Adidas Ultra Boost
Adidas Ultra Boost

Guía para cortar a tu pareja (con dignidad) en San Valentin

Recomendado

#MeTQM: este mes es para celebrarte

Te presentamos nuestra campaña de febrero: #MeTQM, con la...

Sobre casarte muy joven… y luego querer divorciarte

Me casé muy joven, enamorada y feliz, con mi...

Compartir

cortar a tu pareja

En las rupturas amorosas suele haber lágrimas, drama, gritos, reproches, a veces hay objetos voladores… Como estamos en contra del sufrimiento prolongado, decidimos reunir los consejos más civilizados para cortar a tu pareja dignamente (o lo más que se pueda).

Hasta ahora no hemos dado con la fórmula matemática que nos descifre el momento ideal para terminar una relación amorosa. Es verdad que para la mayoría no es un paso sencillo de dar (quien sí, le envidiamos mucho desde acá), pero si ya tomaste la decisión y estás con convencidx de que eso es lo que quieres, es tiempo de pasar a la siguiente etapa.

Paso 1. Toma valor para hablar en persona

Lo primero es agarrar mucho valor y decirlo en persona. Olvídate de que eres millennial y que el celular es tu mejor amigx y los chats con emojis tu mejor forma de expresión. Esta decisión es netamente humana y se requiere hablar a la cara.

Di las cosas de frente y no apliques el ghosting. Desde luego que es más fácil bloquear a la persona de las redes sociales, eliminar su número y dejar que el término de la relación haga fade out como canción pop noventera. Pero, la regla de oro aquí es ¿te gustaría que te hicieran eso a ti? Siempre es mejor hablar honestamente.

Paso 2. Elige un lugar propicio

Llega el momento de la cita más incómoda. Si las cosas andaban mal, la otra parte ya se puede imaginar para qué se quedaron de ver. Así, por favor, no lo hagas en un lugar público, o sea, no se citen en el cine donde interrumpirán la película y la gente que está ahí presenciará todo. Evita que se vean en un lugar especial como su restaurante favorito, puede que se lo arruines de por vida.

Lugares ideales para cortar a tu pareja puede ser en un parque, donde haya privacidad y puedan llorar —si es el caso— sin una multitud que los juzgue. Una buena idea es también ir a su casa, así, cuando todo acabe, tú te vas y la persona se queda en un lugar seguro… y cerca del bote de helado.

Eso sí, procura que no haya objetos fáciles de arrojar —y peligrosos— alrededor.

Paso 3. Elige el momento indicado

Evita hacerlo antes de momentos importantes como: su examen de titulación, su cumpleaños, Año Nuevo, una junta importante en el trabajo, un viaje. Tampoco después de la muerte de algún familiar, sí, esto ha pasado y es de lo más triste que hemos visto. Cuando piensas terminar con alguien, suele no haber momento indicado, pero seguro encontrarás uno en el que ambos estén tranquilos.

Paso 4. Ve directo al grano

Quien ya sabe a lo que va, debe tratar de que sea una conversación tranquila, breve y clara. De preferencia, ya lleva un discurso preparado y tus argumentos bien definidos. En ese momento será muy difícil decir frases elocuentes y todo lo que digas podrá ser usado en tu contra. Mejor ir preparadxs.

Paso 5. Es un momento de ruptura, no de reproches

Si la decisión está tomada y uno de los dos miembros de la pareja ya no quiere seguir, eso es razón suficiente para terminar. Así, no es necesario que le digas que jamás te gustó cómo se peinaba, que su comida sabía horrible, que lx engañaste… Si ya vas a cortar a tu pareja, mejor que sea de una forma civilizada. Que quede de ti un recuerdo lo menos ingrato posible.

Lo que no debes hacer

  • Es muy mala idea llevarle un regalo. Será algo que le recordará para siempre ese momento. Mejor ahórrate las flores y el peluche.
  • No hagas promesas falsas o de amistad futura. «Veámonos para conversar de vez en cuando», «llámame para ir por un café», «yo voy a estar para ti siempre»… ¡Basura! Quien está dolido no quiere escuchar esas cosas, y tampoco está padre prometer algo que tal vez deje a la otra persona ilusionada cuando, en verdad, no quieres ya nada con ella.
  • Elimina las frases trilladas como: «No eres tú, soy yo», es casi tan inútil como un libro de autoayuda chafa; «Seamos amigxs», seguramente esa persona tiene mejores amigos que tú; «Quiero arreglar mis problemas personales» (¿en verdad? Si era tu pareja, seguro los conoce); «Necesito tiempo/espacio», esto es sinónimo de poco valor para terminar algo de tajo, y «estoy confundidx», si no sabes qué quieres, entonces mejor no cites a tu pareja en ese momento.

Y último, pero no por eso menos importante, no mandes mensajitos de amor. Tanto tu expareja como tú necesitarán distancia y tiempo para superar la ruptura.

Compartir