Mi experiencia con el tantrismo: masturbación y espiritualidad

El tantrismo es una opción para acercarnos a la sexualidad a través de la espiritualidad y la meditación. Te contamos cómo se siente practicarlo.

Foto. Madison Lavern / Unsplash

La masturbación sigue siendo un tema lleno de tabúes y prejuicios alrededor del mundo. Por eso, a veces se nos olvida que es una de las formas más bellas para conectar con nuestro cuerpo de manera genuina.

Claro que cuando encuentras esa conexión entre cuerpo y mente resulta aún mejor y eso fue lo que me sucedió cuando probé la meditación tántrica. 

Blood Creek Yonic GIF - Find & Share on GIPHY

¿Qué es el tantrismo?

Para entrar en contexto, el tantrismo es una técnica que se centra en vivir la sexualidad de una manera más espiritual, utilizando todos los sentidos del cuerpo y no solo los genitales.

Se originó hace más de 4000 años en Oriente y es practicado en variantes budistas, hinduistas y prácticas holísticas.

El objetivo de esta filosofía es poder conocernos a través de una conexión espiritual sexual y energética que nos permita experimentar el placer de otra manera.

Puede ser practicado en pareja o en soledad y otro de sus beneficios es retardar la eyaculación para tardar más tiempo en llegar al orgasmo.

El tantrismo también ayuda a aprender a respirar, es un buen ejercicio para calmar la ansiedad y nos puede ser de apoyo para reconciliarnos con nuestras inseguridades corporales y sexuales. 

Yo lo practiqué desde casa por el confinamiento con el terapeuta tántrico Pedro Morales, que cada jueves realiza sesiones por Zoom en donde nos va guiando y cada quien va meditando en privacidad.

También existen lugares donde puedes practicar presencialmente bajo la supervisión de un o una terapeuta tántrico sexual. 

Art GIF by ADWEEK - Find & Share on GIPHY

La masturbación no solo son los genitales

Una de las cosas más satisfactorias de esta meditación es poder darte cuenta que muchas veces nos centramos únicamente en satisfacernos sexualmente mediante los genitales pero en realidad tenemos zonas erógenas en todo el cuerpo. 

Realmente todo nuestro cuerpo puede llevar a una excitación, solo es cuestión de encontrar lo que más te guste y te haga sentir bien mientras sueltas tus preocupaciones y te dejas llevar para conectar con tu mente y cuerpo y simplemente estar. 

A mí me pasa que con la rutina se me olvida darle gracias a mi cuerpo por todas las funciones que tiene y todo lo que me permite hacer día con día, por eso sentir mi propia piel, mis cicatrices y hasta las partes de mi cuerpo que no me encantan es un gran ejercicio para aceptarme y agradecer quién soy. 

Animation Loop GIF by steamlog - Find & Share on GIPHY

Tips para tener una meditación más placentera

La meditación en este caso ayuda a situarte en el momento y lugar donde te encuentres y concentrarte en disfrutar. Es importante estar en un espacio donde te sientas completamente en paz. Puede ser en tu cama, un sillón, un tapete de yoga o hasta en el piso. 

También es recomendable usar algún lubricante y/o aceite con aromas para masajes que te sea conveniente, recuerda que todo es a tu gusto.. En mi caso, yo utilice un lubricante a base de agua y un aceite de Orquídea de Tahiti de The Body Shop.

El aceite me ayudó a poder masajear zonas como mis brazos, mi espalda, estomago, pies y piernas, y el lubricante para los genitales. 

Otra recomendación es usar velas aromáticas o algún incienso que tenga algún olor de tu preferencia, el contexto siempre es importante para tener una meditación más placentera. 

Y por supuesto, el último tip es tener tu propia privacidad. Ya sea que decidas hacerlo en pareja o contigo, encontrar un momento y lugar ideal es bueno para disfrutar de tu cuerpo, sin tabúes y sin prisas. 

Candle Reaction GIF by moodman - Find & Share on GIPHY

En YouTube existen meditaciones tántricas de diferente duración y sonidos, puedes encontrar la que más te guste. También, Pedro Morales con quién yo realizo mis meditaciones, sube cada jueves a su página de Facebook y canal de YouTube los audios de las sesiones tántricas.

Intentar estas meditaciones pueden ser una buena oportunidad para conectar contigo y hasta reconciliarte con tu cuerpo si padeces alguna enfermedad o buscas nuevas maneras de darte amor.

Puede que al principio sientas nervios, miedo o inseguridad pero es importante ser paciente y sobre todo tener la mente abierta a nuevas experiencias de autoconocimiento. ¡Mente y manos a la obra! .