No somos frutas, somos personas o cómo hacer una autoexploración de mamas sin censura

Las redes sociales censuran los senos y pezones de las mujeres, pero ver claramente cómo hacer una autoexploración de mamas es básico para cuidar de nuestra salud. En este video te mostramos cómo.

autoexploración de mamas
Imágenes. Diana Caballero para Malvestida

Seguro has visto múltiples fotos y videos que explican cómo autoexplorarte, pero siempre con dibujos muy vagos, mujeres con ropa o frutas que sustituyen a los senos. 

Pero no somos frutas, somos personas. Nuestra anatomía no debe ser causa de censura, mucho menos cuando se trata de prevenir el cáncer de mama, que es la primera causa de muerte por cáncer en mujeres mexicanas.

La autoexploración de mamas es un método que nos ayuda a conocer nuestro cuerpo y, por lo tanto, a identificar los cambios que son señal de que algo anda mal. Por eso es súper importante que tengamos ejemplos gráficos de cómo realizar una de la forma correcta.

Imágenes. Diana Caballero para Malvestida

Así es una autoexploración de mamas

En este video, te mostramos cómo se ve una autoexploración hecha por mujeres diversas. Lo hicimos con mucho amor, en colaboración con Consultorio Ixchel: ginecología y obstetricia, La Eroteca y la directora Paula Jiménez.

1. Desde los 25 años, elige un día para explorarte. Si menstrúas, debe ser durante tu periodo.

2. Observa tus pechos y la piel a su alrededor, buscando cambios en la coloración de ellos y tu pezón o areola, así como lunares, pecas o marcas que no estuvieran antes. 

3. Coloca una mano atrás de tu nuca y con la contraria palpa tu seno en forma circular, con presión media. Toca su seno, pezones y areola. Toma tu areola entre tu pulgar e índice, para asegurarte de que no haya una secreción. 

4. Acuésta bocarriba y toca el área que rodea tu seno, así como en tu axila, haciendo énfasis en la parte hueca. 

5. Repite con tu otro seno. 

¿De qué me debo fijar?

Además de cualquier cambio en la coloración de la piel de tus senos, pezones y areolas, estas son algunas señales de que debes consultar con tu ginecóloga o ginecólogo.

1. Un nódulo o bulto en la mama o axila.

2. Enrojecimiento de la piel.

3. Hundimiento del pezón.

4. Secreción que contenga sangre o pus o sea de un color oscuro. 

Imágenes. Diana Caballero para Malvestida
Imágenes. Diana Caballero para Malvestida
Imágenes. Diana Caballero para Malvestida

No entres en pánico, recuerda que un cambio no necesariamente significa cáncer y que, si lo es, lo mejor es detectarlo a tiempo y comenzar un tratamiento. 

Nuestra salud no debe ser censurada.