10 datos que tienes que saber sobre Nadia Murad: ganadora del Premio Nobel de la Paz 2018

Algunas personas son capaces de encontrar una fortaleza inquebrantable en las peores situaciones, y una de ellas es, sin duda, Nadia Murad, una mujer iraquí que tras haber sido raptada por el grupo yihadista Estado Islámico en 2014, logró escapar y volcar su vida al activismo para acabar con el uso de la violencia sexual como arma de guerra.

A sus 25 años de edad, Nadia Murad acaba de ser acreedora del Premio Nobel de la Paz 2018. 

10 datos sobre Nadia Murad que tienes que conocer

View this post on Instagram

"Sexual violence in conflict is a threat to peace and a stain on our common humanity. Yet it remains widespread. Congratulations to our UN partners Denis Mukwege and Nadia Murad on the @NobelPrize_org. We will continue to support their courageous efforts." "By honouring these defenders of human dignity, this prize also recognizes countless victims around the world who have too often been stigmatized, hidden and forgotten. This is their award, too." — #UnitedNations Secretary-General António Guterres on Friday's announcement that the 2018 #NobelPeacePrize will be awarded to Denis Mukwege and UNODC Goodwill Ambassador Nadia Murad for their efforts to end the use of sexual violence in conflict. 📷: Nadia Murad at UN Headquarters (UN Photo); Dr. Mukwege with UN Messenger of Peace Charlize Theron at Panzi Hospital in South Kivu, Democratic Republic of the Congo (MONUSCO). #GlobalGoals #StandUp4HumanRights

A post shared by United Nations (@unitednations) on

Origen

Nadia Murad nació en 1993 en Kojo, Sinjar (al norte de Irak) y pertenece a la minoría étnica religiosa yazidí.

El evento que la marcó

En agosto de 2014, cuando Nadia tenía 21 años, la villa en la que vivía sufrió un violento ataque por parte del Estado Islámico y ella fue secuestrada.

El grupo yihadista mató a cientos de personas –entre ellos la madre y seis hermanos de Nadia– y secuestró a las mujeres y niñas para convertirlas en esclavas sexuales.

Captura y escape

Nadia Murad permaneció tres meses secuestrada y sometida a diferentes formas de tortura como golpes, violaciones colectivas y el abandono de su fe.

Logró escapar cuando su captor olvidó poner seguro a la puerta y tuvo la fortuna de ser acogida por una familia que le ayudó a llegar a un campamento de refugiados en Duhok, Irak.

Narrando su experiencia

En dicembre de 2015, Nadia Murad habló por primer vez frente al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la trata y tortura de las personas yazidís a manos del Estado Islámico.

Embajadora de Buena Voluntad

A los 23 años fue nombrada la primera Embajadora de Buena Voluntad de las Naciones Unidas para la Dignidad de los Sobrevivientes de la Trata de Personas.

Una mirada cercana

Nadia Murad es autora del libro “Yo seré la última: Historia de mi cautiverio y mi lucha contra el Estado islámico” en el que narra su experiencia de lucha y supervivencia.

La revista especializada en reseñas Kirkus Reviews, describe el libro de Nadia Murad como “Una narración cruda y aterradora del genocidio religioso y la vida en cautiverio bajo el Estado Islámico de una joven superviviente yazidí. Con vívidos detalles y auténtica y desgarradora emoción, la autora relata no solo su inimaginable tragedia, sino también la de todo un pueblo, el suyo, que el resto del mundo ignora. Una autobiografía devastadora, pero al mismo tiempo inspiradora, que actúa en el lector como una llamada urgente a la acción”.

Una importante aliada y amiga

Nadia Murad es cercana a Amal Clooney, la abogada defensora de los derechos humanos, quien además de escribir el prólogo para su libro, ha sido su representante legal.

View this post on Instagram

Nadia Murad, #UnitedNations Goodwill Ambassador for the Dignity of Survivors of Human Trafficking and Yazidi survivor of capture and sexual violence at the hands of ISIL (left), talks to Amal Clooney, legal counsel to Yazidi victims, at a UN Headquarters high-level event on the fight against impunity for atrocities. Tuesday is International Day for the Elimination of Sexual Violence in Conflict. "Sexual violence in conflict is a threat to our collective security and a stain on our common humanity," said UN Secretary-General António Guterres, who believes that the "prevention of sexual violence must remain one of our highest priorities." Our colleagues from @UNWomen are working to hold perpetrators accountable and achieve justice for survivors of sexual violence in conflict. The goal is to make these crimes a relic of the past. On #EndRapeInWar Day and every day, join us in supporting courageous survivors seeking justice. 📸: UN Photo / Rick Bajornas

A post shared by United Nations (@unitednations) on

Cambiando la historia

De acuerdo con el sitio Vanity Fair España, en septiembre de 2017, Nadia Murad y Amal Clooney “lograron que el Consejo de Seguridad adoptara una resolución para investigar los crímenes cometidos por el ISIS en suelo iraquí y así poder emplear esa información en los juicios contra el terrorismo”.

Premio Nobel de la Paz 2018

Junto al doctor congoleño Denis Mukwege, Nadia Murad fue homenajeada este 2018 con el Premio Nobel de la Paz.

La organización explicó que eligió a ambos personajes por “sus esfuerzos para poner fin al uso de la violencia sexual como arma de guerra y conflicto armado”.

“Ambos galardonados han hecho una contribución crucial para centrar la atención y combatir estos crímenes de guerra. Denis Mukwege es el ayudante que ha dedicado su vida a defender a estas víctimas. Nadia Murad es la testigo que habla de los abusos perpetrados contra ella y otros. Cada uno de ellos a su manera ha ayudado a dar mayor visibilidad a la violencia sexual en tiempos de guerra, para que los perpetradores puedan ser responsabilizados por sus acciones”, explicó la organización del Nobel de la Paz.

Una nueva vida

Tras escapar, Nadia Murad se mudó a Alemania como parte del programa de refugiados del Gobierno de Baden-Württemberg.

En agosto de 2018 se comprometió con su pareja, Abid Shamdeen, quien es un exintérprete para la armada estadounidense y activista por los derechos humanos.