PUBLICIDAD

10 preguntas (y respuestas) realmente importantes sobre la renegociación del TLCAN

Recomendado

Compartir

PUBLICIDAD

tratado libre comercio

Mañana comienza la renegociación del Tratado del Libre Comercio de América del Norte y ya se rumora por todos lados que nos va a cargar el payaso, y no nos referimos a Donald Trump precisamente, sino al infortunio económico, al encarecimiento de todo en la vida de los mexicanos y a quedar sumidos en depresión por ya no ser tan amiguis de los poderosos Estados Unidos y Canadá.

Para despejar las principales dudas al respecto del TLCAN, en Malvestida reunimos las preguntas más comunes y legítimas sobre este suceso y nos dimos a la tarea de responderlas mediante voces autorizadas.

1. ¿Por qué importa esta nueva negociación del TLCAN?

Porque sencillamente es el acuerdo comercial más importante que tiene México. Este existe desde 1994 y fomentó una zona de libre comercio entre los gobiernos de Canadá, Estados Unidos y México, con un costo reducido para el intercambio de bienes entre los tres países. Volver a plantear las reglas del tratado puede ser tanto beneficioso como un gran bache comercial para las tres naciones.

2. ¿Por qué se tiene que renegociar el TLCAN?

PUBLICIDAD

Esto nos remonta a los primeros meses de este año, cuando Donald Trump ya era presidente y amenazó a México con renegociar el TLCAN porque lo considera “muy poco beneficioso para su país”… y además dijo que ampliaría el muro fronterizo. Para sorpresa de todos, Enrique Peña Nieto esta vez no se quedó callado y se manifestó en contra de estos proyectos. El resultado fue un pleitazo de tuits tras el que se canceló una reunión que tenían ambos presidentes en Washington D. C. y es hasta este 16 de agosto que se volverá a tratar el tema de forma oficial.

3. ¿En verdad sirve a México ser parte del bloque?

Por una parte, este tratado de comercio regional en América del Norte benefició a la economía mexicana y ayudó a enfrentar la competencia planteada por Japón y la Unión Europea. Nos metió también a un bloque económico importante.

Sin embargo, también se argumenta que Canadá y México se convirtieron en «colonias» de los EU, que aumentó la pobreza en México y agravó el desempleo en los EU por la obra de mano barata que ocuparon los mexicanos. El hecho de que el dólar fuera la única moneda en las transacciones comerciales implicó una seria resistencia por parte de la sociedad mexicana e incluso por ciertos sectores del gobierno donde existía el miedo a la pérdida de la identidad nacional.

4. ¿Quiénes deciden nuestro futuro ahí?

La renegociación se va a realizar entre seis y nueve posibles rondas, según dijo secretario de Economía, Ildefonso Guajardo. Se llevará a cabo en EU entre el 16 y el 20 de agosto y se prevé que la segunda ronda se realice en México en las primeras semanas de septiembre.

Por parte de México estarán Juan Carlos Baker, subsecretario de Comercio Exterior; Kenneth Smith Ramos, representante de la Secretaría de Economía en Washington, quien inició su carrera como parte del equipo que negoció el TLCAN en 1993, y Salvador Behar Lavalle, director general para América del Norte en la Secretaría de Economía, consultor jurídico para la Secretaría de Economía en las negociaciones comerciales internacionales.

5. ¿Qué podemos esperar de la renegociación?

PUBLICIDAD

Se puede esperar que los acuerdos no sean del todo favorables para México y que entonces, los que decidan salirse seamos nosotros. También puede ser que lo que se diga no favorezca a los intereses del gobierno de EU —así como a Trump—y sean ellos los que abandonen el barco.

6. ¿Y qué pasa si Estados Unidos se sale del acuerdo?

Es una de las verdades que se prevén. Según la revista Forbes, las declaraciones de Donald Trump apuntan a la importancia de reducir el déficit comercial entre ambas naciones, que asciende 36,948 millones de dólares, de acuerdo con información del Buró del Censo, o revaluar la integración comercial entre su país y México.

Manuel Padrón, Coordinador del Grupo de Comercio Exterior de Baker Mckenzie, dijo a esta revista que “si EU decide darle la vuelta al libre comercio y regresar al proteccionismo, entonces el panorama puede ser muy duro, puede reducir el comercio internacional en una proporción importante en un plazo corto”.

7. ¿Va a subir más el dólar?

Solo podemos decir que a un día de que comience la reunión, los diarios nacionales anuncian que el dólar tuvo un aumento de cinco centavos respecto al peso, es decir, ahora cuesta 18.15 pesos. Si el TLCAN no va, se puede anticipar un encarecimiento mayor. Según El Financiero, una hipotética renegociación desordenada del TLCAN llevaría a la divisa a 20 unidades por dólar en la segunda mitad del año, estima un reporte de JPMorgan.

PUBLICIDAD

8. ¿Va a costar más el aguacate (y el limón, el tomate, el huevo y el azúcar) si no va el TLCAN?

Es muy probable que se encarezcan. El maíz amarillo, las frutas y hortalizas como el jitomate y el aguacate son “productos sensibles” en esta renegociación porque todos representan un mercado estratégico en el intercambio comercial, por lo que la ruptura del TLCAN sí afectaría a los consumidores, pero de ambos de lados de la frontera, explicó a El Universal el Grupo Consultor de Mercados Agrícolas. Todo esto por la consecuente imposición de aranceles a los alimentos frescos como estos, que representan el 80% de las exportaciones de México y el de las frutas y hortalizas que son el 50%.

9. ¿Qué gana México con todo esto?

El TLCAN ha estado en debate desde su implementación en 1994, unos dicen que ha desmantelado la industria nacional y ha traído muchos problemas a México, principalmente en el sector agrícola y petrolero.

No obstante, hay que recordar que según diferentes análisis, el nivel de pobreza extrema de México subió rápidamente desde la implantación del acuerdo en 1994, pasando de un 16% a un 28% solo en los primeros cinco años. En esto, 5 millones de campesinos tuvieron que abandonar sus tierras, elevó el desempleo urbano en México y aumentó la migración de campesinos a EU, generando presiones políticas en el gobierno de EU y muchas críticas al gobierno de México.

10. ¿Y el gobierno mexicano tiene un plan B si todo se va al demonio?

Hasta ahora, lo que ha dicho la Secretaría de Economía en un documento oficial es que sí. Si EU se va del TLCAN, México continuaría con Canadá (aunque no se sabe por cuánto tiempo) y que diversificaría las exportaciones de inversionistas y otros socios comerciales como la Unión Europea, la región Asia-Pacífico, Brasil y Argentina.

Añade que se reforzarían los tratados de libre comercio con países de la Unión Europea que tienen más de 15 años en vigor, los Acuerdos de Complementación Económica (ACE) con Brasil y Argentina y se avanzaría en el Tratado de Asociación Transpacífico (TPP).

Sin embargo, no se puede olvidar que la relación comercial entre México y EU es tanto estrecha como dependiente, y es nuestro principal socio comercial, el mayor mercado de exportación y el principal proveedor.

Compartir