Kylie Jenner y cómo crear un estereotipo de belleza a los 20 años

kylie jenner

Foto. @kyliecosmetics

¿Recuerdas cuando tenías 20 años? Generalmente, a esa edad una persona está intentando descifrar qué hacer con su vida, obtener su primer trabajo e intentar vivir decentemente a base de sopas Maruchan. Sin embargo, para Kylie Jenner, la más pequeña del clan Kardashian-Jenner, cumplir 20 años es una experiencia totalmente diferente.

A su aparentemente corta edad ha logrado sobrevivir a una vida frente a las cámaras, creado marcas multimillonarias y dado vida a un estereotipo de belleza que, te guste o no, hoy en día puede ser identificado como el look Kylie Jenner: rostro perfectamente maquillado, labios de muñeca Bratz, cintura diminuta, pechos prominentes y un trasero grande y redondeado. Un estilo que ya suma miles de súbditas a nivel mundial.

¿Ella y las Kardashian lograron un nuevo estándar de belleza? Analizamos algunos de los ámbitos de los que se ha apoderado para lograrlo.

Icono de Estilo

Sin duda alguna, la reina de las redes sociales –con casi 100 millones de seguidores en Instagram– se ha posicionado como un referente de estilo, por eso no es de extrañar que las prendas que usa se conviertan inmediatamente en piezas sold out. Vestidos entallados, pants para ejercitarse y tops deportivos forman parte del uniforme Kylie, quien, por si fuera poco, promueve las prendas de sus propias líneas de ropa creando furor y logrando que todo lo que toca se convierta en la próxima pieza “it” para sus seguidoras. Negocio redondo.

kylie jenner y khloe kardashian

Foto. @kyliecosmetics

Maquillaje

Si Kim Kardashian se posicionó como la reina del contouring, Kylie encontró su lugar en el mundo del maquillaje a través de los labiales, los cuáles no sólo convirtió en un sello característico de su look, sino en una empresa multimillonaria.

En una reciente entrevista con WWD, la menor del clan Kardashian dio a conocer que su firma de maquillaje Kylie Cosmetics ha amasado hasta ahora 420 millones de dólares, una cifra que a marcas de belleza consolidadas les costó múltiples años alcanzar, pero que ella logró en tiempo récord: 18 meses.

kylie cosmeticsd

Foto. @kyliecosmetics

Pelucas

No es un secreto que el cabello de Kylie es una producción de dimensiones épicas lograda gracias a la increíble colección de pelucas que posee. De hecho, la empresaria y fashionista ha hablado abiertamente sobre cómo fue ella quien las puso de moda nuevamente. “Yo comencé con las pelucas y ahora todo el mundo las usa”, dijo a Marie Claire en 2016.

De esta forma, Kylie le da tantas variaciones a su look como sea posible. Con sus constantes y drásticos cambios de melena –que van de un verde menta a un amarillo neón y rojos encendidos– Kyle ha sabido utilizar este elemento creando toda una tendencia a favor de las pelucas y, obviamente, lanzando su propia línea de extensiones.

Labios

Si hay un rasgo característico de Kylie, indudablemente, está en sus voluminosos labios. La controversia en torno a ellos ha sido latente durante varios años. Desde el desastroso Kylie Jenner challenge de 2015 (cuando se volvió viral el reto de succionar la tapa de una botella para hinchar los labios), hasta cuando, después de mucha especulación, por fin Kylie aceptó que se había colocado relleno en los labios.

El propio cirujano de la menor de las Jenner, Simon Ourian, declaró recientemente a WWD que el número de pacientes –cada vez más jóvenes– que llegan a su consultorio en busca de labios a la Kylie ha aumentado significativamente. “Cuando ella habló por primera vez sobre sus procedimientos cosméticos vi una nueva tendencia de mujeres más jóvenes que de pronto se sintieron empoderadas y sin remordimientos por querer verse más hermosas… Es como si Kylie le hubiese entregado a toda una generación el boleto hacia una versión mejorada de ellas mismas”.

kylie jenner

Foto. @kyliecosmetics

 

Kylie Fans

Con la poderosa influencia que tiene su imagen, Kylie y sus hermanas se convirtieron en esas celebridades que amas-odias pero que no dejas de ver en todos lados.

Con la popularidad y fama que han adquirido gracias a su realities y toda la polémica alrededor de su familia, siempre han dado de qué hablar, ocasionando un revuelto en redes sociales con sus locas tendencias.

Antes de conocerlas, la cultura de estilo estadounidense era diferente y mucho más en el público joven, no fue hasta el año 2011 en que las hermanas Jenner comenzaron a brillar en el mundo online cada una a su manera, pero logrando convertirse en todo un referente para el estilo americano.

Por consiguiente, su fama ha logrado posicionarla en públicos jóvenes, para los que se ha convertido en todo un rol model, atascando internet con miles de chicas que replican su maquillaje y estilo.

Por ejemplo, al confesar que efectivamente se había sometido a un relleno de labios porque el hecho tenerlos delgados le había causado mucha inseguridad, causó que muchxs siguieran su ejemplo y se sometieran a cirugías que quizás antes no sabían que “necesitaban”.

La más poderosa según Forbes

Para sorpresa de muchos, en muy poco tiempo ha construido todo un imperio alrededor de su nombre e imagen. Prueba de esto es que en la lista Forbes 100 de este año ella fue la persona mas joven del ranking.

No obstante su éxito social, mediático y económico Kylie admite no ser feliz. En el recién estrenado primer episodio de su serie asegura que aunque viva rodeada de lujos y que sabe que tiene lo que quiera a su alcance, “ese tipo de cosas no es la felicidad verdadera”. Añade que tener tantos seguidores en Instagram le genera “demasiada presión” y se lamenta de no habido podido tener una niñez y juventud tranquila.

¿Es entonces Kylie Jenner un ejemplo a seguir? Es innegable que en cánones de belleza sí lo ha sido y creó todo un estilo, pero el cómo conseguirlo no, porque se aleja de la realidad de muchas mujeres.

Y mientras miles (tal vez millones) de chicas quieren ser igual a ella, una declaración hecha por la propia veinteañera deja claro todo: “Veo a mi hermana [Kendall], junto a Bella [Hadid] y Hailey [Baldwin] y no sé cómo hacen para siempre lucir bien. Parece que nacieron para ello. Siempre se ven estupendas. A veces me gustaría ser como ellas, pero simplemente no es así”.