5 rumores sobre Lady Di que parecen salidos de una telenovela mexicana

La trama es la siguiente: una mujer atractiva y de familia pudiente se casa con un heredero a la corona, pero es infeliz en su matrimonio, así que tras dramas e infidelidades decide divorciarse. Pocos años más tarde, cuando parece que por fin ha reconstruido su vida, fallece junto a su nueva pareja en un trágico e inesperado accidente que conmocionó no sólo a una nación, sino al mundo entero.

No, no estamos hablando de la nueva novela de las siete de Televisa, sino de una forma algo burda, aunque verídica, de describir la leyenda de Lady Di, la princesa más polémica de la historia reciente cuyo legado ha permanecido vigente –entre intrigas, chismes y teorías dignas de un premio de ciencia ficción– desde su fallecimiento en un accidente automovilístico hace 20 años.

Con su trabajo en diversas organizaciones de caridad, su acertado estilo y su valentía para enfrentar a la Familia Real británica, Diana de Gales se convirtió en un icono, pero fue su trágica muerte y los diversos rumores acerca de su vida personal lo que la convirtieron en una leyenda.

¿Qué fue verdad y qué fue mentira? Quizá nunca lo sabremos, pero aquí 5 rumores sobre Lady Di que parecen salidos de una telenovela mexicana y que seguramente han ocasionado que su espíritu haga uno que otro eye roll desde el más allá.

Lady Di conspiraciones

Foto. @kensingtonroyal

1. La heredera robada de Inglaterra

En 2015 salió a la luz, por medio de Globe un periódico sensacionalista estadounidense, una noticia que bien podría ser una la trama central de una película protagonizada por Cate Blanchett.

El periódico afirmó que antes de casarse, la princesa y el príncipe de Gales se sometieron a una prueba de fertilidad para asegurar la linea de herederos al trono, y que durante dicha prueba a Diana le extrajeron un óvulo –que ya había sido fecundado por el Principe Carlos– y que el doctor que hizo todos esos análisis robó el óvulo con sangre real y se lo implantó a su propia esposa.

¡¿QUÉ?! Esto ya ni en La Usurpadora

Pero el chisme no termina ahí, porque dicen que meses después del supuesto robo de óvulo, la esposa del doctor dio a luz a una niña llamada Sarah, quien sería la legítima heredera al trono de Inglaterra, ya que es ocho meses mayor que el Principe Guillermo.

Aunque hay rumores de que Sarah fue fotografiada con el Principe Carlos y Kate Middleton en Nueva York recientemente, nada ha sido confirmado… y no nos extraña por qué.

princesa Diana

Foto. @kensingtonroyal

2. El traje de leopardo y la sorpresa de Lady Di

El traje de baño de leopardo que portó la Princesa durante unas vacaciones con su novio, Dodi Al-Fayed, en Saint-Tropez durante 1997 levantó muchas sospechas en los medios, debido a que dejaba en evidencia una creciente barriga que suponía que podía estar embarazada de nueve a 10 semanas… (O que simplemente se había comido unos macaroons de más, pero así qué chiste).

Según varios medios, entre ellos la revista Paris Match, un reporte de hospital corroboraba que la Princesa sí estaba embarazada, sin embargo el supuesto bebé no era de su novio Dodi Al Fayed, sino de su ex, Hasnet Khan, el médico londinense con el que tuvo un romance muy controversial.

Todos los documentos de esta teoría fueron publicados en el libro “Diana: La investigación que nunca publicaron” , del periodista Chris Lafaille, pero nunca fueron avalados como ciertos.

3. El Principe Harry es hijo de un Capitán del Ejército Inglés

De acuerdo con algunos relatos acerca de la tormentosa relación del príncipe Carlos y la princesa Diana, se llegó a rumorar que el príncipe Harry era producto de una infidelidad de Diana con James Hewitt.

Él es un ex Capitán del Ejército que había sido contratado para darles clases de equitación a la Princesa y a sus hijos. Sin embargo, este rumor resultó ser falso, ya que el romance que tuvo Lady Di con James, comenzó cuando se conocieron dos años después de que Harry naciera.

Por si fuera poco, el chisme también afirmaba que el príncipe Carlos estaba un tanto decepcionado de que Harry no hubiese sido la niña que él esperaba, para completar “la parejita”. Además de que no tenía mucho parecido con la Familia Real, sino con los  familiares de Diana que tienen el cabello rojo. Harry we love you!

4. La princesa Diana pudo haber sido la Primera Dama de Estados Unidos

De acuerdo con una publicación en el diario The Sunday Times, el mangante –ahora Presidente de los Estados Unidos– Donald Trump estuvo cortejando a la princesa después de su divorcio.

Se conocieron en una gala de caridad en Manhattan en 1995 y al parecer Lady Di encantó al empresario con su porte y delicadeza. Él mismo lo afirmó en uno de sus libros autobiográficos “No pude evitar notar cómo movía a la gente. Ella iluminó la habitación. Su encanto, su presencia, era una auténtica princesa, una mujer de ensueño”.

Exactamente tres meses después de su divorcio con el príncipe Carlos, Trump comenzó a enviarle a la princesa Diana muchas flores –pese a que él seguía teniendo esposa– pero afortunadamente ella ignoró todas sus insinuaciones. ¡Bien Hecho!

La verdad es que no nos sorprende tanto que Diana lo haya bateado, porque #Trump, pero a lo mejor en otro universo, uno muy bizarro, Lady Di podría estar tomando responsabilidades de Primera Dama en la Casa Blanca.

5. El Duque de Edimburgo mandó a asesinarla

Esta puede que sea una de las acusaciones más fuertes que se han dicho alrededor de la muerte de la Princesa Diana.

La teoría sobre los detalles de su muerte fueron relatados en el libro “Diana, réquiem por una mentira” a cargo de la periodista española Concha Calleja.

En el libro, Concha afirma que, previo a su muerte, Diana temía por su seguridad. La periodista incluso entrevistó a Mohamed Al Fayed, padre de Dodi Al-Fayed, el entonces novio de Diana y que también murió en el accidente.

Mohamed afirmó que días anteriores a su muerte, cuando pasaron tiempo juntos, la propia Diana le dijo: “Si me pasa algo, el culpable es el Duque de Edimburgo”.

Además, la periodista señala que las causas de la muerte de Diana se debieron a cuestiones políticas, ya que la relación entre ella y Dodi–quién era musulmán– iba muy enserio, y los rumores de su posible embarazo pusieron en alerta a la Casa Real Británica, a la que no le convenía que su heredero tuviera un medio hermano con otras preferencias políticas y religiosas.

princesa Diana de Gales

Foto. @kensingtonroyal

Pese a todos los rumores que se han dicho e inventado sobre la Familia Real Británica y la vida de la princesa Diana, lo que vale la pena es quedarnos con lo que sí se pudo constatar: Diana fue una mujer que luchó por su felicidad, que hizo las cosas a su manera y que, en el camino, tocó miles de corazones.