En defensa de vestir de negro todos los días (y por qué es lo mejor que pudo pasarme)

vestir de negro
Foto. Artem Kim/Unsplash

Lo único darks que tuve en la prepa fue la depresión. Aún así, nunca me uní al grupo de almas perdidas para las que su estilo implacable en negro era todo menos una fase.

Soy, probablemente, la persona menos darks del mundo, pero, al igual que a esos outsiders, el negro siempre me sedujo, ¿a quién no? Cuando vistes de ese color estás lista en cuestión de minutos, no hay que preocuparse por combinar o, si hay que hacerlo, es rápido.

Mi vida ha mejorado desde que la teñí de negro. Y es que el vestir de ese color funciona como la magia, el esoterismo y la brujería a la que tanto lo han ligado. Apenas te fundes con él y, de pronto, la gente te encuentra más estilizada, sofisticada y con un aire de misterio.

@SummerBreak GIF - Find & Share on GIPHY

“Parece que vas a un funeral”

Yo empecé a vestir de negro como salvavidas: el trabajo no me daba tiempo de sacar medio clóset, ponerlo sobre la cama y desfilar hasta tomar una decisión, así que me uniformé de negro y salí corriendo a mis compromisos.

El éxito fue tal que ahora casi todo mi guardarropa es de ese color, sin importar el calor y los “parece que vas a un funeral” que alguna gente suelta.

Audrey Hepburn Cinema GIF - Find & Share on GIPHY

Vestir de negro da la oportunidad de hacer trampa: si te manchas al comer, no se nota; puedes ponerte la misma combinación una y otra vez y nadie se da cuenta. Además, eres percibida como alguien “formal” e, incluso, excepcionalmente inteligente.

Uniforme divertido

La idea de inventarse un uniforme es práctica, y si se vuelve aburrida sólo hay que añadir un toque de color o a uno de sus grandes aliados: el animal print.

Respecto a los accesorios, a veces un poco de joyería en dorado luce muy bien, pero yo prefiero llevar cada vez menos cosas encima.

Over It GIF - Find & Share on GIPHY

No es una fase

El color negro va más allá de la sobriedad. Es el tono favorito de los gurús de Silicon Valley. Además nunca pasa de moda: cada año nos venden el “little black dress” como un básico infaltable para que la muerte o un suntuoso cóctel no nos tome por sorpresa y, si es así, pues al menos nos veamos espectaculares.

Pero no todo es practicidad o elegancia, el negro también ha sido símbolo de rebeldía e inconformidad. Pensemos en el movimiento de las Panteras Negras y los beatniks, que cambiaron la forma de ver el mundo —y en la que el mundo los veía— con sus luchas por los derechos, ideas inconformistas y a punta de atuendos rigurosamente negros.

Si pensamos en eventos de protesta más recientes, el negro fue el color elegido por las actrices de Hollywood en los Globos de Oro de 2017 para denunciar los casos de acoso y abuso sexual en la industria.

Emily Blunt GIF - Find & Share on GIPHY

Al vestir completamente de negro las posibilidades son infinitas, le va bien a todos los tipos de piel y de cabello, con él puedes transformarte en lo que tú quieras: puedes lucir elegante, sensual, sexual, seria, minimalista, peligrosa, poderosa lo que se te ocurra; añade labios rojos y listo, tira matar.

Y no, no es una fase.