Probamos la yoga facial para contarte qué tal

La yoga facial es una práctica poderosa que puede brindar varios beneficios a la salud, tanto físicos como emocionales y además siempre es lindo cambiar nuestra rutina y cuidar nuestro cuerpo

Vamos a ponernos mamadísimas, pero de la cara. Resulta y acontece que hace unas semanas nos buscó Carolina Jarinova, fundadora y creadora del Face Healing Method, que es un proyecto en donde comparte su conocimiento y experiencia sobre los beneficios a la salud de la yoga facial, la cual comenzó a practicar después de vivir una parálisis facial.

Ali González, integrante de la equipa Malvestida, se animó a tomar unas clases para contarnos su experiencia. Y además nos pusimos a investigar sobre esta práctica y la ciencia que hay detrás de sus beneficios.

¿Qué es la yoga facial?

La yoga facial es una serie de ejercicios diseñados para tonificar y relajar los músculos faciales, con la intención de mantener la piel más fuerte.

A menudo hay quienes dicen que funciona para mantener una piel «joven», nosotras decimos que si nuestra edad es una y la piel lo refleja ¡a quién le importa! Ya basta de las imposiciones de belleza que nos dicen cómo deberíamos lucir, pero sí, está increíble poder tonificar la piel, además es combinado con ejercicios de respiración para conectar con nuestro cuerpo.

La yoga facial es una técnica que combina ejercicios faciales y de respiración para tonificar y fortalecer los músculos faciales.

¿Cómo funciona la yoga facial?

La yoga facial se basa en la premisa de que, al igual que cualquier otro músculo del cuerpo, los músculos faciales necesitan ejercicio para mantenerse fuertes y saludables. Cuando estos músculos se debilitan, debido a la edad o la falta de uso, podemos empezar a notar arrugas, flacidez y otros signos de envejecimiento en la piel.

Más allá de la belleza, beneficios para la salud de la yoga facial

La práctica regular de la yoga facial puede ofrecer varios beneficios para la salud. Aquí hay algunos: 

  1. Mejora la circulación: Al igual que cualquier otro ejercicio, la yoga facial puede aumentar el flujo de sangre a tu piel, lo que puede ayudar a aportar oxígeno y nutrientes esenciales para una piel saludable.
  2. Reducción de arrugas: El fortalecimiento y la tonificación de los músculos faciales pueden ayudar a suavizar las líneas finas y las arrugas.
  3. Relajación: Al igual que en la yoga convencional, la yoga facial puede ayudarte a relajarte, reducir el estrés y mejorar tu bienestar general.

El yoga es político y para todos los cuerpos: entrevista con Jessamyn Stanley

Ali nos contó que «desde la primera sesión sentí un cambio súper importante y no fue en la elasticidad de la piel o en mis facciones, fue en mi estado de ánimo. Hacer face healing, como le llama Carolina, se siente como una meditación» y es que el proceso definitivamente no es rápido, por lo que requiere que hagas un espacio en tu día para destinarlo únicamente a experimentar los movimientos y olores».

Si bien la yoga facial no puede reemplazar la consulta dermatológica para atender cualquier asunto relacionado con la piel, puede ser una adición valiosa a tus rutinas de cuidado.

Consejos para incorporarla en tu rutina diaria

Lo hermoso de la yoga facial es que se puede realizar en cualquier momento y lugar. No importa si te encuentras en tu casa, en el trabajo o incluso mientras viajas, puedes incorporar este método en tu rutina diaria sin ningún inconveniente. Aquí te proporcionamos consejos útiles que te ayudarán a lograrlo: 

1. Elige tu momento: El tiempo ideal para hacer yoga facial puede variar de una persona a otra. Algunas personas podrían preferir hacerlo por la mañana para empezar el día con una sensación de frescura, mientras que otras podrían elegir hacerlo por la noche como parte de su rutina de relajación antes de dormir. Prueba diferentes momentos del día y descubre cuál se adapta mejor a tu horario y estado de ánimo. 

2. Crea un ambiente tranquilo: Aunque la yoga facial se puede hacer en cualquier lugar, vale la pena tratar de encontrar un lugar tranquilo donde puedas concentrarte en tus ejercicios. Esto podría ser una habitación tranquila en tu hogar, un espacio al aire libre o incluso un rincón tranquilo en tu lugar de trabajo. La idea es eliminar distracciones para que puedas concentrarte completamente en tus ejercicios de yoga facial. 

3. Repite los ejercicios: La práctica constante es clave para obtener resultados con la yoga facial. Por ende, procura hacer tus ejercicios de yoga facial todos los días. Puedes comenzar con solo unos minutos al día e ir incrementando el tiempo a medida que te sientas más cómodo con los ejercicios. 

4. Mantén una buena postura: Aunque la yoga facial está principalmente enfocada en los músculos de tu rostro, mantener una buena postura te ayudará a obtener mejores resultados. Asegúrate de estar sentado derecho y cómodamente mientras haces tus ejercicios de yoga facial. 

Puedes hacerlo sola o acompañada, Ali lo hizo con su mamá y además de regalarse un momento de relajación lo hizo de manera compartida. «Me encantó la práctica como una herramienta más a agregar a mi día, la primera semana la hice junto a mi mamá y me encantó poder compartir ese momento con ella, al final nos sentíamos súper relajadas. Recomiendo muchísimo intentarlo si eres una persona estresada por naturaleza y tienes bruxismo, como yo, durante el reto hay algunos ejercicios especiales para la mandíbula que me hicieron relajarla muchísimo».

Recuerda, la yoga facial no solo trata de mejorar la apariencia de tu rostro, sino que también tiene numerosos beneficios para la salud, incluyendo la mejora de la circulación y la relajación de la mente. Así que tómate tu tiempo, encuentra tu ritmo y disfruta de los muchos beneficios que esta práctica puede aportar a tu vida.

¿Existen estudios científicos que respalden los beneficios de la yoga facial?

La ciencia ha comenzado a dar pasos adelante para estudiar los beneficios de la yoga facial. A pesar de que este es un campo de investigación que está en sus primeras etapas, ya hay indicios prometedores que demuestran que la yoga facial puede tener un impacto positivo en la salud y la apariencia de la piel. 

Violencia obstétrica y gordofobia: embarazarse en un cuerpo gordo

En un estudio realizado por la Universidad Northwestern, los investigadores encontraron que las personas que practicaban yoga facial regularmente durante un período de 20 semanas observaron mejoras en la plenitud de sus mejillas. Esto sugiere que la yoga facial puede desempeñar un papel en la prevención de una apariencia «descolgada» de la piel asociada con la pérdida de grasa en la cara. 

Además, otro estudio publicado en el Journal of Clinical and Diagnostic Research descubrió que las personas que participaron en un programa de yoga facial durante ocho semanas experimentaron una significativa reducción en los niveles de estrés y una mejora en la satisfacción con su aspecto

Si bien estos estudios son prometedores, se necesita más investigación para comprender completamente cómo funciona la yoga facial y cuáles son sus beneficios específicos para la salud. Esto no debería disuadirte de practicar yoga facial. Si la práctica te hace sentir bien y te ayuda a vivir de una manera más saludable y consciente, eso ya es un motivo suficiente para continuar. 

Mientras más investigaciones se realicen, más comprenderemos sobre los beneficios de la yoga facial. Mientras tanto, si te sientes bien practicándola, no hay razón para no seguir haciéndolo

¿Se recomienda para ciertas condiciones de salud?

Sí, varios profesionales de la salud y expertos en belleza recomiendan la yoga facial para ciertas condiciones. Las personas que sufren de condiciones como migrañas, sinusitis y bruxismo, pueden encontrar alivio a través de la práctica de yoga facial. Los ejercicios de yoga facial pueden ayudar a relajar los músculos faciales que a menudo están tensos y pueden contribuir a estas afecciones. 

La yoga facial es una práctica poderosa que puede brindar varios beneficios a la salud, tanto físicos como emocionales y además siempre es lindo cambiar nuestra rutina y cuidar nuestro cuerpo. Si la pruebas cuéntanos cómo te fue.

Recuerda siempre consultar a un profesional antes de comenzar cualquier nueva rutina de ejercicio, y disfruta esta antigua práctica que promueve la salud, el bienestar y la belleza.

Recomendado

Kylie Jenner y cómo crear un estereotipo de belleza a los 20 años

¿Recuerdas cuando tenías 20 años? Generalmente, a esa edad...

4 formas distintas de llevar el lipstick mate esta temporada

Si tuviera que elegir un sólo producto de maquillaje...

VIDEO: Buena idea, mala idea’, presenta: moldes para cejas

'Buena idea, mala idea' es una nueva producción...
Salir de la versión móvil