizados, senos agrandados, piernas y torsos más alargados, etcétera, son algunos de los elementos que crean una ilusión de “perfección” que realmente no existe.

La idea detrás de esta ley francesa es reducir las imágenes de cuerpos irreales que se muestran en los medios y campañas de publicidad, ya que se ha demostrado que pueden impactar negativamente en la autoestima de niñxs y jóvenes que sienten la presión de apegarse a estándares de belleza que muchas veces son creados mediante una computadora, lo cual, aunado a otros factores, podría llevarlxs a sufrir desórdenes alimenticios, una de las causas de muerte más frecuentes en jóvenes de 15 a 24 años en Francia, según reporta el sitio de noticias France 24.

Otras iniciativas alrededor del mundo –que vemos cada vez con más frecuencia– son la de incluir a modelos de tallas, razas y complexiones diversas en las campañas publicitarias; no retocar la celulitis en las fotos promocionales (ASOS, Target y Desigual son algunas marcas que lo han hecho); alentar a las marcas a exigir a las modelos certificados de salud médica (para que el límite de masa corporal esté dentro de métricas sanas) o sancionar legalmente a sitios online que promueven la anorexia y bulimia.

Aunque todavía falta mucho trabajo por hacer y la verdadera aceptación y amor propio comienzan en nuestro interior, es alentador ver que gobiernos, medios y marcas se unan para celebrar la autenticidad del cuerpo femenino, en todas sus variedades.

Queridas agencias de publicidad: las mujeres son mucho más que su físico… y es hora de proyectarlo