Amy Winehouse, Britney y lo injustas que somos con los breakdowns de las celebridades

amy winehouse salud mental
Foto.Greg Gebhardt

Este 2019 se cumplen 12 años de aquel breakdown de Britney Spears y ocho desde que Amy Winehouse murió de una sobredosis accidental, y he estado pensando en cómo la prensa (y todos los demás) fueron crueles en el trato de sus problemas de adicción y salud mental.

Winehouse era una mujer de increíble talento, pero también con muchos problemas. A lo largo de su corto tiempo como figura pública fuimos testigos de sus cambios de peso, sus problemas maritales y sus idas y venidas de rehabilitación tanto o más de lo que escuchamos su música.

Cuando vi el documental Amy (2015), que hace una crónica de su vida y se centra en sus últimos meses, no pude evitar sentirme incómoda.

El filme deja claro que la atención mediática fue muy dañina para la cantante, pero ahí seguía yo, viendo una vez más sus recaídas como lo había hecho cuando ella estaba viva.

Amy Winehouse GIF - Find & Share on GIPHY

De la burla a los tributos

A ocho años de su muerte, parece que la manera en la que se toca el caso de Amy Winehouse es un poco más humano: tocamos el complejo tema de las enfermedades mentales y la recordamos por las hermosas canciones que nos dejó, más que por la polémica. Esta sensibilidad hizo mucha falta hace una década.

Lo mismo pasó con Britney: de las fotos sensacionalistas de ella atacando un coche con un paraguas, pasamos a los memes que dicen “cada día que pasa entiendo más a la Britney de 2007” y cuando, hace unos meses, ella canceló sus conciertos en Las Vegas, el tono fue más de comprensión que de burla.

Por supuesto, estos son solo unos ejemplos. Puedo pensar en otros casos como el de Amanda Bynes o Mischa Barton, quienes también fueron la broma de la prensa hasta que quedó claro que tenían un serio problema.

Todos somos responsables

Podemos pensar que estas son personas con infinitos recursos económicos para tratar sus problemas y que por ser figuras públicas merecen este tipo de escrutinio, pero esta actitud refleja que como sociedad no sabemos cómo lidiar que personas que están en crisis y necesitan ayuda.

Mental Health GIF - Find & Share on GIPHY

Ya perdimos a Amy y quizá nadie hubiera podido hacer nada para salvarla de sus demonios, pero en un mundo en el que la ansiedad y la depresión van en aumento, es importante reconocer que le hemos fallado no solo a las famosas sino también a las personas que nos rodean al no comprender lo delicado de la salud mental.