Manual de la vida adulta: cómo pedir un aumento ¡y que te lo den!

pedir un aumento
Foto. Rawpixel

OK, ya lo lograste y tienes un trabajo que te gusta, en el que sientes que puedes crecer profesionalmente. El siguiente nivel para desbloquear es conseguir un aumento que refleje tu buen desempeño.

Este es un paso que a todas nos ha dado nervios tomar, sobre todo en nuestro primer trabajo. Sin embargo, no es tan complicado como crees. Lo primero que tienes que saber para pedir un aumento es que es una parte normal de la vida laboral. Si ya llevas un tiempo en tu empresa (un año o más) y has tenido buenos resultados, tu jefe o jefa seguro ya está esperando que tú toques el tema.

Prepárate antes de pedir tu aumento

Esto no se trata de si le caes bien o mal a tus superiores, es un tema estratégico en el que hay que pensar con la cabeza fría. Prepárate bien, con varios días o semanas de anticipación.

Anota todos los logros que has tenido: cuánto han aumentado las ventas o el engagement, lo bien que salió un evento que planeaste, etc. Escribe también cómo te has sobrepuesto a proyectos difíciles o a cualquier otro reto.

Vanessa Williams Michael GIF - Find & Share on GIPHY

Después, haz una investigación para saber más o menos cuánto debes pedir. Para esto puedes preguntarle a otras personas que tengan puestos similares al tuyo o buscar en internet los rangos de salario para tu profesión. Toma en cuenta también la inflación. Es posible que no te den todo lo que solicites, pero es bueno tener una idea general.

Pero no temas aprovechar un buen momento

Finalmente, Alison Green, del sitio Ask a Manager, me dio un tip que ha resultado muy útil: también hay que tener en cuenta el momento. Elige un día que tu jefa o jefe vaya a estar tranquilo. O sea, no a la mitad de la semana de reportes o cuando tienen una auditoría.

Busy Work GIF by Originals - Find & Share on GIPHY

Y si estás teniendo una conversación en la que el tema surge naturalmente, como una junta en la que hablen de tu futuro o, mejor aún, una en la que se reconozca un éxito tuyo, se vale ser espontánea y explicar que quieres subir tu sueldo.

Pide retroalimentación

Pedir un aumento es la parte difícil, pero piensa también qué harás si te dicen que no. Una buena idea es preguntar qué tendrías que hacer o lograr para obtener el dinero que quieres, tal vez ahora no es posible pero sí dentro de seis meses o tal vez nunca habrá presupuesto para eso.

Así, aunque te nieguen el aumento, tú tendrás información muy valiosa que te permitirá decidir si quieres quedarte donde estás o abrir los ojos en búsqueda de mejores oportunidades.