La serie Poco ortodoxa es nuestra recomendación de fin de semana

Poco ortodoxa o Unorthodox es una serie que sigue a una mujer en una situación muy específica, pero con la que todas podemos empatizar.

Poco ortodoxa
Anika Molnar/Netflix

Cuestionarnos constantemente las diferentes realidades que vivimos las mujeres alrededor del mundo es un ejercicio de reflexión que puede ayudarnos a empatizar y entender de manera más clara los caminos y decisiones que toman otras personas.

La nueva miniserie de Netflix Poco ortodoxa es excelente para ver con toda claridad la represión y el fundamentalismo que viven las mujeres dentro de la comunidad jasídica ultraortodoxa, y aquí te contamos por qué te recomendamos que la veas en esta cuarentena. 

Poco ortodoxa está inspirada en hechos reales

Tenemos que empezar diciendo que esta producción que consta de 4 capítulos está inspirada en el libro Unorthodox: the Scandalous Rejection of My Hasidic Roots, de Deborah Feldman. O sea que sí, muchas de las escenas de la serie realmente sucedieron.

La historia relata cómo Esther Shapiro, una mujer judía de 19 años recién casada, huye de su comunidad en Williamsburg. Nueva York para ir a Berlín y empezar de cero. Ahí, se topa con las dificultades de un mundo exterior al que nunca ha pertenecido y con los prejuicios con los que vivió la mayor parte de su vida.

Si bien las historias de Deborah y Esther no son las mismas, existen similitudes entre la autora real y el personaje. Sobre todo en lo que se refiere a las tradiciones de este tipo de judaísmo, que tanto el personaje como la mujer real vivieron (y acabaron rechazando).

Por ejemplo, el hecho de no poder dormir en la misma cama que sus esposos cuando están menstruando porque las consideran “impuras” o tener que renunciar a su cabello, rapándose o cubriéndolo con velos o pelucas. Esto porque la ley de recato indica que las mujeres pueden mostrar únicamente su cabello a sus esposo, al ser considerado un rasgo de belleza y vanidad muy importante. 

Actuaciones y producción súper destacada

La actuación de Shira Haas, quien le da vida a Esther, es una de las mejores cosas que tiene la serie pues te envuelve en el contexto y hace que realmente te pongas en sus zapatos. 

Además, es importante mencionar que Unorthodox está escrita y dirigida por puras mujeres: Anna Winger, Alexa Karolinski y Maria Schrader.  Deborah le pidió personalmente a este equipo que lleve su vida a nuestras pantallas. 

También nos gustó saber que esta no es una crítica desde afuera, sino que todas las personas del cast y el staff están involucradas en la comunidad judía, lo que les permitió retratar de forma respetuosa y exacta las creencias que vemos en la historia. 

Por eso vemos, por ejemplo, que los personajes hablen yidis, un idioma que es mezcla entre el alemán y el hebreo y que es la lengua materna de muchas personas judías. Es la primera serie de Netflix filmada principalmente en este idioma.

Dos mundos opuestos

Una de las cosas que la serie puntualiza, y que también Feldman cuenta en su libro, es la dificultad que tienen las mujeres en esta comunidad al intentar independizarse de sus esposos y hogares, pues dependen económica y emocionalmente de ellos. 

Es interesante ver el contraste de mundos para Esther: deuno donde su deber es ser una “buena esposa” y tener todos los hijos posibles a otro en el que puede correr el riesgo de perseguir sus sueños, en una ciudad que está llena de recuerdos dolorosos para su comunidad. 

Es una historia que vale la pena en muchos aspectos y que sin duda puedes sentir el sufrimiento de Esther al no poder conseguir su libertad, la presión social o problemas con su mismo cuerpo, como el vaginismo y la ansiedad.

Más allá de hacer una crítica hacía ideales y tradiciones distintas a las nuestras, series como esta son una gran oportunidad para mirar a todas nuestras direcciones, aprender y entender que no elegimos de donde venimos pero sí podemos tomar valentía y cambiar nuestro rumbo si no nos gusta lo que vivimos, sobre todo en contextos tan patriarcales y represivos.

View this post on Instagram

❤️

A post shared by Shira Haas (@shirahaas) on