Qué hacer cuando no hay inspiración: los mejores tips del team Malvestida

¿Te pasa que hay días que la inspiración se va a pasear y no se te ocurre naaada? ¡Al equipo Malvestida también! Por eso te damos nuestros mejores tips para acabar con el bloqueo creativo.

inspiración
Foto. Taylor Hernandez

Nos encantaría que las ideas vinieran en un sueño, como un suspiro de musa (¿o muso?). O como un rayo que nos alcanza con una genialidad. 

Aunque estas cosas pasan, la verdad es que a veces la inspiración nada más no llega. Si eres estudiante, tal vez la necesites para tus trabajos escolares, mientras que en el mundo laboral constantemente hay que pensar en soluciones o nuevas maneras de hacer las cosas.

En Malvestida tenemos la gran suerte de que todos nuestros días están llenos de propuestas visuales, temas para textos, conceptos para campañas y demás planes para hacer increíble nuestra plataforma. 

Por lo general, lo que tenemos son más ideas que vida para ejecutarlas… y luego están esos días en los que nos topamos con pared y el cerebro está seco cual desierto.

Hoy te compartimos algunas de las cosas que hacemos cuando no se nos ocurre naaaada, con la esperanza de que estas técnicas te ayuden a encontrar la inspiración.

Inspiración sí o sí: consejos aprobados por el team Malvestida

Cambiar de ambiente

Las rutinas pueden ser muy buenas para trabajar, pero cuando estamos atoradas a veces sirve cambiar de ambiente, sobre todo si dejamos una oficina por un espacio más libre, como una cafetería o un parque.

Incluso te recomendamos no llevar tu laptop ni ver mucho tu cel, solo disfrutar del espacio nuevo, caminar, dejar que tus sentidos se concentren en su entorno y no en los pendientes

“Me encanta ir sola a la Cineteca, a ver libros de diseño o de arte en librerías o caminar por zonas lindas”, dice Ximena.

Desconectar

Y eso nos lleva a algo súper importante: alejarnos de las pantallas. Nos sirve mucho regresar a las maneras análogas de hacer las cosas

Por ejemplo, a escribir con una pluma y no con un teclado, dibujar con plumones, tomar fotos con una cámara de rollo o leer libros físicos. Sí, como en la Edad Media.

Dejar de ver el celular un rato nos hace olvidarnos de los likes para recordar qué es lo que realmente nos gusta, más allá de las tendencias.

A mí (Majos) me gusta mucho poner música y dedicarle tieeeempo a mi maquillaje. Es algo creativo y colorido que me recuerda que hay otras maneras de comunicar.

Platicar

Y no nos referimos (solo) a platicar con tu equipo de trabajo. Si una idea no te convence o no logras explicarla bien, siempre sirve platicar con personas que no tengan nada que ver con el proyecto. Tener esta perspectiva te puede ayudar a ver las cosas con nuevos ojos.

“A veces las personas que menos imaginamos pueden tener soluciones súper interesantes. Le pregunto a mis papás, mis amigas, equipo de trabajo o hasta a mis sobrinas chiquitas cómo harían cierta cosa”, dice Ale.

Cuidarte

¿Ya tomaste agua?, ¿estás en un lugar cómodo?, ¿no desayunaste? Pedirle a nuestra cabeza que sea genial cuando no hemos cuidado a nuestro cuerpo es un poco imposible.

Ximena y Diana coinciden con la idea de comer algo delicioso para concentrarnos solo en los sabores, porque la inspiración puede esperar.

No presionarte

Y recuerda que las ideas nunca se acaban. Tener un mal día de bloqueo creativo no es el fin del mundo.

Atocha aconseja no presionarte y mejor hacer una cosa totalmente distinta por varias horas (o incluso días), sobre todo si tu proyecto no es urgente.

Esperamos que te sirvan estos tips en tu próximo bloqueo y que nos cuentes cuáles son las cosas que te funcionan a ti.