Space Hippie: los tenis del futuro están hechos con basura reciclada

La colección de tenis Space Hippie de Nike está hecha con basura de sus fábricas. Te contamos la inspiración detrás y por qué este tipo de diseño es crucial para el futuro.

Space Hippie
Imágenes. Nike

Por lo general tenemos la idea de que cuando un producto está hecho con el propósito de ser más sostenible, tendremos que sacrificar algo.

Tal vez pensamos que el diseño no será tan novedoso o no funcionará igual que uno creado con materiales nuevos. Y quizá así fue durante un tiempo, pero hoy en día la tecnología y el diseño han avanzado mucho para reinterpretar los materiales.

También, por supuesto, la necesidad de crear objetos que estén pensados para un mundo en el que los recursos son cada vez más escasos ha forzado a las empresas a imaginar formas de crear con un enfoque sustentable.

Space Hippie

El diseño circular 

Una manera de lograr esto es mediante el diseño circular. Este concepto se refiere a que desde la primera etapa de un producto se piensa en su ciclo de vida, incluyendo cómo se va a desechar, para con ese material crear algo más.

Space Hippie de Nike

Un esfuerzo increíble –tanto a nivel de performance como de diseño– son los tenis Space Hippie de Nike, que nacen del deseo de crear con diseño circular y también de un concepto de los viajes al espacio: la utilización in-situ.

Esta frase es usada por la NASA y se refiere a construir con lo que haya en el destino, ya sea la Luna, Marte o cualquier otro lugar.

Tomando eso como inspiración, la colección Space Hippie fue creada con materiales de desecho de las fábricas que elaboran los productos de Nike. 

Imagina esas montañas de espuma, textiles, hilos y plástico dentro de una licuadora creativa y ¡pum! Surgen tenis increíbles.

¿De qué están hechos los Space Hippie?

El cuerpo de los Space Hippie está hecho con un textil que contiene al menos 85% de rPoly, un material compuesto por botellas de plástico y pedazos de tela.

La suela está compuesta totalmente por materiales de espuma reciclados, por eso son ultraligeros y pensados para largas caminatas en la ciudad. Además de que su diseño tiene una onda futurista que de inmediato atrapa la mirada.

Para Nike, este proyecto es un ejercicio que busca repensar todo el proceso de producción de sus diseños y encontrar nuevas formas de crear incorporando elementos que normalmente serían considerados basura.

Hoy más que nunca, este compromiso por parte de las grandes marcas resulta fundamental si queremos imaginar un futuro en el que la innovación en la moda no ponga en riesgo al planeta.