Conoce la caléndula y todos los beneficios que esta flor tiene para tu carita

caléndula

Probablemente hayas visto la palabra caléndula en una infinidad de productos o la hayas escuchado en algún comercial. Y no es para menos, ya que es una flor altamente popular debido a sus múltiples usos y beneficios para la piel.

El origen de la caléndula

La caléndula es originaria de la región mediterránea y también es posible hallarla en algunas zonas de Asia.

Un dato curioso es que su nombre proviene de la palabra «calenda» (que es como se nombraba al primer día de cada mes en el antiguo calendario romano), ya que en esas fechas se observaba el inicio de su floración, la cual puede durar todo el año.

Valorada desde la antigüedad

Los egipcios consideraban a la caléndula una planta milagrosa, no solo por sus cualidades terapéuticas, sino también como tinte para telas, gracias a sus intensos pétalos en color naranja y amarillo.

Por su parte los griegos y romanos la utilizaban para mitigar todo tipo de dolores y molestias, entre ellas las picaduras de insectos, a las que aplicaban directamente la flor frotándola contra la piel.

La caléndula como estrella de la belleza

La caléndula, también llamada marigold, no es solo una flor bonita por fuera, sino que está llena de propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias, además de que es antibacteriana y fungicida, por lo que se ha convertido en un ingrediente popular en diversas cremas de belleza.

La marca Kiehl’s, por ejemplo, tiene toda una línea dedicada a esta flor, la cual incluye un tónico facial; gel limpiador; una mascarilla y una crema súper hidratante que al aplicarla se siente como darle agüita fresca a tu piel.

kiehls caléndula

Además de sus propiedades súper hidratantes, las cremas con extracto de caléndula ayudan a unificar el tono de la piel, eliminar el enrojecimiento y mejorar la textura.

Así que si lo tuyo es una hidratación profunda y un rostro uniforme, la caléndula es tu nueva mejor amiga.