PUBLICIDAD

La moda como plato fuerte: marcas de ropa con sus propios restaurantes

Recomendado

Dónde comprar opera gloves: ¡los guantes están de regreso!

¿Viste los espectaculares opera gloves que usaron varias celebridades...

Ráfaga: chicas en patines haciendo lo imposible

Hace tres años, Matsuko se compró unos patines. De...

Compartir

PUBLICIDAD
Gucci garden
Foto. Gucci

Lo que sucede cuando la moda y la gastronomía se juntan es simplemente encantador. Cada vez más, las marcas —unas de lujo, otras más para los mortales— buscan nuevas formas de acercar sus productos a la gente, crear nuevas experiencias que vayan más allá del shopping.

Una muestra son estos espacios gastronómicos que en verdad dan ganas de conoce y probar.

Gucci Garden

El diseñador italiano Alessandro Michele no deja de sorprendernos. Desde que tomó la batuta como director creativo de Gucci se ha encargado de hacer de la marca un ente omnipresente tanto en las calles (sí, con todo y copias de sus caros diseños) como en las redes sociales y, ahora, hasta en la comida con la inauguración del Gucci Garden.

Este concepto que tiene esa estética que mezcla lo barroco con lo Wes Anderson fue inaugurado en Florencia y cuenta con tres pisos dentro del Palazzo della Mercanzia. La planta baja es para el restaurante llamado Osteria Gucci, donde el jefe es el chef Massimo Bottura, obvio, la especialidad es la comida es italiana.

PUBLICIDAD

En ese mismo piso, hay una especie de bazar donde se venden piezas únicas de la firma (ropa y objetos de Guggi Decor, libros) que no se pueden hallar en ninguna otra boutique.

La primera y segunda planta contienen piezas históricas de la marca. Una especie de museo donde la gente paga 8 euros por entrar. Algo muy cool aquí es el 50% todo lo reunido por las entradas va a impulsar proyectos que restauran la ciudad de Florencia.

Breakfast at Tiffany’s literal

Tal como en la película de Audrey Hepburn, ahora es posible tomar un desayuno en un espacio hecho por la marca de joyería de lujo.

En noviembre de 2017, Tiffany & Co abrió el Blue Box Café, un espacio color turquesa ubicado en la cuarta planta de la tienda que sirvió de escenario de la película (727 de la Quinta Avenida, Nueva York). El diseño corrió a cargo de Reed Krakoff, director artístico de la firma desde hace casi un año.

Foto. Tiffany & Co
PUBLICIDAD

Su cafetería está abierta para el desayuno, para brunch, comida o una cena con amigas (o pareja). Sentarse ahí y disfrutar de su menú tiene un costo aproximado de 29 a 49 dólares.

https://www.instagram.com/p/Bdi76g4DNK2/?tagged=theblueboxcafe

Espacio Chanel

Inaugurado por la marca de Coco Chanel en asociación con el chef Alain Ducasse, el restaurante Beige está en el distrito de Ginza, Tokio. El espacio tiene un comedor minimalista, con techos altos, paredes beige y (obvio) asientos de tweed, uno de los tejidos favoritos de la diseñadora.

Foto. Beige

También tiene una terraza (llamada Le Jardin de Tweed) donde abunda la vegetación y hay una hermosa vista a la ciudad. No te sorprenderá saber que el logotipo de la doble C está por algunos espacios y hasta en la comida hay detalles que nos recuerdan por qué esta firma es tan icónica.

Vivienne Westwood Café

La diseñadora británica, famosa por ser de las promotoras del punk en la moda, tiene su propia cafetería. La primera abrió en el centro comercial K11 Art Mall de Shanghái y ya tiene otra en Hong Kong.

PUBLICIDAD

Desde las tazas hasta los platos y cubiertos recuerdan a la dama del punk. Los pastelitos y el café también llevan el tejido y logotipo que son sello de la casa.

https://www.instagram.com/p/BdAlpQinRpm/?taken-at=1007281068

Emporio Armani Caffè

Michele podrá ser el diseñador de moda, pero quien comenzó con este tipo de estrategias fue Giorgio Armani. Hace más de 20 años fundó su primer café y ahora tienen 19, casi todos en ciudades de Italia, Francia y Japón, en Hong Kong, Dubai Nueva York y otro más en Santiago de Chile.

https://www.instagram.com/p/6lhfl2Hy0w/?tagged=emporioarmanicaffe

Tanto la decoración en rojo y negro como el menú recuerda a ese lujo práctico y minimalista que distingue a la marca italiana.

https://www.instagram.com/p/BbFEc2GnvIm/?tagged=emporioarmanicaffe

Dolce & Gabbana y sus bares

Justo en Milán (la capital de la moda italiana) Dolce&Gabbana abrió el Bar Martini y el Martini Bistrot. Y como en Latinoamérica también consumimos la moda (y no se diga restaurantes y bares) esta idea se replicó en Bogotá, Colombia, donde hay otro Bar Martini.

Tal como el espíritu de la firma, a lo que invitan estos espacios es a pasarla bien: cosas para picar, pastas, pizza, cocteles y cerveza.

Adolfo Domínguez Coffee Lounge

El diseñador español tiene un ya conocido restaurante dentro de su tienda en el barrio más lujoso de Madrid. En el número 5 de la calle Serrano está una tienda/fundación que lleva su nombre.

https://www.instagram.com/p/BautZQWg-PW/?taken-at=217104011

Dentro hay un espacio gastronómico que ofrece cocteles, tés, tartas, ensaladas y, en sí, un menú ligero pensado como para un break.

Los nichos de Ralph Lauren

El diseñador Ralph Lauren no quiso quedarse fuera de este tren y fundó sus propios espacios gourmet. Actualmente tiene el restaurante Ralph’s en París y RL en Chicago. En Nueva York The Polo Bar, donde lxs empleadxs visten ropa hecha por la marca del diseñador estadounidense.

Otro más es el Ralph’s Coffee, ubicado en la segunda planta de la tienda de la Quinta Avenida. La estética de sus restaurantes son vintage y netamente estadounidenses… como la comida.

Café Dior

Cerramos la lista con el café hecho por la marca francesa y donde la estrella es el chef Pierre Hermé. Este se encuentra en Seúl, Corea del Sur, y abrió sus puertas en 2015. Aprovecharon la tienda más grande que tienen en Asia para incluir las creaciones del famoso chef pastelero.

La decoración está en tonos blancos y plateados con tonos pastel. En su menú podrás encontrar bombones, helados, macarons, tartas, cocteles coquetos, café y té. Una carta que no deja que olvides París.

 

Compartir