3 momentos valiosísimos de los Golden Globes

Golden Globes
Además de ser la ceremonia que marca el banderazo inicial de la temporada de premios a lo mejor del cine, los Golden Globes son el evento que ayuda a calibrar quiénes podrán ser los ganadores en la tradicional entrega de los Oscar. Por eso, cinéfilos o no, muchos nos dimos cita ayer por la noche frente a la televisión –o la pantalla de nuestra computadora– para saber qué novedades nos tenía preparadas el mundo del espectáculo; quién iba a llevar un vestido que la hiciera parecer un merengue gigante (te queremos, Sarah Jessica Parker) o si Ryan Reynolds violaría las leyes de la naturaleza derramando, literalmente, miel de los ojos al ver a su esposa, Blake Lively (y sí, casi).

Entre la faramalla, el glamour y Jimmy Fallon dividiendo opiniones con su conducción del evento, rescatamos nuestros momentos favoritos de la velada:

1- El discurso de Meryl Streep
A estas alturas, Meryl Streep podría subir al podio y decir «patatas fritas» y todos lloraríamos de la emoción y encontraríamos un significado de lo más profundo en sus palabras. Sin embargo, la actriz aprovechó su discurso de agradecimiento al recibir el premio Cecil B. DeMille para criticar al presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.

«Hubo una actuación este año que me asombró. No porque fuera buena. No había nada de bueno en ella, pero fue efectiva e hizo su trabajo… Fue cuando la persona que pretende sentarse en la silla más respetada de nuestro país imitó a un reportero con una discapacidad, alguien a quien superaba en privilegio, poder y la oportunidad de defenderse. De alguna forma me rompió el corazón cuando lo vi. Aún no puedo sacarlo de mi cabeza porque no fue una película, fue la vida real. Y este instinto de humillar –cuando es llevado a cabo por alguien en una plataforma pública, por alguien poderoso– se filtra en la vida de todas las personas, porque de alguna forma les da permiso a otros de hacer lo mismo. La falta de respeto incita la falta de respeto. La violencia incita la violencia. Cuando los poderosos usan su posición para hacer menos a otros, todos perdemos”.

Dos palabras: mic drop.

2- La respuesta de Evan Rachel Wood
A su paso por la alfombra roja, la actriz fue interrogada sobre su elección de vestimenta, un hermoso traje sastre de Joseph Altuzarra que rendía honor a algunos de sus ídolos: Marlene Dietrich, Victor Victoria y David Bowie. Su respuesta fue increíble: “Esta es mi tercera nominación. He estado en los Globes seis veces y he usado vestido en cada ocasión. Amo los vestidos, no estoy tratando de protestar contra ellos, pero quería asegurarme de que las niñas y mujeres sepan que no son un requerimiento. No tienes que usar uno si no quieres, y que puedes simplemente ser tu misma porque vales mucho más que eso”.

Otra actriz que apostó por llevar traje a la entrega de premios fue Octavia Spencer. La nominada a Mejor Actriz de Reparto por su trabajo en Hidden Figures lució hermosa en un diseño de Laura Boschi y unas sandalias de terciopelo con las que seguimos soñando.

3- El triunfo de Tracee Ellis Ross
La actriz de Black-ish se convirtió en la primera mujer negra en ganar el premio a Mejor Actriz de TV en una Comedia en más de 30 años (su predecesora fue Debbie Allen en 1983 por Fame), y lo celebró con un emotivo discurso. «Esto es para todas las mujeres, mujeres de color y gente colorida cuyas historias, ideas, pensamientos no siempre se consideran dignos, válidos e importantes. Pero quiero que sepas que yo te veo. Te vemos». Se vale secarse la lagrimita.