¿Pesarse o no pesarse? Cuando abandonar la balanza puede resultar saludable

Recomendado

Bye, fitness tóxico: ¡hola, vida activa con compasión y amabilidad!

En esta reflexión, Noris -entrenadora de profesión- habla sobre...

Más allá de la cultura fitness: cómo conocer y conectar con el cuerpo

La cultura fitness invadió las redes sociales. Pero, en...

Compartir

«¡Quiero bajar de peso!» y «¿será que con está dieta logre bajar kilos?» son expresiones que regularmente escuchamos o decimos cuando queremos reducir medidas o llevar un estilo de vida más saludable. Sin embargo, la realidad es que estos pensamientos abordan un concepto más relacionado a la acción de pesarse o la misma pérdida de peso, en donde un número en la balanza confirma si estamos «mejorando» o no.

Y aunque hay quien asegura que pesarse diariamente es un buen método para mantenernos en un ideal de salud, a veces esta acción puede no resultar tan saludable como parece, ya que pesarse obsesivamente puede llevar a un descontrol alimenticio o hasta pérdida de la confianza y baja autoestima, como señalan expertos de la clínica Obésitas. 

No hay que olvidar que nuestro peso no se conforma solo de «grasa extra» que acumulamos, sino de la naturaleza de nuestros músculos y tejidos (claro, y de los órganos, huesos y demás). También podemos subir de peso de un día a otro por retención de líquidos, estreñimiento o problemas digestivos.

La diferencia entre perder peso y perder grasa

Los músculos son más pesados que la grasa, pero ocupan menos espacio en comparación con la grasa cuando se acumula en nuestro cuerpo. Además, una persona que está perdiendo peso, no necesariamente está perdiendo grasa, ya que la pérdida de peso también puede estar relacionada con la eliminación de líquidos generados por la sudoración o la restricción de las calorías mediante dietas, ejercicio u otros factores.

Es por eso que los expertos fitness recomiendan estar más pendientes de la pérdida de la grasa corporal que de reducir kilos. Como dice el entrenador personal Tom Mans: «Cuando la gente menciona que quiere bajar de peso, lo que realmente quieren decir es que quieren perder grasa, las personas tienen un concepto equivocado de la pérdida de peso».

Buscar herramientas más eficaces

En lugar de centrarse en números que pueden variar por múltiples factores, como se mencionó anteriormente, resulta más eficaz buscar otras herramientas que ayuden a impulsar la salud física manteniendo nuestro mismo peso.

La pérdida de grasa está estrechamente relacionada con la alimentación y la actividad física que realizamos. El experto en nutrición Gav Gillibrand menciona que «en lugar de mirar el número en la báscula, deberíamos estar tratando de mejorar nuestro desempeño físico, como hacer más repeticiones en un determinado ejercicio, centrarse en la construcción de músculos, combinado con una dieta balanceada en proteínas y baja en carbohidratos. Estas son las herramientas clave para la pérdida eficaz de grasa en el cuerpo».

De esta forma, al conservar el músculo, no solo se logra un cuerpo más fuerte, sino un organismo más sano. Hay que recordar que el músculo es un tejido metabólicamente activo, y mientras más músculo posea una persona, más calorías quemará incluso estando en reposo.

Cada vez más personas rechazan la báscula

Recientemente la actriz Kate Winslet reconoció en una entrevista con Jimmy Fallon que lleva 12 años sin subirse a la báscula, porque no le preocupan los números sino su cuerpo. De igual forma, la bloguera fitness estadounidense Kelsey Wells, quién siguió un programa de ejercicios basado en fortalecer músculos y perder grasa, demostró en un post de Instagram su exitoso proceso que no está relacionado con la pérdida de peso.

“Me di cuenta de que era el momento para un amistoso, pero firme recordatorio”, escribió. “Por favor, dejen de buscar tener un número determinado en la estúpida báscula. Por favor, dejen de pensar que su peso es igual a su progreso y, por amor a todos, dejen de permitir que su peso tenga un efecto sobre su autoestima, como yo solía hacerlo”, escribió.

Dejar atrás la obsesión de pesarse

Cada cuerpo es diferente. Dejar de ver al peso como sinónimo de progreso en la condición física es un importante paso para tener una mente y actitud más saludable a la hora de ejercitarnos.

No se trata de descuidar el cuerpo, sino de estar realmente conscientes de que el peso no lo es todo, que muchas veces tenemos una percepción mal informada del mismo, en donde hay que aprender a medir el progreso tal cómo lo menciona Wells:  «por mi fuerza, capacidad, resistencia, salud y felicidad»… y cuando la ropa que nos quedaba apretada, ahora nos queda bien.

También te puede interesar:

https://malvestida.com/blog/2017/06/gracias-pero-no-gracias-gabourey-sidibe-no-quiere-que-la-felicites-por-bajar-de-peso/

https://malvestida.com/blog/2016/08/metodos-mas-peligrosos-para-bajar-de-peso/

 

 

Compartir