Ahora que el placer se reparte por celular, ¿cuánto sextea la gente en este mundo?

Los mensajes de texto y las fotos vía celular pueden tener miles de propósitos, uno de los más populares es sextear, sí esa peculiar costumbre de mandarse nudes con gente de confianza —o no tanta, a veces— a la que quieres coquetearle o mostrar lo mejor de ti, una bonita actividad que puede practicarse desde la recámara, el baño de la escuela/oficina o tal vez desde el asiento de al lado en el Uber pool o en el transporte público, nunca se sabe.

Y como esta práctica del sexting cada vez se hace más popular, los científicos sociales más cool ya comenzaron a medirla, ahora podemos saber con número qué tanto se acostumbra sextear, quiénes lo hacen más y todo eso que te hace sentir que sí, en verdad un mundo nos vigila.

El estudio mágico del amor y el sexo

El Instituto Kinsey se asoció con Clue para descubrir cómo los seres humanos se conectan en todo el mundo en la era digital. Tomaron como muestra a 140,000 personas mayores de 18 años de edad de 198 países. Después de analizar los resultados, se toparon que, en efecto, el sexting es mucho más que una moda pasajera.

Para comenzar, un 30% de los encuestados declaró haber usado una app de citas al menos alguna vez en su vida. Sorpresivamente, hay más gente que sextea que los que usan Tinder, OK Cupid o Bumble, ¡un 67% confesó haber sexteado o ser activo en sexting! Según Kinsey, esto es 45% más que hace cinco años. Lo cual quiere decir que casi la mitad de la población se envía penes, nudes y fotos sexis por mensajes en chats, y cada vez es más común.

El país que más sextea es Sudáfrica, con un 77%, seguido por los Estados Unidos con un 74%; los más bajos fueron Japón, con un 34%, y Corea del Sur, 30%.

Sextea por chats o por apps

La encuesta revela que solo el 10% de las personas admiten usar apps de dates para citas de una noche, mientras que el 15% las usa para encontrar pareja. Un 7% sí busca alguien con quién casarse mientras que 9% quiere una relación a corto o largo plazo.

Amanda Gesselman, Investigadora Científica en el Instituto Kinsey, explicó que “la tecnología está estrechamente entrelazada con nuestra vida cotidiana, y la usamos para conectar y administrar muchas de las cosas que son más importantes para nosotrxs”… como el amor y el sexo.

Añadió que “un gran número de personas se involucran con la tecnología no solo para conocer a sus parejas, sino también para aprender más sobre el sexo, para rastrear sus propias experiencias sexuales y para mejorar sus relaciones sexuales”.

Así que no te sientas un bicho raro por decir que conociste a tu pareja en Tinder, o que una de tus actividades de ligue es el sexting, porque es algo sumamente normal en estos días. El impacto de la tecnología en las relaciones personales es más que evidente y, en muchos casos, ha resultado positiva.

Te dejamos el resumen de la encuesta en este video: