Cuando la cámara se apaga… y la sonrisa también: la dura realidad de algunas blogueras de moda

Aimee Song Instagram

Foto. @songofstyle

La vida de las blogueras famosas parece ser un sueño sacado de Pinterest, y la de Aimee Song, creadora del blog Song of Style, no es distinta. A menudo la vemos –a través de sus fotografías y videos– viajando por el mundo, hospedada en hoteles de lujo, comiendo en restaurantes deliciosos, caminando por las calles de París, probándose ropa de diseñador, yendo de compras y en el front row de los desfiles de moda más exclusivos. Básicamente, haciendo todo lo que imaginamos que una bloguera de moda hace en su día a día. Sin embargo, en un reciente video Amy ha dejado en evidencia la otra cara de la moneda, el lado que la mayoría de las bloggers no muestra en cámara: su vulnerabilidad.

Fue durante la semana de la Alta Costura de París que la bloguera, seleccionada por Forbes como uno de los 30 talentos de menos de 30 años, se tomó un momento para sincerarse con sus seguidores ante la cámara y confesar que, a pesar de que aparentaba una vida perfecta, por dentro se sentía rota.

Song of Style

Foto. @songofstyle

“Lo más difícil de ser una bloguera o tener que exponer mi vida es fingir que siempre estoy feliz. En realidad no me siento tan feliz”, explica Aimee mirando directamente a la cámara. “Alguien me preguntó que cómo me mantengo tan segura de mi misma, y la realidad es que muchas veces lo finjo… No me siento segura de mi misma y no me siento para nada feliz… A veces me siento tan triste y tan rota por dentro, especialmente últimamente”, menciona con ojos llorosos. “Me siento aún más triste cuando estoy rodeada de gente, porque la vida de todos parece ser tan perfecta, pero luego me doy cuenta de que probablemente eso es lo que ustedes piensan sobre mi vida, así que esa es la razón por la que quería compartir esto. Nada es perfecto. Estoy segura de que todos pasamos por cosas en la vida”.

Durante su “real talk”, Aimee también habla sobre la importancia de no tomar a la ligera la depresión y cómo ella logra superar los episodios de tristeza en su vida. “¿Qué hago cuando me siento triste y deprimida? Y no quiero usar la palabra deprimida a la ligera, porque algunas personas realmente padecen depresión y es muy difícil para ellas. Lo entiendo. Cuando no sientes ganas de hacer nada, no te sientes motivada, no puedes encontrar una razón para sonreír… pero recuerdo que va a pasar”.

Aimee no es la primera en hablar abiertamente sobre el mediáticamente llamado “lado oscuro” de la vida de los influencers. Otro ejemplo es el de la bloguera, convertida en editora y actriz, Tavi Gevinson, quien en múltiples ocasiones ha hablado sobre sus batallas personales contra la depresión y la ansiedad. O el de Michelle Phan, una de las YouTubers de maquillaje más influyentes de la web, quien en junio de 2017 hizo su regreso a las redes sociales después de casi un año de ausencia, y se sinceró con sus seguidores sobre la razón que la orilló a “desaparecer” del mapa.

“Mantenerme ocupada era la única forma en la que podía hacer frente a todo el estrés y la ansiedad. Me ayudaba a anestesiar el dolor”, “Quería que me olvidaran” y “Me sentía rota” son algunas de las frases que menciona Michelle en el video animado, que es a la vez una especie de biografía.

En una entrevista con Racked, Michelle explicó que aunque no fue diagnosticada clínicamente con depresión, porque nunca fue con un médico, se sentía completamente desmotivada. “Creo que llegué a ese límite en el que me dije: ‘Tienes que resolver todo esto, tienes que averiguar qué hacer, tienes que curarte a ti misma, tienes que reflexionar'”.

Michelle Phan

Foto. @michellephan

Quizá lo más importante de que este tipo de influencers se sinceren es que ayudan a romper con la idea de que una persona que “lo tiene todo” está exenta de sentirse triste o incluso de padecer depresión. Su ejemplo es una forma de ir rompiendo con los tabúes que este tipo de temas suelen acarrear y sensibilizarnos ante quienes, incluso sin aparentarlo, pueden estar luchando una difícil batalla interna.

La salud mental es un tema del que tenemos que hablar cada vez más y mejor, y el que estas chicas lo hagan ante sus millones de seguidores arroja un importante salvavidas a quienes atraviesan por una situación similar. Como explica la propia Aimee Song,”Creo que está bien sentirse triste, está bien no sentirse segura. Es algo con lo que yo lucho, especialmente ahora que estoy pasando por momentos difíciles en la vida, pero sé que va a pasar… tengo esperanza”.