¿Qué hacer si viví violencia sexual? La plataforma Tiempo Fuera te ayuda

Te contamos como la plataforma Tiempo Fuera hace la diferencia y te ayuda a saber qué hacer en caso de que vivas violencia sexual. 

Fotografía. Julie Ricard

Por: Gabriela Martínez 

En México tenemos leyes que nos protegen, pero navegar el sistema después de vivir violencia sexual puede ser muy complicado y abrumador. Por eso urgen herramientas que nos ayuden a saber cuáles son nuestros derechos y opciones. 

A más de un año de la pandemia por Covid-19 en México, vivimos con muchas repercusiones. Una de ellas es el aumento de las violencias hacia las mujeres, en particular la violencia sexual.

La pandemia y la violencia contra las mujeres

De acuerdo con informe “Las dos pandemias: Violencia contra las mujeres en México en el contexto de Covid-19”, publicado por la organización feminista EQUIS Justicia para las Mujeres en conjunto con la Red Nacional de Refugios e Intersecta en junio del 2020, la violencia contra las mujeres en México antes de la pandemia era ya enorme:

“Para dimensionarlo: de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (2016) en México, el 44% de las mujeres mayores de 15 años habían vivido al menos un incidente de violencia a lo largo de su última relación de pareja.”

Ya que empezó la crisis, las llamadas de auxilio por violencia de género aumentaron. En agosto de 2020, el pico fue de 23,421 y también aumentaron las llamadas específicas por abuso sexual

La combinación pandemia y cuarentena contribuyeron a aumentar la violencia contra las mujeres. Platicamos con Mariana Mancilla, oficial de incidencia para el Programa de Jóvenes por los Derechos Sexuales y Reproductivos (REDefine México), parte del Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir, que nos platicó de Tiempo Fuera, la plataforma de tecnología cívica que proporciona información sobre qué hacer. 

Cómo saber qué hacer al vivir violencia sexual

Tiempo Fuera es una plataforma completamente gratuita, disponible para todos los estados de la República Mexicana, que funciona como guía para proporcionar información integral, vigente y actualizada a las personas que han vivido una situación de violencia sexual. 

Mariana nos cuenta que  fue creada porque “detectamos que no había claridad de qué pasos seguir cuando alguien quería recibir atención médica o de justicia en caso de vivir violencia sexual. Particularmente que no había información clara cuando había un embarazo producto de la violación y se quería interrumpir”. 

La herramienta es súper fácil utilizar: a través de una serie de preguntas claves, va proporcionando a la persona los pasos a seguir de acuerdo al tiempo que ha pasado desde el episodio de violencia sexual. Explica desde los documentos que debes contar, cuáles son tus derechos y que servicios deben ofrecerte las instancias. 

La información se divide en tres áreas: salud, justicia y atención integral. Para cada una puedes encontrar un mapa con la información geográfica de los centros e instancias disponibles según tu caso.  

¿Y si no sé si lo que viví fue violencia?

A veces tenemos miedo de que digan que “exageramos” o nos convencemos de que lo que vivimos solo fue incómodo, pero no cuenta como violencia. 

Así es como define la NOM-046 al maltrato sexual:

“La acción mediante la cual se induce o se impone la realización de prácticas sexuales no deseadas o respecto de las cuales se tiene la imposibilidad para consentir”.

Mientras tanto, la violencia sexual es:

“Todo acto sexual, la tentativa de consumar un acto sexual, los comentarios o insinuaciones sexuales no deseados o las acciones para comercializar o utilizar de cualquier otro modo la sexualidad de una persona mediante coacción por otra persona, independientemente de la relación de ésta con la víctima, en cualquier ámbito, incluidos el hogar y el lugar de trabajo”. 

Claro que la ley no es la única manera de definir nuestras experiencias, pero conocer las definiciones puede darte paz y seguridad.

Una plataforma siempre disponible y discreta

Otra cosa que distingue a Tiempo Fuera es que puedes acceder a ella desde cualquier lugar con conexión a internet. Como nos dice Mariana, la tecnología cívica es súper importante para que las mujeres puedan conocer sus derechos y los pasos a seguir si alguno de ellos es violentado. 

“Hemos acercado un poquito más y con mayor discreción la información sobre atención en casos de violencia sexual. Consideramos que en algunos casos es más fácil buscar información en la red digital que llamar al 911 o algunos otros números de apoyo, pues no son escuchadas por otra persona (su agresor)”, nos cuenta Mariana. 

Según los datos de todo el año 2020, esta plataforma tuvo un alcance de 10,859 pestañas de la página visitadas, y el 7.8 de las personas regresaron a consultar. ¿Desde dónde vienen las visitas? La mayoría son de Ciudad de México, Guadalajara, Ecatepec y Morelia.

Es importante destacar que si bien se trata de una herramienta en línea, las rutas de acción proporcionadas por Tiempo Fuera son descargables, así las puedes tener contigo incluso cuando no cuentes con internet o datos móviles. 

Imagen. Tiempo Fuera

Trabajar en conjunto para lograr la diferencia 

Las instituciones públicas que son mencionadas en la plataforma tienen la obligación de atender a las personas con casos de violencia sexual sin discriminación y de respetar su derecho a la confidencialidad y garantizando siempre sus derecho a la salud y a la justicia. 

El contar con la información necesaria y en tiempo real puede resultar clave para disminuir la denominada cifra negra o los casos no denunciados.

En palabras de Mariana “son todos aquellos los  no son contabilizados debido a que las mujeres no tienen acompañamiento y/o las herramientas necesarias para acceder a los servicios, o bien, porque la violencia sexual escaló a un feminicidio o bien, la violencia es tipificada bajo otras causales como violencia doméstica o intrafamiliar”.

Esto es lo que encontrarás en Tiempo Fuera 

Recuerda que es tu decisión denunciar o no, pero siempre tienes derecho a recibir información para elegir lo que sea mejor para ti y tu salud.