El pink tax, así es como las mujeres pagamos más por los mismos productos.

ink tax

Foto. Rawpixel

El pink tax o impuesto rosa está presente en nuestras vidas cotidianas. Lo vemos cuando vamos al supermercado, a las tiendas de ropa o hasta en la tintorería, pero muchas personas no sabemos ni qué es.

Seguramente te has dado cuenta en un supermercado o en una farmacia que los productos de mujeres son mucho más coloridos (en su mayoría rosas) y los de hombres son más sobrios.

Bueno, pues la próxima vez que vayas, además de admirar los colores, fíjate en los precios, porque por el mismo producto, incluso de la misma marca, las mujeres pagamos más. A eso se le conoce como el pink tax.

El pink tax sí existe, en todos lados

Como tampoco hay que creer todo lo que leemos nada más así como así, hice un experimento y me lancé al supermercado más cercano, para ver si era cierto eso del pink tax… y sí, lo vi clarito.

La diferencia que pagamos las mujeres por los mismos productos que usan los hombres existe, aunque muchas veces no es muy grande.

En diciembre de 2015, el departamento de asuntos de consumidores de Nueva York publicó un informe en el que comparó versiones femeninas y masculinas de 800 productos, de 90 marcas y en 24 tiendas distintas. El resultado fue que las mujeres pagamos 7% más que los hombres por los mismos productos.

Mic GIF - Find & Share on GIPHY

¿Qué productos tienen más pink tax?

Por ejemplo, en donde es mucho más evidente es en los productos de belleza, como los rastrillos y las cremas. Por un paquete de dos rastrillos rosas de Gillette pagas $59.62 pesos, mientras que por otro exactamente igual, pero en color azul, pagas $58.49.

Otro caso son las cremas para la cara, una crema sencilla Nivea para mujer cuesta $57.47, mientras que la misma crema para hombre cuesta $52.45. 

En otras cosas donde se nota el pink tax es en la ropa, fui a una tienda de fast fashion a comparar los precios de playeras básicas. Una camiseta básica blanca de hombre cuesta $129, mientras que una camiseta igual de mujer cuesta $159. En lo único que variaba era en el corte del cuello, pero sólo por esa razón la prenda de mujer cuesta $30 más que la de hombre.

Mic GIF - Find & Share on GIPHY

¿De dónde viene el pink tax?

Ahora que hemos aclarado qué es el pink tax y que es real, surge la enorme duda de dónde viene o cuál es su razón de ser.

No podría justificarse con el costo de producción, porque estamos hablando de los mismos productos y las mismas marcas, sino más bien debe estar relacionado con la concepción de que la mujer va a pagar más con tal de verse “bella”. 

De hecho, la plataforma digital de noticias Mic tiene varios artículos al respecto. En uno menciona que “las compañías ponen el impuesto porque saben que las mujeres van a pagar por esos productos”.

Existe la creencia de que las mujeres siempre tenemos que estar lindas –bajo una construcción social heternormada– así que la publicidad nos bombardea a diario con cómo debemos de vernos, oler e incluso pensar.

Britney Spears 90S GIF - Find & Share on GIPHY

Las mujeres ganamos menos y pagamos más.

No quiere decir que esté mal depilarse o cuidar tu aspecto físico, pero sí habría que analizar para qué o, más bien, para quién lo hacemos, porque al final la mercadotecnia buscará aprovecharse de ello.

Ya no basta con la brecha salarial que existe entre hombres y mujeres por hacer el mismo trabajo, sino que también pagamos más por las mismas cosas, por eso vale la pena saber que el pink tax es real.

Así quizá la próxima vez antes de comprar, primero echemos un ojo al pasillo de hombres para ver si encontramos una alternativa más barata.