Recordamos a las mujeres de Chimalpopoca a un año del terremoto del 19S

mujeres de Chimalpopoca

El 19 de septiembre es una fecha que siempre será recordada, tanto por el terremoto de 1985 como el de 2017. Existen muchos sentimientos encontrados respecto a ese día, también existen muchas historias que contar, personas para las que no ha terminado esa pesadilla y siguen viviendo en las calles, lamentando la muerte de sus seres queridos.

Un año es muy poco tiempo para sanar heridas y sabemos que hay muchos testimonios por recordar, entre ellos el de las mujeres de Chimalpopoca, a quienes es importante nombrar para darles vida. 

¿Qué pasó en el edificio de Chimalpopoca?

El edificio número 168 de la calle Bolívar, esquina con Chimalpopoca, en la colonia Obrera, se desplomó en el terremoto del pasado 19 de septiembre de 2017. Ya existían indicios de que el edificio estaba en malas condiciones y que había riesgo de que se cayera desde la década de 1990. El inmueble decía ser de oficinas de la Procuraduría Agraria, pero desde los últimos dos años ya sólo era rentado por particulares.

No hay versión real sobre quién era propietario del edificio, nadie quiso dar nombres.  El silencio de las autoridades incrementó las dudas sobre los permisos de suelo y el estado en que se encontraba el inmueble. 

A pesar de que en 2004 una evaluación de seguridad del Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) declaró que el edificio corría peligro por fallas en el diseño y daños sufridos a lo largo de su historia, el inmueble cargaba 42 toneladas de una estructura metálica que tenía antenas en su techo.

¿Quiénes trabajaban en el edificio?

Cuatro empresas compartían el edificio, tanto directivos y administrativos, así como las trabajadoras. Casi todos quedaron sepultados mientras intentaban bajar por las escaleras. 

Según el comunicado de la Secretaria de Trabajo, dentro del inmueble se encontraban las empresas Dashcam System México S.A. de C.V. especializada en cámaras de seguridad para vehículos; Línea Moda Joven, una fábrica de ropa para marcas como Foley’s, New Fashion y Shasa; SEO Young International, empresa dedicada a bisutería para vestidos, y la compañía ABC Toys. Hasta ahora, ni las empresas ni el gobierno de la ciudad han revelado la cifra de empleados que ocupaban el interior del inmueble. 

Dos de las trabajadoras de la fábrica fueron rescatadas con vida, pero no sabemos con certeza cuántas más se quedaron allí. Las personas que viven por ahí calculan que eran entre 50 y 100 mujeres cuyos nombres no se conocían, pues para los dueños de las empresas sólo eran un número más. En el terremoto del 85 también fueron las costureras las que murieron, se calcula que entre 600 y 1,500 perdieron la vida. Treinta y dos años después, volvió a ocurrir.

La Brigada Feminista.

Ante la falta de respuestas y de información por parte del gobierno, una brigada feminista acudió el 21 de septiembre para exigir un trato digno a los cuerpos de las mujeres muertas por el colapso, además de dedicarse a picar piedra y remover escombros.

Ante la insistencia de las autoridades de que ya entrara maquinaria pesada, la brigada feminista gritaba “nuestros cuerpos no son desecho”. Sin embargo, se pudo hacer muy poco.

Platicamos con Dian Esbrí, una de las mujeres presentes durante la Brigada Feminista y el memorial para las trabajadoras.

“Había mucha banda feminista y había tensión con la policía por los altercados de los días anteriores, hubo un enfrentamiento cuando querían meter maquinaria y la brigada feminista no lo permitió hasta que no se aseguraran de que no había más personas atrapadas”, nos cuenta Dian. “En el piso había agujeros que se hicieron buscando los sótanos donde se rumoraba había mujeres trabajando. Dicen que no se encontró a nadie más, pero es eso, todo lo que se maneja alrededor de esto son rumores”.

Las condiciones de vida de estas mujeres eran bajos sueldos, sin prestaciones de seguridad social y sin la certeza de ser indemnizados sus familiares. Todo esto salió de un informe sobre las condiciones laborales de la Secretaría de Trabajo y Fomento al Empleo de la Ciudad de México. Los sueldos de las trabajadoras estaban entre los $85 y $300 pesos diarios.

Foto. Dian Esbrí

En memoria de las mujeres de Chimalpopoca

El domingo 24 de septiembre de 2017, las labores de rescate terminaron, con un total 15 personas fallecidas: 12 mujeres y 3 hombres, una cifra “oficial” que sigue rodeada de contradicciones. Al principio se hablaba de 21 cuerpos encontrados, esto a tres días del terremoto, sin embargo, para principios de octubre ya se manejaban como cifras “oficiales” un total de 15 personas.

“No sé cuántas eran en realidad, parece que hay muchos datos raros, las cifras las cambiaban todo el tiempo”, recuerda Dian. “Escuché rumores de que no las dejaron salir al simulacro, ni cuando sucede el terremoto, también escuché que no había nadie ahí, que era una bodega, pero en realidad todo eran especulaciones”.

mujeres de Chimalpopoca

Foto. Dian Esbrí

Ante esto, colectivas feministas realizaron un memorial para recordar a las mujeres de Chimalpopoca fallecidas. Con flores, pintas, sonidos de tambores y prendas como homenaje a las trabajadoras que murieron en el sismo, como despedida, pero también como un acto de justicia y dignidad.

“Fue un momento bien raro, como que el día estaba muy claro y estaba lleno de polvo, se sentía un ambiente devastador. Las compañeras pusieron una cruz grande color rosa y muchas chicas alzaban el puño, se abrazaban y lloraban, como si en ese momento hubiéramos perdido la esperanza. Y era horrible porque estaban ahí todas, ¿sabes? las que siempre están defendiendo a la gente, esas feministas radicales que siempre están para las víctimas, a las que he visto en todas las marchas y en todos los actos, eran esas mismas las que defendían la posibilidad de encontrar vida”.

Para no olvidar…

Un momento de memoria para Irma Chávez; para Amy Huang; para Pei Ju Chin; para Wang Chia Yu; para Gina que también era Lai Ying Xia; para Helen Juang; para Silvia Migueles; para Ana Ramos; para Sonia Rico; para María Teresa Lira; para Maricruz Rosas; para María Elena Sánchez. Para todas ellas que fueron las mujeres registradas como fallecidas, pero también para todas las demás, sin nombres, sin saber exactamente quiénes eran, las nombramos y las recordamos a un año de su partida.

mujeres de Chimalpopoca

Foto. Dian Esbrí

Sabemos que este día es aún una herida abierta para muchas personas, incluida la ciudad en sí misma, sin embargo, nos parece importante hablar de ello como un acto de memoria hacia todas las personas fallecidas y, sobre todo, como un acto de exigir atención y justicia para quienes llevan estos procesos a las autoridades.