¿Cómo hacer sexting? Una guía para liberar el cachondeo desde tu celular

cómo hacer sexting
Foto. Gabrielle Henderson / Unsplash

Las palabras pueden excitar tanto como una caricia, si no fuera así 50 Shades of Grey no hubiese sido un bestseller y prácticas como el sexting (sex + texting) no serían cada vez más frecuentes.

Aceptémoslo, pocas cosas son tan excitantes como recibir un mensaje o una foto subida de tono cuando estás en el trabajo o mientras recorres los aburridos pasillos del supermercado.

Si quieres abrirte a la experiencia o mejorar tus habilidades en el sexting, checa esta sencilla guía.

1. El consenso lo es todo

Aunque no lo parezca, el sexting es una práctica íntima que requiere confianza, buena química y consenso, tanto para enviar como para recibir.

No es no. Así sea un mensaje o una foto, el respeto debe prevalecer y el espacio digital no es la excepción. Si tu pareja o crush no está interesada pueden negociar o buscar otras prácticas que les agraden a ambos.

2. Empuja tus límites

Una vez acordado el sexteo, ¡échale imaginación! Visualiza todo tipo de escenarios y ponlos en palabras.

Una buena forma de empezar la conversación es recordarle a tu crush cosas que pasaron la última vez que tuvieron sexo o lo que te gustaría que sucediera la próxima vez que se vean.

Juega con la memoria y propón posturas, olores y dile que no puedes dejar de pensar en ello.

Si es tu primera vez puedes empezar sutilmente e ir subiendo poco a poco la intensidad.

3. ¡Usa emojis!

El sexting no necesariamente tiene que ser intenso y salvaje cual libro vaquero, también se vale meterle humor y para eso los emojis son una gran ayuda.

Hay emojis que universalmente expresan cachondeo, así que no dudes en usarlos en tus mensajes para añadirle más candela al asunto.

Algunas opciones: 🍑🍆🔥👅💦

Recuerda, tu pareja no puede verte, así que tienes que lograr que se excite o al menos se entusiasme con lo que va a leer en una pantalla.

4. Se vale mandar fotos

Si escribir no se te da o simplemente quieres agregarle más emoción al sexting, entonces puedes mandar una foto en donde aparezcas muy sensuuuuuuaaaaaal.

No tiene que ser de cuerpo completo ni tiene que aparecer tu cara, quizá solo mostrar algún detalle de tu ropa interior, un zoom a tus labios o incluso algún gif o imagen que hayas encontrado en internet y te haya prendido.

Por cierto, antes de hacer esto, aquí te damos algunos consejos para mandar nudes de forma responsable.

5. Toma precauciones

Parece obvio, pero no olvides checar el destinatario MUUUUUY bien antes de mandar tu mensaje sensual, esto evitará que toda la oficina se entere de tus calenturas o que tu mamá vea tus nudes por accidente.

No que nos conste… pero se dice que ha pasado.

6. Otra forma de conocerse

Por último, no hagas nada que no desees hacer. Si lo intentas y no es lo tuyo, entonces déjalo. El sexting es una conversación y, como en toda plática, hay que expresar claramente lo que deseamos.

Enviar o recibir mensajes provocadores es divertido, saludable y también puede ser el juego perfecto previo a un encuentro sexual, pero si en algún momento el tono no te gusta o te parecen ofensivos los mensajes recibidos, no dudes en decirlo; lo mismo si prefieres un estilo agresivo, no sientas vergüenza por lo que te gusta, úsalo y disfrútalo.

Ahora sí, ¡a entrarle con ganas al sexting!