5 técnicas para calmar la ansiedad donde sea que estés

Hay días en los que la ansiedad hace de las suyas. En esos momentos parece imposible concentrarse o hacer algo que no sea ver las redes sociales sin parar, sintiendo que nuestro estrés crece a cada segundo.

De pronto ya somos nada más un compendio de síntomas: dolor de estómago, sudoración, el corazón a mil y una sensación de que nada está bien o algo terrible está a punto de suceder. ¿Te suena?

En Malvestida no somos inmunes a la ansiedarks, pero en terapia o por recomendación de otras personas hemos encontrado algunas técnicas para calmar la ansiedad que nos funcionan, y te las compartimos.

Técnicas para calmar la ansiedad

Respira con la técnica 4-7-8

Se dice fácil, pero cuando estamos presa del pánico es súper común olvidarnos de respirar y hay estudios que ligan los problemas respiratorios con la salud mental.

Una técnica que ayuda mucho a calmarnos es la 4-7-8, popularizada por el Dr. Weil y basada en la técnica yogui pranayama. También sirve súper bien si tienes problemas para dormir.

Lo único que tienes que hacer es respirar por la nariz 4 segundos, mantener el aire en los pulmones por 7 y expulsarlo poco a poco durante 8. Repite cuantas veces sea necesario.

Mueve el cuerpo

Otra cosa que se nos olvida cuando tenemos ansiedad es que podemos mover el cuerpo, porque estamos viviendo dentro de nuestra cabeza.

Desde darle una vuelta a la manzana, dejando nuestro cel en la bolsa, hasta echarnos un bailecito solitario (o en compañía) puede ayudarnos a sacar las preocupaciones y generar endorfinas, además de que nos obliga a tener en cuenta nuestra respiración.

La Anxiety and Depression Association of America nos recuerda que el impacto del estrés mental también lo siente el cuerpo y que si nuestro cuerpo se siente mejor, eso ayuda a la mente.

Cuéntale a alguien

Las cosas que nos imaginamos cuando estamos a medio ataque de ansiedad suelen ser exageraciones o escenarios catastróficos que están lejos de la realidad. Contárselas a alguien, avisándole que necesitamos ayuda para poner los pies en la tierra, es una buena manera de quitarles importancia.

Eso sí, a veces las personas de nuestro entorno no entienden nada de salud mental y no saben cómo responder. Por eso es importante ir con alguien que sí tenga experiencia en estos temas o con una persona profesional.

Usa una meditación guiada

Si tienes una app de meditación, no hay mejor momento que este para sacarla y dedicarle unos 5 o 10 minutos a escucharla. También puedes encontrar muchísimas en YouTube.

Solo ponte tus audífonos, ve a un espacio más o menos tranquilo, y permítete desconectar. Esta es una de esas técnicas para calmar la ansiedad que generan mucho escepticismo pero sí está comprobado que meditar ayuda mucho a un cerebro ansioso.

Concéntrate en otra cosa

Este ejercicio es una técnica para centrar la atención en otra cosa y dejar de concentrarnos en las malas sensaciones y miedos. Se puede repetir las veces que quieras y combinarlo con ejercicios de respiración u otras técnicas.

Se trata de elegir objetos a tu alrededor. Primero busca un objeto útil y piensa todas las maneras en las que se puede usar (por ejemplo, un lápiz puede servir para escribir, pero también para rascarme la espalda).

Después elige un color y enumera cuántas cosas puedes encontrar en ese tono. Finalmente, elige el objeto «favorito» de tu alrededor, aquel que te resulte más bonito o agradable.

Así que ya sabes, aunque no tengas mucho tiempo ni mucho espacio, sí puedes tomarte unos minutos para sentirte mejor. Y recuerda que si te sientes así de forma constante, no está de más hablar con una persona profesional para recibir tratamiento.

Recomendado

¿Me impediría mi condición mental ser buena madre?

“¿Me impediría mi condición mental ser buena madre?” Esa...

Recursos de ayuda para mujeres en México

Sabemos lo complicado que puede llegar a ser el...

Recomendado

VIDEO: «El VIH no me suma ni me resta, soy igual a los demás»

Aunque el problema de la desinformación sobre el #VIH...

Amistades feministas: 4 tips para construir con nuestras amigas

La amistad entre mujeres es maravillosa, pero también se...

¡Los senos perfectos existen! Te decimos cómo son

Aunque para las mujeres aún existen muchos problemas a...
Salir de la versión móvil