5 consejos para usar mascarillas coreanas como toda una profesional

mascarillas coreanas

Las nuevas mascarillas de Momiji Beauty <3

Si hay días en los que te ves al espejo y sientes que tu cara necesita una ayudadita para recuperar su brillo, una buena opción es darle un shot de energía, y una de las maneras más fáciles de lograrlo es hidratándonos conscientemente. ¿Por qué? Pues porque la deshidratación es probablemente la culpable detrás de la mayor parte de nuestros males de belleza.

¿El maquillaje se te craquela? Falta de hidratación. ¿Tu zona T brilla como donita glaseada? Falta de hidratación. ¿Hay líneas de expresión que antes no estaban ahí y no tienes ni 18 años? Falta de hidratación.

¡Benditas mascarillas coreanas!

Una de las formas más fáciles y divertidas de darle hidratación a tu piel es utilizando esas mascarillas coreanas de algodón o hidrogel que todxs aman, y con justa razón, ya que ayudan a que todos los ingredientes que contienen se absorban muy bien, pues el hecho de ser una especie de máscara impide que el suero se evapore y así recibas todos sus beneficios.

Momiji Beauty decidió crear su propia línea de mascarillas coreanas hechas de cupro, una fibra que proviene del algodón de la más alta calidad, que además contienen centella asiática, ácido hialurónico y extractos de hoja de abedul, ¡todo un coctel de amor para tu carita!

Hay tres variedades: Pore celaine, hidrata y tonifica poros; Sweet Sixteen, reafirma y restaura; Wonder Glow, ilumina y calma.

mascarillas

Como todo, usar mascarillas coreanas tiene su chiste, por eso le pedimos a las fundadoras de Momiji, las regiomontanas Cecy y Ale Young, que nos compartan sus mejores tips para sacarles provecho al máximo.

1. Asegúrate de que tu piel esté bien limpia antes de aplicarla

Es importante hacer una limpieza completa para que el suero que cubre la mascarilla se absorba muy bien. Ale y Cecy recomiendan utilizar un limpiador suave con pH bajo y exfoliar con un exfoliante mecánico o scrub. Esto último hazlo sólo dos veces por semana para no irritar tu piel.

2. Utilízala el tiempo correcto 

El tiempo ideal para traer puesta tu Momiji Mask es de un mínimo de 20 minutos para que los ingredientes penetren la piel correctamente. Ponte una bandita para que el pelo no te estorbe, colócala bien y, una vez que hayan transcurrido, retírala y no enjuagues.

La idea es que permitas que los residuos se sigan absorbiendo. Un buen tip es dar palmaditas suaves sobre la cara o un masaje.

3. Aprovecha el resto del suero

¡No tires el empaque inmediatamente! Utiliza los sobrantes para el cuello y manos, o guárdalo para usarlo en lugar de tu suero en otro momento.

Que las mascarillas coreanas sean desechables no significa que no puedas sacarles provecho más de una vez.

4. Domina el arte del multimasking

Aprovecha esos 20 minutos con las mascarilla puesta para consentir otras partes de tu cara. Primero, coloca unos parches para ojos de hidrogel sobre las ojeras y sobre ellos, aplica la mascarilla. ¡Combo perfecto!

Las nuevas Momiji Masks son ideales para esto, pues la fibra de cupro hace que se adhieran perfectamente a tu cara y no se desprendan. O sea que además de hacer multimasking, también puedes ser multitasker.

5. Mételas al refrigerador

Este tip es buenísimo para los días que despiertas con la cara súper hinchada después de la fiesta o cenar algo muy salado (sushi face).

Guarda tus mascarillas coreanas en el refri para que cuando esto suceda, puedas disfrutar de un apapacho súper refrescante y funcional.

El frío les da un beneficio extra a las mascarillas coreanas, pues no solo se siente delicioso, también te ayuda a reducir inflamación, así como calmar rojeces, tonificar poros y reafirmar.

Puedes encontrar las nuevas mascarillas en www.momijibeauty.com a partir del 7 de noviembre de 2018.