ADN de un ícono: Yma Sumac, la reina de la fusión

Yma Sumac

Si hablamos de mujeres emblemáticas, Zoila Augusta Emperatriz Chávarri del Castillo, conocida como Yma Sumac, que quiere decir “qué bello!”, “linda flor” o “niña linda” en Quechua; aseguraba ser descendiente directa del último emperador inca, Atahualpa. Y verdad o mentira, este mujerón era digna de la realeza.

Una voz para la historia

Siempre con un porte, con el que solo se nace y una voz que no se adoctrina. Yma aprendió a cantar imitando a los pájaros y el ambiente que la rodeaba.

Aunque falleció en 2008, su voz sigue siendo un espejo de los grandes paisajes de las selvas peruanas y nunca nadie ha logrado repetir lo que ella ha ofrecido a nuestros oídos y todos nuestros sentidos, en realidad.

Yma Sumac, Embajadora cultural

Cuando hablamos de Yma, hablamos de la Reina de la fusión. Culturalmente su personaje es muy particular porque lleva el sincretismo a un siguiente nivel. Canto, teatro, cine y moda, todo se veía enriquecido después de que ella se apropiaba de la escena.

Esta gran mujer puso en alto a sus ancestros y jugó con el presente sin ningún temor. Nunca le importó lo que pensaban los demás y jamás intentó encajar. Yma, aunque soprano, no hacía opera, no cabía en sus estándares. Estaba por encima del estándar y a todos les gustaba.

View this post on Instagram

A voz… O Mito… #ymasumac

A post shared by Cláudio de Moraes (@claudio_de_moraes) on

De Perú para el mundo

La internacionalización de la diva peruana fue un éxito, daba conciertos en la ciudad más pequeña y hasta en la Unión Soviética. Más de 35 años de carrera, desde que era una adolescente en los 40’s, llevó a su audiencia el trino de un pájaro y los sonidos de la selva, en agudos y graves que ningún otro ser humano ha podido lograr.

View this post on Instagram

Yma Sumac, Peruvian-American soprano. #braids #textiles #peruvian

A post shared by little ghost (@phantomsleep) on

La Diva Inca Hollywoodense de los 60´s

“Si la gente dice que soy leyenda, pues seguramente lo soy”, declaró Yma en una de sus más famosas entrevistas. Y es que esta diva de belleza única, se convirtió en un ícono, no solo por la magnificencia de su voz; sino también, por su fuerte carácter y sus pomposos atuendos.

Ya para los años 60´s, las tiaras y los vestidos fluidos eran una marca del “estilo de Yma”, ella diseñaba, junto con su hermana, sus vestuarios para las presentaciones.

Telas brillantes con bordados incas, joyas de plata con grabados quechuas, siempre creando un mezcla entre el folklore inca y todo lo que el “Nuevo Hollywood” tenía para ofrecer.

View this post on Instagram

#ymasumac holding court after her show at the #hotelroosevelthollywood in the 80’s

A post shared by Steve Willis (@thestevewillis) on

Ahora, Yma descansa en el Hollywood Forever Cemetery a lado de las otras grandes divas que nos dieron las más elegantes formas de fuerza, belleza y talento.

Reverencia 🙌