Ideas para vestir súper cómoda en la oficina (cuando llegar en pijama no es una opción)

súper cómoda

Foto. EVG


Algunos días dan ganas de no hacer nada más que existir. Son esos días en los que te sientes irritable, piensas que nada te queda bien y si no tuvieras que cumplir con tus obligaciones de la vida adulta, probablemente te quedarías en casa echa bolita. Sin embargo, el mundo sigue girando independientemente de cómo te sientas, así que hay que encontrar formas de hackear el sistema y llevar ese comfort que da el hogar al mundo exterior.

La ropa es una excelente manera de hacerlo y aunque llegar en pijama a la oficina suene tentador, quizá a tu jefe/a no le parezca lo más profesional. Por eso le preguntamos al equipo Malvestida cuáles son sus secretos de estilo en los días en los que lo único que importa es la comodidad.

 

El suéter capullo

“Cuando tengo flojera de producirme demasiado o ando bajoneada, mi secreto es usar un suéter súper grande y suavecito. No importa si llevo unos jeans o una falda con una playera súper sencilla, el suéter le añade un toque más formal al look y al mismo tiempo me hace sentir como estar dentro de un capullo calientito. 100% recomendado”.



Pantalones amplios

“¡Pantalones acampanadoooooos! Eso sí, que no sean de mezclilla o de telas muy gruesas. Para mí los pantalones tipo palazzo son lo mejor para cuando quieres sentirte en pijama todo el día. Si te consigues unos que tengan elástico en vez de cierre, pues ya la armaste”.



El vestido de lino

“Últimamente estoy obsesionada con los vestidos de lino, porque son súper ligeros y perfectos para los días de calor en los que sientes que te derrites. Me compré un par (uno beige y uno negro) y ahora son mi comodín de estilo cuando ando con prisa. Además me encanta que puedes añadirle un cinturón y unos aretes grandes y automáticamente te ves más elegante”.



Los infalibles leggings

“No me importa que hagan campañas para erradicar los leggings, la verdad es que son lo mejor para cuando quieres sentirte súper cómoda. Cuando quiero usarlos para la oficina los combino con una blusa larga y una gabardina y así ya no se ven tan informales”.



Tenis por siempre

“La verdad es que, aunque sea el peor de los días, siempre me siento cómoda cuando uso tenis. Mi secreto para que se vean con más ‘ondita’ es combinarlos con calcetines bonitos y diferentes”.