Terror y maternidad: Platicamos con Natalia Solián, protagonista de Huesera

Natalia Solián está nominada en la categoría de Mejor Actuación Femenina en los Premios Ariel, que se llevarán a cabo el próximo 9 de septiembre.

Una de las sorpresas fílmicas de este año fue Huesera, el primer largometraje de la directora mexicana Michelle Garza Cervera: trata de una mujer (Valeria) que, tras quedar embarazada, comienza a tener visiones de una extraña figura que amenaza su cotidianidad. Esta película de horror obtuvo 17 nominaciones a los Premios Ariel, incluyendo Mejor Película, Mejor Dirección y Mejor Actuación Femenina.

Aunque el embarazo de Valeria fue deseado, la película es una suerte de fábula de terror en torno al arrepentimiento de la maternidad, de los duelos y cambios que implica… Pero no decimos más para que se animen a verla.

Previo a la entrega de los premios Ariel, platicamos con su protagonista, Natalia Solián, quien además nos compartió que algunas de sus películas favoritas son The Babadook (2015, dir. Jennifer Kent), París, Texas (198, dir. Wim Wenders), Last Tango in Paris (1972, dir. Bernardo Bertolucci) y, si estás en busca de algo para ver, nos recomendó la serie de animación Cortar por la línea de puntos (2021, dir. Zerocalcare).

Cinema Queer 2023: un festival de cine diverso

Oralia Torres: El mandato de la maternidad suele ser un tema difícil de tocar. ¿Qué encontraste al explorarlo en esta película? ¿Cómo lo ves reflejado en la mexicanidad y en otras partes?

Natalia Solián: Podemos culpar un poco al patriarcado de nuestro país y a nuestra asociación cultural, pero es así en todas partes. Siento que es algo casi inherente al ser mujer. Tiene que ver con nuestro rol biológico y cuestionarlo es muy duro.

Y creo que eso es algo que además todas las mujeres vivimos con muchos temas, ni siquiera solo con ser madres, hay una responsabilidad que todo el tiempo estamos cargando, que trasciende nuestras posibilidades y que, en algún punto de quiebre, vamos a sentir que estamos haciendo más de la cuenta.

Me parece que tener espacios para poder verbalizarlo e incluso cómo retratarlo es saludable. Creo que ya hay que quitarle el tabú al tema. Poder hablar de eso, aunque no tengamos una respuesta, nos libera mucho solo al dialogarlo.

OT: ¿Qué es la huesera para ti?

NS: Es tu propio interior. Creo que la huesera tiene cualidades muy positivas, pero también tiene cualidades negativas si no la miras, si no la aceptas y no le das un lugar, si no la abrazas, es la sombra. Yo creo que ella es tu sombra que te abraza o te destruye si no la miras, si no la tratas.

M: ¿Cómo has visto la recepción de Huesera?

NS: Una película siempre genera gente que la ama, gente que la odia, la contraposición de si es o no es, si merece o no merece, es parte de hacer algo público, que era la intención más grande. Pero ya en sí, creo que nos colamos de una forma maravillosa y teníamos muchas ganas de hacerlo, porque el tema realmente nos era de vida o muerte. O sea, queríamos hablar de esto, queríamos ponerle un acento al tema de la maternidad, que hace mucho tiempo que no se tocaba y que estaba casi que en desuso, porque además ya el cuestionamiento no es “¿cómo ser madre?” sino “¿vas a ser o no vas a ser madre?”, y durante un tiempo la cosa era “tienes que ser madre”. Es muy complejo. Creo que lo teníamos guardadísimo, y haber llegado a la mesa a plantearlo, te guste o no la película, ya es una ganancia gigantesca.

OT: ¿Cómo fue adentrarte en la mente de Valeria?

NS: Una gran parte soy yo. Otra tiene que ver con el mundo interior de Mich, el punk, su familia, su duelo con su madre.

Toda esta parte donde el personaje es constructora y tiene que renunciar a lo que le gusta para convertirse en madre. Tuvimos muchas conversaciones y mucha compasión al respecto de su proceso de duelo, también mucha intuición de todos los que estábamos ahí.

Yo creo que también un personaje se construye a partir de lo que otros piensan que es, es ese rol en cuestión y cómo reaccionan otros; en ese sentido, sí fue una puerta muy abierta, con grandes compañeros. [Alfonso] Dosal fue un compañero extraordinario, mucho de lo que fue Valeria tiene que ver con su propuesta, su escucha y con su arrojo también. Y Mayra Batalla y Mercedes Hernández, esas perspectivas fueron sumando como un gran lugar para para explorar.

OT: ¿Cómo fue el proceso de producción de esta película? ¿Qué tal estuvo trabajar con Michelle Garza Cervera?

NS: Michelle y yo congeniamos muy bien, empatamos en muchas cosas porque conectamos, y nos benefició mucho el azar. Ella estaba pensando en muchas cosas que yo estaba viviendo, y de pronto nos encontramos y hubo como este brote de confianza y de reconocimiento en etapas muy distintas, de perspectivas muy similares. Eso fue el colchón perfecto como para que yo me tirara y me entregara así a sus brazos, a que hiciera un poco conmigo lo que quisiera.

Lo comparo con un parto, por esta figura de quien está viendo parir a la otra persona y no puedes decir que no te duele. Yo con mi compañero lo viví así: no puede decir que no estaba angustiado, que no estaba nervioso, que no le dolía. Estaba viviendo un poco lo que yo, solo que a él no le estaba pasando nada en su cuerpo, pero íbamos juntos así. Creo que eso fue así con Michelle.

OT: ¿Cuáles son tus próximos proyectos?

NS: Tengo dos películas en puerta. Primero está la adaptación de una novela de Juan Pablo Villalobos, se llama No voy a pedirle a nadie que me crea, del director Fernando Frías, tengo muchas ganas de ver la película terminada, la novela me gusta muchísimo y el personaje estaba brutal, fue un gran reto técnico muy brutal, me costó mucho trabajo, entonces estoy un poco ansiosa por verla. También trabajé con Rodrigo García en su próxima película, titulada Familia, está en post-producción ahorita, y también ya quiero verla.

Además de la nominación que recibió Natalia Solián, la película Huesera también está nominada en la categoría de Mejor Película, junto con BARDO, Falsa crónica de unas cuántas verdades; El norte sobre el vacío; La caída y La civil.

Los Premios Ariel se llevarán a cabo el próximo 9 de septiembre. La alfombra roja iniciará a las 5:00 pm y la ceremonia de premiación será a las 7:30 pm. La transmisión online se realizará a través de las redes sociales del gobierno de Jalisco.

Recomendado

Maternar en la enfermedad: una historia de fuerza y resiliencia

Soy Paloma. Mujer, madre, hija, hermana, amiga, empleada, ama...

¿Me impediría mi condición mental ser buena madre?

“¿Me impediría mi condición mental ser buena madre?” Esa...

La desobediencia de las mamás

¿Pueden las mamás robarle el relato de la maternidad al patriarcado y buscar una forma de maternidad que sea más gozosa y llena de derechos?

Recomendado

Lo que aprendí tras convertirme en viuda y madre soltera a los 23 años

Texto por Martina Bueno Nunca olvidaré esa mañana. Salí de...

‘Girl Power’ el documental que reunió a las grafiteras del mundo

Sany es una escritora de grafitti en República Checa,...

15 directoras de cine latinoamericanas que tienes que conocer

Desde hace un par de años, se popularizó en...
Salir de la versión móvil