10 frases para recordar a la escritora Toni Morrison

Toni Morrison

Toni Morrison, escritora afroamericana, falleció a los 88 años. En sus libros queda un compromiso profundo con las historias de las mujeres negras de su país.

Como muchas otras escritoras antes y después que ella, Morrison comenzó a escribir robándole horas a su trabajo de oficina y a su segunda jornada como madre soltera.

Publicó su primera novela, Ojos azules, a los 39 años, en 1970. En las siguientes décadas, recibió casi todos los premios literarios prestigiosos, desde el National Book Critics Circle Award en 1977, por Canción de Solomon, hasta el Pulitzer de 1988 por Beloved.

En 1993 se convirtió en la primera mujer negra en recibir un Premio Nobel en cualquier categoría y continúa siendo la única en recibirlo en la categoría de Literatura.

Además de su ficción, que se caracteriza por sus tramas no lineales al estilo del realismo mágico, Toni Morrison también escribió poesía, literatura infantil y libros de ensayos.

Esta es ella, en sus propias palabras:

Las palabras de Toni Morrison

«Si quieres volar, debes renunciar a la mierda que te pesa».

«La ira es una emoción paralizante… no se puede hacer nada. La gente piensa que es un sentimiento interesante, apasionado y provocador, no creo que sea nada de eso, es impotente… es la ausencia de control, y yo necesito todas mis habilidades, todo el control, todo mi poder… la ira no proporciona nada de eso, no tengo ningún uso para ella».

«El amor es o no es. El amor a medias no es amor en absoluto».

«En algún momento de la vida, la belleza del mundo se vuelve suficiente. No necesitas fotografiar, pintar o incluso recordarlo. Es suficiente».

«Las definiciones le pertenecen a los definidores, no a los definidos».

«Mi soledad es mía… tu soledad es de alguien más. Hecha por otra persona y entregada a ti. ¿No es eso interesante? Una soledad de segunda mano».

«El amor no es un regalo. Es un diploma. Un diploma que confiere ciertos privilegios: el privilegio de expresar el amor y el privilegio de recibirlo. ¿Cómo sabes que te has graduado? No lo sabes.»

«El arte nos invita a conocer la belleza y a solicitarla incluso en las circunstancias más trágicas. El arte nos recuerda que pertenecemos aquí. Y si servimos, duramos.»

«La función, la muy seria función del racismo, es la distracción. Evita que hagas tu trabajo. Te mantiene explicando, una y otra vez, tu razón de existir. Alguien dice que no tienes lenguaje, así que pasas 20 años demostrando que sí lo tienes. Alguien dice que tu cabeza no tiene la forma correcta, así que ahí tienes a los científicos demostrando que sí. Alguien dice que no tienes arte, así que lo excavas. Nada de eso es necesario. Siempre habrá una cosa mas.»

«Morimos. Ese puede ser el significado de la vida. Pero hacemos el lenguaje. Esa puede ser la medida de nuestras vidas.»