Sí, Rius también criticó al machismo con sus libros y cartones

fallecimiento rius

Hoy, decenas de ilustradores y caricaturistas mexicanos están de luto, se murió Eduardo Humberto del Río García, el querido Rius, al que muchos de ellos consideraban como un padre no solo por la habilidad para dibujar sino para reflejar las injusticias políticas y sociales.

Es difícil decir con qué temas sociales no se metió Rius, criticó a quien se le dio la gana. Su postura siempre cargada hacia la izquierda, de humor ácido, ateo (pese a que fue seminarista y admirador de la filosofía cristiana) y liberal, también abrió espacio para el ir contra el machismo.

Uno de esos libros imprescindibles que él escribió e ilustró fue ‘Machismo, feminismo y homosexualismo’, todo un clásico sobre la libertad sexual y la igualdad entre los géneros.

Foto: Editorial Grijalbo

En él, Rius analiza clara y desprejuiciadamente el espinoso asunto de las preferencias sexuales y la lucha liberal de las mujeres, arremetiendo contra toda forma de opresión, como es el caso del machismo… en el que culturalmente muchas mujeres siguen inmersas.

 

Foto: Editorial Grijalbo

¿Y en el sexo?

La cultura de la sexualidad y la intimidad mexicana fue uno de sus temas favoritos, le gustaba meterse hasta a la cama y hacer enfurecer a las organizaciones religiosas y derechistas que se tapaban los ojos con sus dibujos y cartones.

Una prueba de eso fue el libro ‘Del aborto, sexo y otros pecados’, que recibió poca publicidad pero “aplausos por grupos feministas, organismos gay y médicos de todo el país y sus alrededores”, según cuenta en la propia bibliografía del autor, donde se añade: “En dos o tres países sudamericanos los han pirateado de lo lindo, y no se diga en Centroamérica. Pero bueno, es una satisfacción extra”.

Foto: Editorial Grijalbo

 

Antes de que el feminismo nos inundara (para bien), él ya había hablado del tema y criticado, incluso a las mismas mujeres.

Foto: Editorial Grijalbo

Por si no lo conocías o por si lo extrañarás, hoy es un buen día para recordar a Rius, leerlo y compartirlo.