PUBLICIDAD

Guía para quitar las manchas de la ropa, ¡al rescate de las prendas olvidadas!

Recomendado

Compartir

PUBLICIDAD
Foto. Pete Bellis

Mucha de la ropa que dejamos de usar es porque se mancha y deja de gustarnos. Incluso si son de nuestras prendas favoritas, poco a poco van quedando relegadas en el fondo del clóset por tener una mancha que no atacamos desde un principio… o que la lavadora no quitó y nos dio mucha flojera averiguar cómo remediarla.

Para que esto no pase y tu ropa favorita dure muchos años más, buscamos consejos efectivos para quitar las manchas de la ropa más difíciles. Un consejo general que da Fashion Revolution, es usar vinagre siempre, pues es el mejor aliado para disolver las manchas y es un producto natural que no dañará las telas.

Dicho lo anterior, sin mas vueltas (te juramos que ya no más), aquí los consejos:

Te y café

Este tipo de manchas suelen aparecer justo al inicio del día, cuando parte de tu cerebro ya se quiere activar, pero la otra quiere cinco minutos más en cama. Ya estás a punto de comenzar a trabajar y decides ir por un té negro o un cafecito y ¡traaaz!, acaba chorreando tu camiseta hasta entonces impoluta. Puede que en ese momento la única solución sea no quitarse el suéter todo el día, pero al llegar a casa…

  • Mezcla 1/3 de taza de vinagre y 2/3 de taza de agua.
  • Esta solución puede ayudar a quitar la mancha antes de lavarla.
  • Después de remojarla un hora en este brebaje, sigue las instrucciones de lavado indicadas en la etiqueta.
  • También puedes agregar poco vinagre a la lavadora para un mejor resultado.

Maquillaje

PUBLICIDAD

Típico que te estás maquillando con todo el equilibrio del mundo en el asiento del metro o del camión, cuando de pronto la brocha voladora del rubor mancha tu saco beige. Si esto te ocurre y puedes conseguir crema de afeitar, úsala, esta remueve casi cualquier mancha de maquillaje.

  • Pon crema para afeitar sobre la mancha y frótala.
  • Deja que actúe por unos 5 o 10 minutos.
  • Después enjuágala con agua fría.
  • Luego repite la acción con la crema de afeitar, pero enjuaga con agua caliente.
  • Lávala con una carga de ropa de acuerdo a las instrucciones de la etiqueta.

Manchas de grasa

Para esos momentos en que al morder la pizza, el queso con jitomate se fue directito al centro de tu blusa blanca, o cuando el mole de la tía Chole explotó desde el plato hasta nuestros jeans favoritos. Si eso te ocurre, prueba con esto:

  • Usa jabón para lavar platos que ayudará a sacar los restos de comida grasosa. Este logra descomponer los aceites en la ropa.
  • Intenta limpiar tu prenda lo más rápido posible agregando un poco de talco a la mancha y dejándolo durante 10 minutos.
  • Frota el polvo con un cepillo de dientes y sacude el exceso.
  • Agrega un poco de jabón líquido transparente en la mancha de comida y frota. Enjuaga la prenda con agua fría antes de lavarla normalmente.
  • A la par, puedes sumergir la prenda entera en agua tibia y jabón y dejarla remojar durante unas horas antes de lavarla. Esto puede ayudar a eliminar esas mancha de comida grasosa y obstinada.

Vino tinto

Ese momento de decir salud suele ser empañado por ese torpe movimiento de alguien más que hace que el líquido de su copa vaya justo hacia tu ropa nueva. Y no falta quien dice «ay, vino tinto, ese no se quita»… Pero entonces, llega la prima sabelotodo y nos da este consejo:

  • Echa agua mineral encima de la macha y talla.
  • Esto puedes hacerlo en cualquier lavabo, pero debe ser instantáneo para lograr el mejor resultado.

Otro remedio es este que da Fashion Revolution:

  • Limpiar tu prenda lo más rápido posible agregando un poco agua y sal a la mancha; déjala actuar, si se puede, por 20 minutos.
  • Frota el polvo con un cepillo de dientes y sacude el exceso.
  • Agrega un poco más (la mitad de la cantidad anterior de sal) y repite la acción.
  • Sigue los últimos dos pasos del remedio de las manchas de grasa para un mejor resultado.
PUBLICIDAD

Sangre

De lo difícil que es quitar estas manchas lo sabemos de sobra las mujeres… y las personas que trabajan en hospitales. Justo esas personas nos han recomendado usar el siguiente método.

  • Pon un poco de agua oxigenada sobre la mancha de sangre y deja que actúe (notarás el efecto por las burbujas blancas).
  • Talla bien con un trapo para retirar los restos de sangre.
  • Si aún sigue la mancha, repite la acción.
  • Entre más rápido lo hagas, será más fácil quitarla.

En la parte de las axilas

¿Cuántas veces has dejado de usar una t-shir de color claro porque tu desodorante les dejó un círculo amarilloso y grasoso? Aquí cabe aclarar que este tipo de remedios debe aplicarse no solo en una ocasión, pues a veces una sola no funciona. Si lo haces cotidianamente y la primera ocurre cuando recién aparece la mancha, esa ropa lucirá mucho mejor.

  • Remoja la prenda en agua tibia.
  • Aparte, mezcla una taza de agua con 3 cucharadas de bicarbonato.
  • Pon la solución sobre las manchas de desodorante y sudor y talla con un cepillo de dientes. Puedes agregar vinagre blanco para un mejor resultado.
  • Deja reposar por una hora. Si son manchas muy difíciles, deja remojar toda una noche.
  • Lava la prenda con agua caliente (pero fíjate que la tela la resista, basta saberlo en las instrucciones de lavado).
  • Un tip para que no se manchen tanto las camisetas o blusas es usar desodorantes o antitranspirantes que no contengan aluminio. Este componente hace una reacción con el sudor y causa las manchas.

Tinta

Digamos que estás a punto de escribirle una carta a la embajadora de Francia para ofrecer tus servicios como agregadx cultural. Obvio lo haces con una pluma fuente, pero ¡oh, no! se ha quedado sin tinta. Al rellenar el cartucho, pasa lo que tiene que pasar y tus pantalones acaban con una mancha justo en la entrepierna. Entonces, después de pegar en grito en el cielo, tú deberás…

  • Tomar un algodón y remojarlo con alcohol desnaturalizado o alcohol metílico (también conocido como una forma de etanol), frótalo en la mancha y cambia el algodón sucio por otro limpio para seguir quitándola.
  • El acetona es también un buen disolvente que puede quitar estas manchas.
PUBLICIDAD

Otro remedio es:

  • Remojar la mancha en leche tibia (como bien lo hacía la abuela). Se deja ahí unos minutos y se frota para quitarla. Cambia la leche pintada por una nueva y vuelve a remojar hasta que se haya quitado casi por completo. Luego déjala remojando con un poco de jabón de untar o lejía hasta que la laves normalmente.

Compartir