Cómo cuidar tu vulva: una guía libre de tabúes

En pleno 2022 aún hay personas que no pueden decir las palabras vulva o vello púbico en voz alta. Por eso, junto con Gillette Venus, queremos abrir la conversación y mirar nuestra llamada zona íntima sin pena ni prejuicios.

Recomendado

Cómo lavar la vulva correctamente: ¿con agüita es suficiente?

Recientemente las dudas sobre cómo cuidar la zona genital...

Los riesgos (y el racismo) detrás del blanqueamiento de vulva

Existen procedimientos y jabones que supuestamente sirven de blanqueamiento...

11 libros para aprender todito sobre tu vulva

¿Qué tanto sabes sobre tu vulva?, ¿cuántas veces la...

Guía de fluidos vaginales: te explicamos qué es lo que sale de tu vagina

Hablemos sin prejuicios y sin pena (¿eso qué es?)...

Compartir

¿Cuántas veces has mirado con detenimiento tu área genital, también llamada zona íntima? Muchas mujeres y personas con vulva viven tabúes acerca de la llamada zona íntima, los cuales perpetúan desinformación y alejan a las personas de disfrutar su cuerpo y saber cómo cuidarlo.

De acuerdo con una encuesta de Venus realizada en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y Australia, una de cada cuatro mujeres no se siente cómoda para hablar de su vulva, y muchas de ellas incluso evitan mirarla (breve pausa para decirte: #MíralaHoy).

Hoy sabemos que las vulvas pueden verse muy diferentes entre sí y eso es lo que las hace únicas; que mantener o rasurar el vello púbico es una decisión sumamente personal; que es normal tener flujos vaginales y que la vulva huele a vulva y eso está bien.

11 libros para aprender todito sobre tu vulva

Por eso, Gillette Venus ha lanzado un movimiento llamado “Mírala hoy, cuídala hoy” para abrir la conversación sobre el área íntima, derribar los tabúes y que las mujeres y personas con vulva puedan elegir el mejor cuidado.

Aquí te traemos consejos e información super valiosa, para que paso a paso aprendas cómo cuidar tu vulva. Y recuerda: ¡mereces mirarla y explorarla sin temor!

cómo cuidar tu vulva

¿Por qué es tan incómodo hablar de nuestras vulvas, vaginas o vellos púbicos?

Desafortunadamente, a lo largo de la historia los cuerpos con vulva han sido catalogados y descritos desde una mirada masculina y patriarcal. Que al día de hoy siga existiendo incomodidad o vergüenza alrededor de la vulva, vagina y vello púbico es consecuencia de una larga práctica social, caracterizada por el estigma y prejuicio.

Esta práctica social ha hecho que hablar de cualquier otra parte del cuerpo sea mucho más cómodo o menos problemático que hablar de vulvas y vaginas. Siendo honestas, esto parece ser un acercamiento bastante infantil, ¿por qué han sembrado en nosotras la semilla de vergüenza y temor en algo tan natural como nuestra fisionomía?

Una de las respuestas es la hipersexualización de los cuerpos de las mujeres y los altísimos estándares de belleza. Si has sentido vergüenza o timidez al momento de observar tu vulva o hablar de ella, tranquila, no es tu culpa, es algo que hemos aprendido de la cultura patriarcal.

Pensémoslo así: desde la infancia existen cientos de ideas, anuncios, enunciados, historias, imágenes, productos, que nos inundan todos los días diciendo que nuestras vulvas deben lucir de cierta manera. Suaves, lisas, secas, sin olor, sin vello, sin fluido, sin manchas, sin labios grandes, etc. O sea, irreales.

La verdad es que ninguna vulva se ve igual. Todas son distintas. Y nadie debería sentir presión alguna por su tamaño, color o forma.

Cómo cuidar tu vulva

El primer paso para cuidar de una vulva es mirarla. Debemos conocerla, saber cómo se ve y cómo se siente, conocer su forma, su color y textura. Este primer paso es muy importante y te ayudará muchísimo para reconocer cuando algo no anda bien.

La vulva no necesita de cuidados extremadamente detallados, pero sí de cosas básicas que le permitirán estar saludable. Por ejemplo:

  1. No te automediques, si notas algo extraño o anormal acude con tu ginecóloga.
  2. Utiliza ropa interior de algodón y evita prendas muy ajustadas en la zona.
  3. Lávala una vez al día, durante el baño es suficiente. Eso sí, muy importante, evita jabones con fragancias y desodorantes. El correcto lavado de la vulva, se realiza únicamente en el exterior, nada debe ir dentro de tu vagina (ella se limpia sola). Utiliza jabón neutro y seca muy bien antes de colocar la ropa interior.
  4. Realiza con frecuencia tus chequeos ginecológicos.
cómo cuidar tu vulva

¿Afeitar o dejar crecer el vello púbico?

Tal vez deducimos con obviedad y pensamos que si existe el vello púbico es porque tiene una función. Y es verdad, la principal función que cumple es ser una barrera protectora. ¿Y qué te protege? De la fricción, irritación, bacterias, infecciones y reduce la cantidad de sudor que se produce alrededor de la vulva.

Para muchas personas, la sensación de tener una zona vulvar libre de vello púbico es mucho más placentera, ya sea porque se sienten más cómodas o les gusta cómo se ve. Si decides rasurar o no el vello púbico, ambas decisiones son sumamente personales y válidas.

cómo cuidar tu vulva

¿Cómo hacer un rasurado sin causar irritación?

Si ya decidiste rasurar tu vello púbico o llevas tiempo haciéndolo y aún no sabes cómo preparar tu piel para no irritarla, aquí te explicamos paso a paso.

  1. Prepara tu piel. Es muy importante realizar una exfoliación muy gentil, esto va a ayudar a remover células muertas de la piel, sebo o grasa que puedan causar vellos encarnados. Puedes utilizar el exfoliante suave de Venus, que no tiene parabenos, colorantes, fragancias ni siliconas y además tiene un ph balanceado.
  2. Protege la zona. Utiliza un jabón que sea amigable con tu vulva y vagina al momento de afeitar. Este paso es importante porque creará una capa protectora que evitará irritaciones al rasurar. El jabón íntimo y gel para afeitar de Venus es 2 en 1. Puedes utilizarlo diariamente para lavar tu vulva (solo la parte externa) y a la vez como si fuera una capa protectora para evitar irritaciones al rasurar.
  3. Afeita con delicadeza. Afeita con calma y mucha atención, ciudadano cada parte de tu zona. Un buen rastrillo será de gran ayuda. Venus tiene un rastrillo especial para el área íntima, diseñado para piel sensible y para proteger la piel; además tiene una barrera protectora anti-irritación durante el rasurado que ayudará a cuidar la zona.

Ya sea que decidas o no rasurarte, recuerda que es solo tu decisión. Y que mereces conocer tu cuerpo para saber cómo decides cuidarlo y gozarlo.

Compartir